dimecres, 26 de juliol de 2017

81 años después, identificada la única foto de fusilados cordobeses antes de morir


http://cordopolis.es/2017/07/25/81-anos-despues-identificada-la-unica-foto-de-fusilados-cordobeses-antes-de-morir/


La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica pidió ayuda en redes sociales para dar con una imagen icónica, tomada el 25 de julio de 1936



Fotografía de Santos con los presos brazos en alto antes de ser fusilados.

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica pedía ayuda por redes sociales. ¿Dónde fue tomada esta foto? La imagen, simple y terrible, muestra a un grupo de unas decenas de personas que están a punto de morir. Es 25 de julio de 1936 y es Córdoba. Y es el único testimonio gráfico en la provincia de un grupo de personas que segundos después van a estar muertas. Pero, ¿dónde ocurrió?
La fotografía, icónica, fue publicada el 21 de agosto de 1936 en el periódico La Voz, poco antes de que cambiase de nombre. Atribuida al fotógrafo cordobés Santos, que se movía entre las líneas franquistas, hablaba de “una población de la provincia”. El pie de foto, terrible, describía así la escena: “Nuestra foto de hoy muestra un detalle de la limpia de marxistas que realizan las fuerzas que luchan por España en los pueblos. Una columna de Córdoba, al llegar a una población de la provincia, en sus cercanías, detiene a grupos de fugitivos marxistas que huyen a la llegada del Ejército, buscando en la huida la impunidad de sus crímenes. Las fuerzas al servicio de la Patria están dando pruebas de un alto espíritu valeroso, de una heroicidad extraordinaria y de una magnífica disciplina”.


Buscamos ayuda para localizar el lugar de Córdoba donde fue tomada esa foto. Si sabes algo: memoria36@hotmail.com
La imagen había empezado a circular en redes sociales con cierta intensidad en el año 2013. Incluso había servido para ilustrar alguna noticia sobre la Guerra Civil española y la represión que la siguió. El testimonio gráfico es impresionante. No constan muchas más imágenes parecidas que no sean un montaje. Y menos en la provincia de Córdoba. Pero faltaba saber dónde estaba tomada.
Aunque tanto el profesor Francisco Moreno Gómez como el historiador Arcángel Bedmar identificaron el pueblo donde se tomó y la fecha en que se hizo (Fernán Núñez, 25 de julio de 1936), ha sido el periodista Antonio Villarreal el que ha dado con el lugar exacto en el que el fotógrafo Santos hizo clic.
Antonio Villarreal ha investigado las publicaciones de La Voz de Córdoba en días anteriores al 21 de julio. De hecho, el día 19 publicó una foto muy similar, con fusilados también brazos en alto poco antes de morir. No había duda, pertenecía a la misma secuencia de Santos, aunque el redactor de un periódico que fue republicano pero que el 18 de julio fue incautado por los golpistas (con su director y muchos de sus periodistas asesinados), identifica erróneamente con Baena.
El error de la imagen fue subsanado por Moreno Gómez y por Bedmar hace años, gracias a muchos testimonios orales. Pero ahora Antonio Villarreal ha identificado exactamente dónde ocurrió la gran matanza del día de Santiago de 1936 que muchos fernannuñenses han recordado a lo largo de generaciones.
Como detalla el propio Arcángel Bedmar en un extenso reportaje histórico, ese día una columna de voluntarios y falangistas apoyados por militares partió de Córdoba. Había pasado apenas una semana del golpe de estado, que triunfó en la capital pero no en los pueblos. El municipio más cercano a la ciudad por la antigua carretera de Málaga (hoy la N-331, que sigue teniendo el mismo trazado que entonces) era Fernán Núñez. Ahí llegó una columna que en unas horas venció la escasa resistencia armada del pueblo y que rápidamente comenzó una feroz represión. Al menos 53 personas fueron fusiladas ese mismo día (incluidas mujeres embarazadas). Hubo un centenar de detenidos y encarcelados, para ser asesinados poco después.
Pero, ¿dónde ocurrió? En 81 años, el paisaje de Fernán Núñez ha cambiado mucho. En las dos imágenes puede observarse, de fondo, un olivar. En primer plano están la carretera, algunos vehículos aparcados y una especie de era donde se solía aventar el trigo. De fondo, a la izquierda, un gran edificio, una construcción singular que, desgraciadamente, ha cambiado mucho hoy. Es la ermita del Calvario.
El trabajo de Antonio Villarreal, muy preciso, ha dado con el lugar exacto, muy alterado. Hoy ya no hay una era ni es visible el olivar del fondo. En su lugar, una tienda de muebles tapa parte de la visión de la actual ermita, muy reformada después de que sufriese ruina en varias ocasiones. Hoy, junto a la carretera, hay un ramo de flores. No es por las víctimas de aquel día, sino por un accidente de tráfico que desgraciadamente también ha regado esas cunetas de sangre.


La imagen, con los vehículos aparcados en la carretera de Málaga | SANTOS