dimarts, 25 de juliol de 2017

Exhumaciones a víctimas del franquismo


http://www.telesurtv.net/news/Exhumaciones-a-victimas-del-franquismo-20170724-0028.html




Después de que arqueólogos españoles encontraran los huesos de Timoteo Mendieta, víctima del franquismo, hay más de 150 personas que pidieron la identificación de los restos de sus familiares.
La última vez que Ascensión Mendieta vio a su padre fue en 1939, cuando le abrió la puerta a los soldados franquistas que se lo llevaron. Timoteo dormía. Ella tenía 13 años.    
Después de la detención, a Timoteo lo llevaron a la Prisión Central de Guadalajara, a unos cincuenta kilómetros de Madrid, en España. Pasó allí, como muchos otros encarcelados por el régimen de Francisco Franco, los últimos meses de su vida. El 15 de noviembre de 1939 lo condenaron después de un juicio sumarísimo. Su sentencia: “pena de muerte por adhesión a la rebelión”. Al día siguiente lo fusilaron. 
María Ibarra, la esposa de Timoteo y madre de sus cinco hijos, no llegó a ver el cadáver. Cuando llegó a Guadalajara desde la capital, los franquistas ya lo habían tirado a una fosa común del Cementerio del pueblo. 
Entre 1939 y 2017 pasaron 77 años. Los mismos años que Ascensión Mendieta pasó buscando los huesos de su padre. Recién este año logró, junto con la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica y la Justicia argentina, exhumar la fosa común donde estaba enterrado y darle una sepultura digna. 





Ascensión Mendieta ha pasado 77 años buscando los restos de su padre.
-Yo quiero un hueso de mi padre, sólo un hueso, -Eso fue lo primero que le dijo Ascensión Mendieta a la jueza María Romilda Servini de Cubría en 2010 cuando llegó a Argentina para sumarse a la Querella argentina. Durante el vuelo había cumplido 88 años. 
Su hija, Chon Mendieta, fue la que impulsó a la familia a llevar el caso a la justicia extranjera. La de los Mendieta fue el primer caso español que necesitó ir a un tribunal de otro país para obligar al Estado a hacerse cargo de sus crímenes de Lesa Humanidad. 
La Querella Argentina nació el 14 de abril de 2010 de la mano de la jueza argentina.  En la presentación, y sumándose como querellantes, estaba el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y otras organizaciones de derechos humanos de Argentina y España. Todos ellos imputaron al reino de España para que investigue, juzgue y condene penalmente a sus propios genocidas. 
Para poder dar con los huesos de Timoteo y abrir las fosas donde se encontraba, Servini de Cubría tuvo que enviar tres exhortos; tres auxilios judiciales. En esos escritos, la Querella Argentina le recordó a España que, basándose en el derecho internacional y la Justicia Universal, los crímenes de Lesa Humanidad no prescriben. La España que dejó el caudillo es, después de Camboya, la nación que tiene más fosas comunes en el mundo. 
La querella argentina tiene el número 4591/2010 y se llama: “N.N. por genocidio y/o crímenes de lesa humanidad cometidos en España por la dictadura franquista entre el 17 de julio de 1936, comienzo del golpe cívico militar, y el 15 de junio de 1977, fecha de celebración de las primeras elecciones democráticas”. 

La exhumación

La Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica nació en 2010, cuando su ahora presidente, Emilio Silva, quiso exhumar los huesos de su abuelo. Durante ese proceso se dio cuenta que, en vez de una cuestión meramente familiar, la búsqueda era una cuestión de Estado. 
Por estos días, la Asociación sólo cuenta con trabajadores voluntarios. El gobierno de Mariano Rajoy decidió dejar de financiar la Ley de memoria histórica, y por eso, el financiamiento que recibe la ARMH son premios, cuotas de socios y contribuciones de organizaciones hermanas. La exhumación de Timoteo Mendieta fue posible porque el sindicato de electricistas noruegos llamado El & It han donado cerca de 50.000 euros desde 2014. 
Según los libros de enterramiento del cementerio, Timoteo estaba enterrado en la fosa 2.  La ARMH inició, después de dos exhortos judiciales la búsqueda en en enero de 2016. Sacaron 22 cuerpos pero cuando enviaron las muestras genéticas a Argentina, ninguno era el de él. 
“Fue mucho lo que tuvimos que esperar”, dijo Chon Mendieta a teleSUR cuando recuerda los casi nueve meses que se demoró el resultado de las muestras genéticas de la fosa 2. Es que para poder identificar con un 99.9% de certezas, la ARMH trabaja en conjunto con el Equipo Argentino de Antropología Forense. En Argentina los análisis son gratis, mientras que en España deben financiarlos desde la organización. 
En 2017 y tras otro pedido judicial, abrieron la fosa 1 y cuatro fosas individuales. Esta vez recuperaron 24 cuerpos. Una vez más, la mayoría de los cuerpos tenía signos de violencia y un orificio de bala en el cráneo, perteneciente a los tiros de gracia. Según el análisis osteológico y de ADN, Timoteo Mendieta fue el primer cuerpo de la fosa 1: el primero que fue desenterrado en el año. 
La exhumación de la fosa 1 respondió a la hipótesis que manejaban desde la organización: Si Timoteo no estaba en la fosa 2,  debía estar en la de al lado. El 9 de junio, 12 días después de que terminaran las excavaciones, el laboratorio de análisis genéticos de Madrid anunció que entre las muestras extraídas estaba el ADN de Timoteo Mendieta. 
Timoteo Mendieta era un carnicero y sindicalista que, hasta ser detenido en 1939, era el presidente de la UGT de Guadalajara. Tuvo cinco hijos; tres varones y dos mujeres. Ascensión fue la única hija que después de casi ochenta años pudo enterrar sus huesos en el Cementerio Civil de La Almudena, en Madrid. 
“Durante tanto tiempo ha estado tirado allí, y ahora puede descansar”, dijo Ascensión a teleSUR sobre su padre. “Él y todos los que hemos sacado”, agregó. 
En la exhumación de Guadalajara no sólo encontraron a Timoteo Mendieta: entre las seis fosas, la ARMH sacó más de cincuenta cuerpos que esperan ser identificados. Pero si algún familiar de desaparecidos quiere recuperar los cuerpos de las otras 16 fosas, deben hacer la misma ruta legal que la familia Mendieta: viajar a otro país, iniciar los procedimientos penales internacionales y obligar a los tribunales españoles. El Estado español se ampara en la ley de Amnistía para evitar iniciar investigaciones en torno a los crímenes del franquismo. 
La cifra oficial dice que en España hay 114.226 hombres y mujeres desaparecidos, enterrados en cunetas, vera de los ríos, montes y fosas comunes en cementerios. 





"Asesinado por defender la libertad", una de las lápidas de las fosas comunes.

 

¿Qué es la ley de memoria histórica?

"Es una ley que simplemente sirvió para hacer una cierta propaganda política y a efectos reales no ha servido de mucho. Creó mucha controversia, mucha bronca política entre el partido que la creó, el Partido Socialista y el partido de derechas, el Partido Popular. Pero a efectos prácticos y para las personas que vivimos la Recuperación de la Memoria Histórica día a día, o para los familiares que tienen esa necesidad de recuperar a los suyos, con esa ley en la mano vemos que ha sido muy floja. Algo tan sencillo como que, para poder acceder a lugares donde hay fosas comunes, en éste mismo lugar, la Ley de Memoria Histórica tendría que obligar al ayuntamiento de Guadalajara a acceder a los terrenos. La familia Mendieta ha tenido que buscar ése permiso judicialmente en Argentina, para que los voluntarios y voluntarias de la Asociación podamos trabajar en este lugar".
"En un resumen muy sencillo, la Ley de Memoria Histórica, que para lo más urgente, que es para sacar a esa gente de las cunetas porque sus hijos e hijas tienen 80 o 90 años, deja en manos de un propietario, que puede ser particular, un ayuntamiento o una administración de carreteras el permiso de recuperar a una persona desaparecida.
Es decir, si ese propietario se niega a recuperar ese cuerpo, no puedes entrar a su terreno. Y no hay una vía ni judicial ni administrativa conocida que obligue a ese propietario a acceder a los voluntarios o a las personas que busquen a las personas desaparecidas.
"Desde 2013 la Ley de Memoria Histórica española no tiene presupuesto.  En 2011 contaba con casi 6 millones y medio de euros al año para fortalecer organizaciones que buscan cuerpos en fosas, para generar políticas desde la reparación. Pero en 2013 su presupuesto fue eliminado y en 2012 Rajoy eliminó también la oficina de Víctimas de la guerra Civil y la Dictadura.  Por eso, para muchos españoles la ley tiene un problema: al no tener presupuesto ni una política de Estado, deja en manos de cada familiar la decisión de buscar, localizar e identificar a los desaparecidos. Privatiza las búsquedas", dice Víctor Aparicio, presidente de la CNT Madrid.
"Como son las organizaciones las que exhuman los cuerpos, cosa que es legítima y la gente está en su derecho de hacerlo, los casos no siguen los caminos del Estado. Por lo que después es muy difícil sumarlos como una prueba en una causa de delitos de Lesa Humanidad". La ley no genera, con las herramientas que tiene un Estado, ninguna herramienta nacional de sistematización. No crea un Banco de datos genéticos ni una sistematización de las víctimas del franquismo. "Entonces, frente a un estado que no responde, los familiares se ven en la necesidad de buscar a los suyos, como sea. A veces, sin una causa penal que los ampare, agrega".

Fotos

Fotos@teleSURtv
  • La fosa 1 y 2 vacías, después de las exhumaciones.
    La fosa 1 y 2 vacías, después de las exhumaciones.
  • Otra exhumación hecha por la ARMH.
    Otra exhumación hecha por la ARMH.
  • En el paredón de piedra frente a las fosas todavía se pueden ver los disparos de los fusilamientos.
    En el paredón de piedra frente a las fosas todavía se pueden ver los disparos de los fusilamientos.
  • Ascensión Mendieta mira el trabajo que hacen los arqueólogos y voluntarios en la fosa.
    Ascensión Mendieta mira el trabajo que hacen los arqueólogos y voluntarios en la fosa.
  • Voluntario de la ARMH con una caja con huesos.
    Voluntario de la ARMH con una caja con huesos.
  • Los arqueólogos encontraron monedas, lápices, llaves y hasta un dado. Los restos exhumados cuentan la historia de las personas que fueron.
    Los arqueólogos encontraron monedas, lápices, llaves y hasta un dado. Los restos exhumados cuentan la historia de las personas que fueron.
  • Una voluntaria embala huesos.
    Una voluntaria embala huesos.
  • Las fosas tienen más de cuatro metros de profundidad; los fusilamientos fueron una tarea premeditada.
    Las fosas tienen más de cuatro metros de profundidad; los fusilamientos fueron una tarea premeditada.
  • Los voluntarios de la ARMH en pleno trabajo de exhumación.
    Los voluntarios de la ARMH en pleno trabajo de exhumación.
  • Ascensión Mendieta ha pasado 77 años buscando los restos de su padre.
    Ascensión Mendieta ha pasado 77 años buscando los restos de su padre.
  • "Asesinado por defender la libertad", una de las lápidas de las fosas comunes.
    "Asesinado por defender la libertad", una de las lápidas de las fosas comunes.
  • El libro de enterramiento del cementerio dice quién, cuantos años tenía y a qué se dedicaba cada fusilado. En la última columna dice en qué fosa está enterrado.
    El libro de enterramiento del cementerio dice quién, cuantos años tenía y a qué se dedicaba cada fusilado. En la última columna dice en qué fosa está enterrado.
  • La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica se fundó en el año 2000.
    La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica se fundó en el año 2000.
  • En estos 17 años han exhumado más de 150 fosas y recuperado la identidad de más de 1400 víctimas de la dictadura franquista.
    En estos 17 años han exhumado más de 150 fosas y recuperado la identidad de más de 1400 víctimas de la dictadura franquista.
  • Además de las exhumaciones, la ARMH lleva adelante el mayor archivo de desaparecidos de España. Han presentado más de 1300 casos ante el Grupo de Trabajo de Desapariciones Forzosas de la ONU.
    Además de las exhumaciones, la ARMH lleva adelante el mayor archivo de desaparecidos de España. Han presentado más de 1300 casos ante el Grupo de Trabajo de Desapariciones Forzosas de la ONU.
  • La ARMH pasó el detector de metales por entre las tumbas y fosas. Hasta el último día de la exhumación se encontraron restos de balas y perdigones.
    La ARMH pasó el detector de metales por entre las tumbas y fosas. Hasta el último día de la exhumación se encontraron restos de balas y perdigones.
  • Perdigones de Máuser encontrados alrededor de la fosa 1 y 2.
    Perdigones de Máuser encontrados alrededor de la fosa 1 y 2.
  • Una bala 9 milímetros. Según la ARMH, con ésas balas disparaban los tiros de gracia.
    Una bala 9 milímetros. Según la ARMH, con ésas balas disparaban los tiros de gracia.
  • Huesos embalados después de ser exhumados. En el diario, la cara del presidente español, Mariano Rajoy.
    Huesos embalados después de ser exhumados. En el diario, la cara del presidente español, Mariano Rajoy.
  • Para poder identificar a los suyos, las familias pusieron lápidas sobre las fosas comunes. Bajo la lápida de Timoteo Mendieta estaba la fosa 1, con más de 20 cuerpos.
    Para poder identificar a los suyos, las familias pusieron lápidas sobre las fosas comunes. Bajo la lápida de Timoteo Mendieta estaba la fosa 1, con más de 20 cuerpos.