dijous, 8 de novembre de 2018

8 de noviembre de 1936. ES ASESINADA Y HECHA DESAPARECER CARMEN DÍAZ RAMOS, HERMANA DE JOSÉ DÍAZ RAMOS, SECRETARIO GENERAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE ESPAÑA (PCE).

https://www.facebook.com/groups/130797307031203/permalink/1811998585577725/

Esteban Zúñiga

8 de noviembre de 1936.
ES ASESINADA Y HECHA DESAPARECER CARMEN DÍAZ RAMOS, HERMANA DE JOSÉ DÍAZ RAMOS, SECRETARIO GENERAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE ESPAÑA (PCE).
"Ya conocerá a mi sistema: por cada uno de orden que caiga, yo mataré a diez extremistas por lo menos, y a los dirigentes que huyan no crean que se librarán de ello; les sacaré de debajo de la tierra si hace falta, y si están muertos los volveré a matar:2 (Declaraciones del general golpista Gonzalo Queipo de Llano el 25 de julio de 1936. Fuente: ABC de Sevilla, 26 de julio de 1936 - Cfr. Alberto Reig Tapia. "La crítica de la crítica. Inconsecuentes, insustanciales, impotentes, prepotentes y equidistantes", 2017).
El 31 de marzo de 1891, nacía en la antigua calle Huerto nº 1 del distrito sevillano de la Macarena, CARMEN DÍAS RAMOS, hija de José Díaz Alvarado, panadero, y Francisca Ramos Ángel, cigarrera. Familia que además tuvo a otros tres hijos: José, Juan y Concha.

Como su madre, Carmen, siendo muy joven, empezó a trabajar en la Fábrica de Tabacos de Sevilla, hasta que se casó con Francisco Vela, de profesión camarero, trasladándose a vivir a la calle Adelantado nº 4 junto con sus padres y hermanos, y teniendo 5 hijos: Francisca (1916), Pepe (1918), Juan (1921), Manolo (1924) y Antonio (1927). En el año 1928, Francisco Vela fallecía en un accidente de coche en Sanlúcar de Barrameda, quedándose Carmen viuda con cinco hijos, por lo que acompañada de su hija mayor, Francisca, que tuvo que dejar el colegio con tan sólo 12 años, se pusieron, ambas, a trabajar vendiendo el pan que Pepe (José Díaz Ramos) fabricaba fuera de su jornada laboral. Cuando Pepe tuvo que dejar su profesión de panadero, para pasar a dedicarse a al dirección del PCE y dejar su trabajo de panadero; luego su hija Francisca pasaría a trabajar como pintora de loza en la fábrica de cristales "Álvarez".

Al producirse el golpe de Estado militar del 18 de julio de 1936, José Díaz se encontraba en Madrid, poniéndose a la cabeza del PCE y de su militancia para organizar la respuesta de los comunistas en el frente y en las calles. Sin embargo, distinta suerte correría su familia en Sevilla, que sería, especialmente, perseguida con violencia y saña por parte de los fascistas a las órdenes del general Gonzalo Queipo de Llano.

Carmen Díaz Ramos, siguiendo las opiniones de sus amigos y camaradas, abandonó Sevilla con 4 de sus 5 hijos; en este caso, acompañada por su hermana Concha, casada con Jesús González Lora, también militante comunista, y los dos hijos de Concha: Jesús, de 4 años, y Currita, de sólo 1 año.

Pero pasado un tiempo, Carmen, con su hija Francisca, y Concha, acompañada por su pequeña hija Currita a la que todavía amamantaba, fueron detenidas por la policía franquista, siendo encarceladas en el depósito de prisioneros del cine Jaúregui, al lado de la comisaría de policía. Después de sufrir diversos padecimientos, vejaciones y duros interrogatorios, la hija de Carmen, Francisca, fue puesta en libertad volviendo ésta al domicilio de las calle Adelantado para cuidar de sus hermanos pequeños y de su primo Jesús.

Carmen y Concha, serían trasladadas a la Prisión Provincial de Sevilla, y el 4 de noviembre a la delegación de Orden Público. Durante los siguientes días, que serían pocos, Francisca llevaría, a diario, comida para su madre y su tía; hasta que el día 8 de noviembre de 1938, con saña y maldad, le dijeron que no hacía falta que siguiera llevando comida a su madre pues la había fusilado esa madrugada y que su tía había trasladada con su pequeña hijita, Currita, a la comisaría de la calle Jesús, donde podría visitarla al día siguiente.

Cuando, al día siguiente, 9 de noviembre de 1936, Francisca llegó a la comisaría de la calle Jesús, para visitar a su tía, le preguntó por lo que le había sucedido a su madre. Concha le narraría que el día 7 un policía les aseguró que en esa noche una de las dos caería, por lo que debían ser ellas quienes, rápidamente, elegirían a la que iba a morir. Ambas, bajo el horror de la situación, discutieron, hasta que Carmen, que tenía 10 años más que Concha, le pidió que cuidara de sus hijos y, aprovechando que Concha en ese momento estaba intentando calmar a su hija Currita que esta llorando, se adelanto hacia los policías que hacían guardia que la mataran pronto y que no le vendaran los ojos, pues su hermano Pepe se merecía que muriese con la cabeza muy alta.

A continuación, Carmen, junto a un numeroso grupo de detenidos, fueron llevados a las tapias del cementerio de Sevilla, donde fueron fusilados por un grupo de regulares.

CARMEN DÍAZ RAMOS había sido asesinada por las tropas franquistas por ser, exclusivamente, hermana del secretaria general del Partido Comunista de España, José Díaz Ramos.

En el día 29 de diciembre de 1936, sería vaciada la comisaría de la calle Jesús de Sevilla, donde estaban detenidas ciente veintinueve mujeres, siendo trasladadas a la Prisión Provincial. Allí permanecería encarcelada Concha Díaz Ramos, con su hija Currita, hasta que en marzo de 1938 varias decenas de presos y presos fueron intercambiados por familiares de Queipo de Llano.

Pasados más de 80 años, aún no han aparecido ni han sido identificados los restos mortales de Carmen Díaz Ramos.
"(...) No debemos olvidar que en países como Italia el fascismo desapareció en 1944, en Alemania y Japón en 1945, y en España el general Franco duró hasta la época que lo hizo. Durante 40 años se consolidó una memoria de los vencedores que incluso, creo, llegó a calar entre los propios descendientes de los vencidos." (Leandro Álvarez Rey, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Sevilla. Entrevistado en "el.diaro.es" del 15 de octubre de 2016).