dilluns, 18 de març de 2013

Suceso Portales y Mujeres Libres en Guadalajara


http://fraternidaduniversal.blogspot.com.es/2013/03/suceso-portales-y-mujeres-libres-en.html

viernes, 15 de marzo de 2013


Reproducimos un extracto de la biografía de Suceso Portales, fundadora de Mujeres Libres en Guadalajara, y que fue recordada en las pasadas jornadas "Mujer y Memoria" organizadas por el Foro por la Memoria de Guadalajara en Azuqueca de Henares (9 de marzo de 2013)

SUCESO PORTALES
(Zahínos, Badajoz, 8 de abril de 1904-Sevilla, 23 de enero de 1999)

     Histórica militante libertaria. Desde la década de 1930 milita en las organizaciones en Madrid. Desde muy temprano comienza a sentir el concepto de la libertad femenina y se une desde el inicio a la organización Mujeres Libres, llegando a la subsecretaria del Comité Nacional en 1938. Realizó una campaña de extensión de esta organización entre las campesinas de Guadalajara con una alfabetización que alcanzó a gran número de ellas. También organizó la Granja-Escuela de San Gervasio. Acudió como representante de Guadalajara al pleno del Movimiento Libertario en Barcelona, por Mujeres Libres. Igualmente Suceso Portales es la delegada de la Agrupación de Guadalajara al Primer Congreso de Mujeres Libres.
     La Agrupación de Guadalajara tiene un gran impulso gracias a la personalidad de Suceso Portales. Así contaba el periódicoMujeres Libres sus actividades en Guadalajara: “Por esta Agrupación se ha intensificado la confección de prendas para el frente de la provincia. Nos anuncia la instalación de unos hogares escuelas y nos dan cuenta de una intensa labor de orientación y propaganda entre los campesinos, a cargo principalmente de la activa compañera Suceso Portales”(Mujeres Libres, número 8). Se fundaron agrupaciones de Mujeres Libres en Guadalajara capital, Horche, Yélamos de Arriba, Yélamos de Abajo, Tendilla, Mazuecos, Mondéjar, etc.
     La participación de Suceso Portales también fue a través de la prensa. En el propio periódico de la Agrupación llegó a escribir un artículo con el título “Necesitamos una moral para los dos sexos” donde plasma a la perfección el ideal que mueve a Mujeres Libres:
No es necesario tener vista de lince para comprender cuáles son las cosas que se van y las que alborean en esta época revolucionaria que está removiendo los concepto básicos en que se apoya el mal llamado orden. Dos cosas empiezan a desplomarse en el mundo por inicuas: el privilegio de la clase que fundó la civilización del parasitismo, de donde nació el monstruo de la guerra, y el privilegio del sexo macho, que convirtió a la mitad del género humano en seres autónomos y a la otra mitad en seres esclavos, creando un tipo de civilización unisexual: la civilización masculina, que es la civilización de la fuerza y que ha producido el fracaso moral a través de los siglos.
Mientras los trabajadores se apresten a cumplir su misión histórica y humana, consistente en hacer desaparecer para siempre la clase parasitaria que había hecho imposible la armonía social, para asentar y estructurar una nueva vida más humana y justa, ¿Quiénes de los muchos que enarbolan el estandarte de la reivindicaciones humanas se ocuparán de extenderle la mano a la más débil y desamparada de las criaturas oprimidas, cuyo derecho olvidó totalmente la sociedad capitalista: la mujer, todas las mujeres, pues la clase social en que se les colocó siempre es inferior a la de los esclavos del salario, desde que ellas son las tristes y dóciles siervas de miserables esclavos?
Oímos diariamente hablar demasiado de la libertad de los oprimidos y de la noble causa de la “justicia social”. Pero no oímos nunca, salvo contadas ocasiones, que estos libertadores se refieran a la necesidad de declarar íntegramente libres a las mujeres. Estas pobres mujeres arrojadas, por la educación misérrima que siempre nos reservaron, al limbo del más triste infantilismo cerebral, causa por la cual aún muchas no alcanzan a concebir los beneficios de la libertad.
Para empezar a remediar los efectos de tal proceder, empecemos por establecer una sola moral para los dos sexos.”

     Al finalizar la Guerra Civil se exilio a Londres y siguió manteniendo un vinculo con las organizaciones del Movimiento Libertario en exilio. Colaboró con la revista Mujeres Libre ya en el exilio y en España fuera de España.
      A la muerte de Franco regresó a España y organizó, junto a Saturnino Mauricio (que también era natural de Guadalajara y tuvo una enorme vinculación con la CNT en al provincia) y otros, la CNT. De hecho la CNT de Móstoles es, junto con dos sindicatos de Madrid, los que promueven la legalización del sindicato el 8 de mayo de 1977. También participó en el mitin de San Sebastián de los Reyes en marzo de 1977 (se ve incluso en la imágenes grabadas del mitin). Colaboró y participó en distintas reconstrucción de Mujeres Libres, aunque en esta época fue muy crítica con algunas líneas que se adoptaron
     El último acto público que participó fue en mayo de 1996 con motivo del 60 aniversario de la fundación de Mujeres Libres. Muriendo tres años después en Sevilla a la edad de 94 años.