dijous, 20 d’octubre de 2016

NOTA DE PRENSA ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX).




La ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX), SE CONGRATULA Y APOYA LA DECISIÓN INCLUIDA EN EL PROYECTO DE PRESUPUESTOS DE LA DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE BADAJOZ, Y ANUNCIADA POR SU PRESIDENTE, EN EL SENTIDO DE QUE LOS AYUNTAMIENTOS QUE INCUMPLAN LA LEY 52/2007, Ley de Memoria Histórica, no podrán acceder a subvenciones directas de la institución provincial.

***

La ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX). quiere manifestar públicamente su apoyo a la propuesta anunciada por el presidente de la Diputación de Badajoz, Sr. D. Miguel Ángel Gallardo, en la presentación de los presupuestos provinciales del próximo año, en el sentido de que no se concederán ayudas directas por parte de dicha institución,  a los municipios que actualmente no cumplan con los mandatos y preceptos de la Ley 52/2007, de Memoria Histórica.

El artículo 15.1º de la LEY 52/2007 de Memoria Histórica señala muy claramente que “Las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura. Entre estas medidas podrá incluirse la retirada de subvenciones o ayudas públicas”. Por lo tanto la decisión anunciada tiene pleno respaldo legal.

Es de recordar que la Ley es expresión de la voluntad popular aprobada por los representantes legalmente elegidos en los correspondientes órganos legislativos - artículo 66 de la Constitución- yde ahí deriva el sometimiento a sus dictados de los artículos 9.1 y 103.1 de la propia Constitución Española, tanto de los particulares como, especialmente, de la administración,incluida la local, sin más límites, obviamente, que el mayor respeto que exige la propia Ley de Leyes. De ello deriva, como consecuencia lógica, el mandato ineludible que impone la ley a todos, en tanto no sea derogada; por cuya razón, su eficacia y aplicación no puede hacerse depender, una vez publicada, de otras consideraciones.

Por todo ello, la obligación de cumplir las leyes es connatural a un estado de derecho y si una norma con rango y forma de ley (como en este caso la Ley 52/2007. más conocida como Ley de la Memoria Histórica) impone una determinada conducta (retirada de símbolos y menciones), que debe llevarse a cabo sin más. Nadie está al margen o por encima de la ley y, desde luego, no le corresponde a los Ayuntamientos que aún se resisten a la retirada de la simbología o menciones franquistas, ponderar su cumplimiento, sino cumplirla lisa y llanamente, de tal manera que si una norma impone retirar determinados símbolos o menciones, ha de llevarse a cabo tal mandato. Lo que no puede hacerse es que aún hoy a casi 9 años de la entrada en vigor de Ley 52/2007, haya aún Ayuntamientos que resistan alegremente al cumplimiento de una Ley aprobada por el parlamento, la Ley de la Memoria Histórica, les guste más o menos.  


En resumen, el cumplimiento de la Ley es obligatorio tanto para ciudadanos como para las administraciones, y no caben excepciones en este sentido, por mucho de que algunos alcaldes se empeñen en mantener simbología y meciones franquistas en sus municipios. Con mayor razón en el caso de Villafranco y Guadiana del Caudillo, que por su proximidad a la ciudad de Badajoz, donde se produjeron las grandes matanzas en agosto de 1936, muchos familiares de aquellas víctimas se sienten ofendidas por la conservación del nombre del dictador en la toponimia de esos pueblos. Dictador que provocó con el golpe de estado que lideró, una guerra civil, que instauró una larga y cruel dictadura, que mató, encarceló, torturó y humilló hasta el final, durante cuatro décadas, a los vencidos, resistentes y disidentes; y que además fue el máximo responsable del asesinato y desaparición de miles de ciudadanos de la provincia.

Del mismo modo, la ARMHEx solicita a la Diputación de Cáceres y a la Junta de Extremadura que haga extensible y traslade esta medida a sus respectivos presupuestos, y que como se comprometió la Junta de Extremadura, a través de la Dirección General de general de Bibliotecas, Museos y Patrimonio Cultural, que la medida igualmente se trasponga a los acuerdos derivados de la Subcomisión mixta entre la Junta de Extremadura y la Iglesia católica, para subvenciones de restauración de templos, con respecto a los símbolos antidemocráticos que aún se exhiben en algunas fachadas de algunas  de Extremadura.



http://www.elcorreoextremadura.com/noticias_region/2016-10-20/1/18989/armhex-apoya-que-ayuntamientos-que-incumplan-la-ley-de-memoria-historica-no-accedan-a-ayudas-de-la-diputacion-pacense.html