dissabte, 13 de gener de 2018

Durante 1936-37, mas de 80 vecinos, entre ellos LAS 15 ROSAS DE PUEBLA DE GUZMÁN, Huelva, FUERON ASESINADOS por criminales fascistas


https://documentalismomemorialistayrepublicano.wordpress.com/2018/01/13/durante-1936-37-mas-de-80-vecinos-entre-ellos-las-15-rosas-de-puebla-de-guzman-huelva-fueron-asesinados-por-criminales-fascistas/



quince rosas de guzmán word pressLa provincia de Huelva había sido completamente dominada por los franquistas. El 23 de agosto 21 vecinos fueron asesinados en Alosno, 30 en Ayamonte; el 10 de septiembre, 15 más en Alosno; 3 en Huelva en 1937, y en septiembre de 1937 asesinadas 15 mujeres. Los máximos responsables fueron los comandantes, militar o de la Guardia Civil. Los ejecutores eran los falangistas, a los que la gente recuerda con terror. Los familiares de muchas de las víctimas eran acusados por los golpistas de Republicanos, porque ya en diciembre de 1930, guiados por el maestro Francisco Lianes y Francisco Pérez Carrasco, Puebla de Guzmán fue uno de los primeros que proclamó la República, ya que se tardó en conocer el fracaso del levantamiento de los capitanes Galán y García.
José Domínguez Álvarez (Pedro El Sastre) nació en 1918. Los franquistas fusilaron a su padre, Diego Domínguez Ponce, 2º teniente de alcalde en Puebla de Guzmán, y cuando Jose escribía cartas a su madre María Blasa, ésta ya había sido fusilada por los fascistas junto a otras 8 mujeres en el callejón de la Fuente Vieja. Carecían de actividad política o sindical, algunas eran religiosas, muchos familiares ya habían sido eliminados, pero padecieron un trato atroz durante los meses que permanecieron retenidas en el antiguo matadero municipal.
Fueron asesinadas con todo el ritual fascista de terror, rapadas, purgadas, muchas fueron vejadas. El cura ni se acercó a confesarlas. No tuvieron juicio, sacadas a media noche y llevadas a un paredón. Días después otras 7 mujeres corrieron la misma suerte. Los verdugos eran unos degenerados, uno del pelotón levantó la falda a una de las que acababa de fusilar y le hizo gestos obscenos. Sus verdugos se jactaban por el pueblo del crimen cometido.
Tenebrosamente los criminales cargaron los cadáveres de las mujeres en un carro requisado tirado por una sola bestia. Tuvieron que empujarlo para que el animal subiera la cuesta que lleva al cementerio. Una de ellas, Sampedro, era la madre de Félix el enterrador, que plantó un rosal sobre la fosa común donde fueron arrojadas las 15, amontonadas, abandonadas, compartiendo la sima. No hay señal de recuerdo, ni un simple monolito, ni hay referencia a los 81 vecinos asesinados por los franquistas, quienes se hicieron desgraciadamente famosos por todo el Andévalo. Pero entre la maleza aún existe el rosal que Félix sembró, injertó con otros, y allí crecieron rosas rojas, amarillas, lilas, las Rosas de Guzmán:
Asesinadas en Fuente Vieja el 13-09-1937: María San Blas Álvarez CanoBeatriz Álvarez Gómez, a la que ya le habían matado a su hijo Gaspar. Dolores Clemente MartínCatalina García Márquez, mujer del barbero Felipe Sández. María Márquez González, madre de dos hijas, una de ellas lactante. Mª Dolores Rodríguez GallardoMaría Roldán García. Fusiladas en el cementerio el 09-1937: Mercedes Álvarez PérezAntonia BeltránMaría Rodrigo Domínguez PonceConcha Orta BlancoConcepción OrtaMaría Peña Domínguez Suárez, que era mujer de Juan Mora ‘Farfán’, primer secretario del PSOE. Sampedro Álvarez RodríguezDolores Ponce Barbosafue fusilada en el patio de su casa, era hermana de Bartolomé y Blas Ponce.
José Domínguez ha descrito toda clase de pormenores sobre los crímenes cometidos contra los vecinos de Puebla, testigos de los fusilamientos, cadáveres de mujeres y hombres liquidados sin juicio previo ni pruebas en su contra, lugares donde se cometió el acto criminal, circunstancias que rodearon los hechos: “La dinámica de la maquinaria represiva fascista, desencadenada como un huracán de fuego en los primeros días, meses y años que siguieron al golpe de estado del 18 de julio de 1936, muestra descarnadamente su instinto criminal, dejando claro que el asesinato de las Rosas fue un crimen personal hacia ellas”… “Hubo matanzas indiscriminadas, no por un tema político, el asesinato de aquellas mujeres y hombres satisfacía el instinto criminal fascista, ese ansia de destrucción de la vida que tenían”… “Un arma grande de los franquistas fue el olvido, han llegado a desfigurar la realidad de un país. Y sus herederos políticos continúan hoy la tarea”.
Los intentos de familiares y de asociaciones por encontrar la fosa de las 15 rosas de la Puebla de Guzmán han sido infructuosos, el cementerio se ha removido, han ocurrido vaciamientos y rellenados en ocasiones clandestinamente, hay superposiciones de sepulturas y fosas. Sin embargo las Rosas de Guzmán no han desaparecido, permanecen en el recuerdo de todos los Antifascistas y Republicanos Españoles.

Documentación: Eco Republicano (Olivia Carballar). Andaluces diario (Antonio). Todos los nombres (María Serrano). Huelva Información (E.L.L). Perseguidos (Rafael Moreno). Informe La represión franquista en Puebla de Guzmán. Investigación histórica, arqueológica y antropológica. Resultados (Elena Vera, Juan Manuel Guijo y Elisabet Conlin).

Viva La República. FIRMA por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ