dilluns, 10 de febrer de 2014

Un arqueólogo se pasa a las letras para contar una historia de Guerra Civil


http://www.lavanguardia.com/cultura/20140208/54400049079/un-arqueologo-se-pasa-a-las-letras-para-contar-una-historia-de-guerra-civil.html

Carmen T. Izquierdo

Ávila, 26 ene (EFE).- El arqueólogo Francisco Javier González-Tablas ha cambiado momentáneamente su especialidad profesional en la cultura de los castros vettones por el de la literatura, para narrar en su primera novela la historia de un familiar durante la última Guerra Civil (1936-1939).
Tras casi cuatro años de investigación en archivos de Zaragoza, Salamanca y Ávila, ha alumbrado su libro "La cortina de luto", en la que lleva al papel la última noche con vida de su tío abuelo José María González-Tablas Otálora, quien luchó en el ejército de la República y murió fusilado en 1938, en Zaragoza.
De la misma forma que el autor se ha desplazado a Zaragoza para consultar el expediente del Consejo de Guerra del protagonista, también ha navegado por el mar de documentos existentes en el Archivo Histórico Militar de Ávila y en el Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca, ha explicado hoy a Efe.
Los textos consultados le han servido para adentrarse en la última noche de quien fue apresado en la ofensiva del Ebro, intercalando los momentos más importantes vividos por el protagonista en los dos primeros años de la contienda.
Condenado a muerte en un consejo de guerra sumarísimo, las reflexiones y los temores de José María afloran el último día de su vida y se intercalan con el relato de los momentos más importantes vividos por el protagonista.
La obra, "muy difícil" para el autor, es sin embargo el fruto que le ha ayudado "a superar la "espina" de escribir una novela, además de a descubrir a otra persona, un amigo del protagonista, sobre el que ha descubierto una cantidad importante de documentos que se han transformado también en novela con el título "Dos sombras y una guerra", de pronta publicación.
Para González-Tablas, adentrarse en capítulos de la Guerra Civil a través de la literatura puede servir para que la sociedad conozca lo ocurrido en la historia reciente de España que, "en general, no es muy conocida", no tanto en cuanto a las batallas como desde el punto de vista de cómo vivieron las personas ese momento.
Partidario de "recuperar la memoria histórica", pero "no como algo revanchista" sino "porque se lo merecen", el arqueólogo ha calificado de "absurda" la discusión existente sobre el sitio en el que deben de estar los documentos relacionados con hechos históricos.
A su juicio, la historia "no tiene propietarios" y los documentos "no son ni de unos ni de otros" porque "pertenecen a todos", independientemente de dónde estén y siempre que sean accesibles.
"Me parece mal la concepción de la propiedad porque la historia no es de nadie", ha defendido a la vez que ha insistido en que "no importa" dónde estén unos documentos u otros.
1011234