dissabte, 18 d’octubre de 2014

La Agrupación de Represaliados en Valdenoceda (Burgos) busca a una familia de Soria para identificar restos exhumados


http://exhumacionvaldenoceda.wordpress.com/nuestra-busqueda/buscamos-familias-por-provincias/soria/

Soria

Urgente. Se ruega difusión


  • La prisión de Valdenoceda (Burgos) estuvo abierta menos de cinco años (entre 1938 y 1943) y se tiene constancia de la muerte, por hambre y frío, de al menos 154 presos republicanos

 Octubre de 2014.-
 La Agrupación de Familiares de Represaliados en Valdenoceda (Burgos) busca a una familia originaria de Jubera (Soria) para que done una muestra de saliva de la que el laboratorio pueda extraer ADN que sirva para identificar los restos exhumados en esa localidad de Burgos.
 En la prisión de Valdenoceda (Burgos), que estuvo abierta desde finales de 1938 hasta agosto de 1943, se tiene constancia oficial de la muerte de 154 presos republicanos. De ellos, uno era soriano, de Jubera, donde quizás todavía queden parientes descendientes vivos.
 El primer paso para la identificación de los restos es la localización de la familia. Como se ha señalado antes, buscamos a la familia de Bernabé Gonzalo Cisneros, nacido y residente en Jubera. Era hijo de Valentín Gonzalo y de Ramona Cisneros. Soltero. Creemos que, antes de ser trasladado a Valdenoceda, pudo pasar por varias cárceles, entre las que en el expediente parecer leerse ‘Torrelodones’ (localidad de Madrid). Murió en Valdenoceda, de hambre y frío, el 18 de marzo de 1940.
 Se ruega la difusión de estos datos, junto con el correo electrónico de la Agrupación (valdenoceda.exhumacion@gmail.com), con el objetivo de conseguir la localización de esta familia y poder realizar pruebas, muy sencillas, sin coste alguno, de ADN.
 La prisión de Valdenoceda
La prisión de Valdenoceda estuvo abierta desde finales de 1938 hasta agosto de 1943 en la localidad de Valdenoceda (norte de Burgos). Se convirtió, de hecho, en una terrible cárcel de exterminio, dadas las condiciones de vida de los presos, sin apenas comida. La inmensa mayoría de las muertes se produjeron por colitis epidémica, que no era otra cosa que el impacto del hambre y del frío sobre el cuerpo humano.
 Allí murieron oficialmente 154 personas, que fueron enterradas bien en el cementerio viejo (11 de ellos), en plena calle (2) o en un solar de Instituciones Penitenciarias (141, entre los cuales se encuentra Bernabé Gonzalo Cisneros).
 La Agrupación, que se constituyó formalmente en 2005 y que inició en 2007 los primeros trabajos de exhumación, ha conseguido exhumar a un total de 116 restos, ha podido contactar con 101 familias de toda España y ha identificado 50 restos, muchos de los cuales reposan por fin en su pueblo, con su familia.
De nuevo, rogamos difusión de esta información, fundamental para localizar familias. Pueden contactar con nosotros

Cap comentari: