dimarts, 17 de gener de 2017

Compromís denuncia que el Gobierno no tiene intención de “desfranquizar” el Valle de los Caídos.

http://www.elboletin.com/nacional/144400/compromis-gobierno-valle-caidos-franquismo.html



Mulet critica que el Gobierno está tan “cómodo con este mausoleo franquista” que sigue incumpliendo la Ley de la Memoria Histórica.

Carles Mulet, senador de Compromís
Carles Mulet, senador de Compromís
 /  • 14:54
El senador de Compromís Carles Mulet denuncia que el Gobierno “no piensa avanzar en ‘desfranquizar’ el Valle de los Caídos según se desprende de las respuestas que ha dado el Ejecutivo a la batería de preguntas que ha presentado  tenor de las respuestas que ha dado el Gobierno a la batería de preguntas que ha presentado en nombre de su partido respecto a la situación del mausoleo franquista.

Carles Mulet explica en un comunicado que dos de estas preguntas han sido respondidas hoy por el Gobierno central. En una de ellas el senador de Compromís  planteaba directamente al Gobierno si pensaba “soltar lastre con sus antepasados ideológicos y desfranquizar el Valle de los Caído”s, recordando que  el relator especial para la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición de la ONU, Pablo de Greiff, ha urgido a España a incrementar los recursos que se destinan a las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo, a dejar sin efecto la Ley de Amnistía de 1977 para que los crímenes puedan ser investigados y a “reconsiderar" el Valle de los Caídos porque no se trata de un asunto de "política partidista”.

E informa el representante de Compromís que la respuesta que le ha dado el Gobierno por escrito es que “en materia de símbolos franquistas, se ha cumplido el mandato legal de su retirada en el ámbito de la Administración General del Estado (artículo 15 de la Ley 52/2007, de 26 de diciembre, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura), único sobre el que tiene competencia el Gobierno. En el ámbito comunitario y municipal se han hecho las recomendaciones oportunas, si bien es cierto que no siempre han sido atendidas”.

Además, el Gobierno recuerda al parlamentario de Compromís que el régimen jurídico del Valle de los Caídos viene configurado por diversas normas pre y post constitucionales hasta la Ley 52/2007, de 26 de diciembre.” Haciendo notar que “este último texto cierra esa normativa dedicando al Valle de los Caídos dos preceptos: el artículo 16 y la disposición adicional sexta.

El Ejecutivo aclara a continuación que según este “Artículo 16. “el Valle de los Caídos se regirá estrictamente por las normas aplicables con carácter general a los lugares de culto y a los cementerios públicos. Y En ningún lugar del recinto podrán llevarse a cabo actos de naturaleza política ni exaltadores de la Guerra Civil, de sus protagonistas, o del franquismo.”

Y que según la disposición adicional sexta, “la fundación gestora del Valle de los Caídos incluirá entre sus objetivos honrar y rehabilitar la memoria de todas las personas fallecidas a consecuencia de la Guerra Civil de 1936-1939 y de la represión política que la siguió con objeto de profundizar en el conocimiento de este período histórico y de los valores constitucionales. Asimismo, fomentará las aspiraciones de reconciliación y convivencia que hay en nuestra sociedad. Todo ello con plena sujeción a lo dispuesto en el artículo 16.”  Por lo que el Gobierno concluye que desde una perspectiva normativa, resulta claro que el Valle de los Caídos no tiene en la actualidad el significado que sugiere Su Señoría”.

Respuesta insultante
 
Para Mulet esta respuesta es insultante: “Que digan que como la fundación gestora del Valle de los Caídos  tiene entre sus objetivos honrar y rehabilitar la memoria de todas las personas fallecidas a consecuencia de la Guerra Civil , y con eso, se derive según ellos que el Valle de los caídos no es un mausoleo franquista es una reducción al absurdo; ya que cualquier ciudadano puede comprobar in situ cómo la Fundación no cumple con esos acometidos; mientras las tumbas de Francisco Franco o José Antonio Primo de Rivera presiden el templo, miles de cuerpos de represaliados están amontonados sin la más mínima mención ni reconocimiento”.

En otras de las preguntas, Mulet argumentaba “ La Ley de la Memoria Histórica (Ley 52/2007 de 26 de Diciembre) obliga a la retirada de la simbología franquista de espacios públicos, edificios, nomenclatura..etc “ y que “ pesar de ello el Valle de los Caídos continua siendo un lugar de exaltación del franquismo, una especie de museo de los horrores para los demócratas, donde preside el monumento la tumba del dictador.  Por lo que cuestionaba al gobierno sobre qué medidas iba a adoptar hacer cumplir la ley en este caso en concreto?

Según explica Compromís  respuesta es idéntica a la anterior, con este añadido :  “ Por lo que se refiere a los restos de Francisco Franco Bahamonde y de José Antonio Primo de Rivera, conviene tener presente las recomendaciones contenidas en el Informe de la Comisión de Expertos, creada por Acuerdo del Consejo de Ministros de 27 de mayo de 2011, en el sentido de destacar “las dificultades para revertir la situación creada por los enterramientos en la Basílica” de los anteriores, toda vez que “cualquier actuación del Gobierno en el interior de la Basílica exige una actitud de colaboración por parte de la Iglesia que es a quien se ha confiado la custodia de sus restos y que es quien, dada la calificación legal de la Basílica como lugar de culto, debe dar la preceptiva autorización”.

Se incumple la ley

Según Mulet estas respuestas demuestran que “el Gobierno está cómodo con el mantenimiento de este monumento de exaltación franquista, que continúan sufragando con fondos  públicos a pesar de las lagunas y serias dudas sobre la gestión económica que se está haciendo del monumento”.  Recriminando que “los principios de la Fundación a los cual hace mención, no se cumplen ni de lejos, la Ley de Memoria Histórica se incumple, las propuestas de la Comisión de Expertos, ni se han estudiado, y todo ello conlleva a que todos los ciudadanos del Estado Español estemos pagando año tras años a un sociedad opaca para que mantenga un gigantesco mausoleo en honor del genocida Francisco Franco y  dirigente fascista José Antonio Primo de Rivera, mientras los cadáveres de sus miles de víctimas estén ocultos en los muros de esta monumento, sin la más mínima mención ni reconocimiento” . Y concluye: “Esto, desgraciadamente, solo puede pasar en España”.