dimecres, 22 de març de 2017

La 'querella argentina' vuelve a Guadalajara a por los restos de Timoteo Mendieta

http://www.periodicoclm.es/articulo/guadalajara/querella-argentina-vuelve-restos-timoteo-mendieta-exhumacion-memoria-historica/20170315215120006576.html



La jueza María Romilda Servini ha dictado un nuevo auxilio judicial internacional para recuperar a las víctimas del franquismo de una fosa común que se ubica junto a la que ya fue exhumada en enero de 2016.
Ascensión Mendieta, hija de Timoteo Mendieta | EFE
Ascensión Mendieta, hija de Timoteo Mendieta | EFE
GUADALAJARA.- El Juzgado de Instrucción número 4 de Guadalajara está tramitando un auxilio judicial internacional, dictado por la jueza argentina María Romilda Servini, que permitirá en breve nuevas exhumaciones de las fosas comunes del cementerio de dicha ciudad alcarreña para volver a intentar encontrar los restos de Timoteo Mendieta.
El pasado mes de diciembre se confirmó que las pruebas de ADN realizadas en Argentina a los restos exhumados en enero de 2016 en el cementerio de Guadalajara no pertenecían a Mendieta (fusilado en 1939) como se esperaba según la documentación de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH).
La jueza argentina Servini, que instruye la denominada 'querella argentina' contra los crímenes del franquismo, ha vuelto a dictar un nuevo exhorto o auxilio judicial internacional para que se exhumen nuevos restos en diversos puntos del cementerio de Guadalajara, uno de ellos la ‘fosa 2’, ubicada junto a la ‘fosa 1’ donde toda la documentación indicaba, inicialmente, que se encontraba Mendieta.
"Creemos que podría encontrarse en dicha fosa porque en ella hay tres cuerpos de tres hombres que fueron fusilados el mismo día que mi abuelo", ha señalado Chon Vargas, nieta de Timoteo Medieta, quien ha agregado que esperan conocer en un plazo breve la fecha para la exhumación.
Asimismo, fuentes judiciales han desvelado que el titular del juzgado guadalajareño ha recibido una comisión rogatoria internacional de servicio y está procediendo a dar auxilio judicial a la misma en base a un convenio internacional de asistencia judicial suscrito entre España y Argentina.
Dentro del procedimiento habitual el juez ha puesto en conocimiento del Ayuntamiento dicho auxilio para que abra una fase administrativa de información pública de dicha exhumación, de modo que cualquier interesado en la causa pueda hacer alegaciones.
Así, el Boletín Oficial de la Provincia del pasado 10 de marzo publicó esa información en la que el Ayuntamiento concede trámite de audiencia a los descendientes directos de las personas que constan registralmente enterradas en varias fosas comunes y que afectan a un total de 49 exhumaciones.
Las alegaciones pueden realizarse en el plazo de un mes desde la publicación del anuncio, por lo que a partir del 10 de abril se podría fijar la fecha para la nueva exhumación si no hay alegaciones.
La primera exhumación de Timoteo Mendieta, presenciada por su hija Asunción ‑de 91 años‑ y numerosos familiares, tuvo un gran seguimiento mediático porque fue la primera que se lleva a cabo en el marco de una causa penal que investiga crímenes contra la humanidad cometidos por la dictadura franquista, la única que hasta ahora ha imputado a diecisiete exministros de la dictadura. 
GUADALAJARA HIZO CAJA CON LAS VÍCTIMAS
Cabe recordar que, como desveló en exclusiva este periódico hace poco más de dos meses, el Ayuntamiento de Guadalajara emitió facturas a la ARMH por la exhumación de los restos de veintidós represaliados ubicados en la fosa mencionada al comiendo de la presente información, entre ellos los que se suponía que eran de Timoteo Mendieta.
Según los datos a los que tuvo acceso periodicoclm.esel equipo del Gobierno del PP al colectivo memorialista una tasa de 73,48 euros por cuerpo exhumado, así como otro impuesto de 63,69 euros por la inhumación de cada represaliado, algo que asciende a 1.396,12 euros si tenemos en cuenta que el Consistorio solamente facturó en un primer momento la recuperación de diecinueve desaparecidos.
Una vez terminada la exhumación, el Consistorio remitió una segunda factura  con el importe de otros tres cuerpos más, puesto que en la fosa común se encontraron finamente los restos de veintidós personas. Esta factura todavía no ha sido abonada y asciende a 220,44 euros. 
Una moción impulsada por Ahora Guadalaja en diciembre de 2016 permite que los familiares de víctimas del franquismo que quieran exhumar y posteriormente inhumar restos en el cementerio de Guadalajara no tendrán que volver a abonar la tasa del cementerio. La medida, que el PP votó en contra, salió adelante con el apoyo de los ediles del PSOE y Ciudadanos.