dimecres, 10 de maig de 2017

Homenaje en la mayor fosa común del franquismo.


http://www.elmundo.es/andalucia/2017/05/08/5910c37b22601d3e528b4590.html


Fosa común del cemenerio de San Rafael, señalizada como 'Lugar de Memoria Histórica de Andalucía'.

Los restos de 2.880 personas han sido recuperados tras tres años de excavaciones
La Junta y el Ayuntamiento de Málaga incluyen el cementerio de San Rafael y la cárcel de mujeres dentro de la ruta de la memoria histórica
"Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera". Con este verso del poeta chileno Pablo Neruda se indica en un cartel, desde este lunes, el mayor conjunto de fosas comunes de la Guerra Civil y el franquismo. Una frase inspiradora, de recuerdo para las 2.880 personas cuyos restos fueron recuperados tras tres años de excavaciones en el cementerio de San Rafael, en Málaga. Dichos restos permanecen en el interior de una gran pirámide de mármol de ocho metros de altura y en cuya superficie se aprecian grabados los nombres de las 4.400 víctimas documentadas en este lugar durante dicho periodo.
Justo ahí delante se procedió al homenaje, por parte de la Junta, el Ayuntamiento y la Asociación por la Recuperación de la Memoria, a las víctimas del franquismo. Un lugar que, desde este lunes, se suma a otros emblemáticos de la ruta de la memoria histórica tales como el Peñón del Cuervo, la antigua cárcel de Cruz de Humilladero y la Antigua prisión de mujeres, en donde también se celebró otra puesta en escena similar en un enclave de pesadilla en el que malagueñas entre 21 y 40 años eran encarceladas, superando las 3.900 internas en 1945. Estas actuaciones sirvieron para anunciar la creación del Catálogo de Lugares de Memoria Histórica de Andalucía, disponible para su consulta en la página web de la Consejería desde este martes.
"Después de 40 largos años de dictadura en los que los cuerpos estuvieron en inmundas fosas comunes, cementerios y cunetas, tuvimos que esperar otros 40 años", comentó, emocionado José Sánchez Gallardo, presidente de la asociación. "Muchos familiares ya no están aquí para ver este momento en que se honra la lucha de sus parientes y se dignifica su descanso eterno; entregaron su vida en defensa de un sistema democrático", añadió Sánchez Gallardo, quien aseguró que no olvidan "a los cientos de compañeros que siguen sepultados en cientos de fosas".
Rosa Aguilar, consejera andaluza de Cultura, hizo hincapié en que el acto es "un reconocimiento a todos los que aquí, en Málaga, como en tantas otras ciudades y pueblos de Andalucía, fueron víctimas de la dictadura franquista". "Esto nos permite acercarnos a cada una de las miles de historias de mujeres y hombres con nombres y apellidos que son el pilar de la memoria", subrayó Aguilar, quien agradeció a todos aquellos "que han contribuido a que hoy conozcamos más y mejor la historia de tantas y tantas personas a las que les fue arrebatada la vida y la libertad". Entre ellas, destacó a las familias, los historiadores e investigadores de las universidades públicas andaluzas, ayuntamientos y diputaciones.

Ejemplo

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, sostuvo que "la fractura de un país está ahí, estuvo y está", en referencia a la Guerra Civil española, por lo que, en su opinión, "hay que procurar, entre todos, ir haciendo que esa fractura quede superada". Entre las asignaturas pendientes, expuso el regidor, queda el dar "sepultura digna a quienes habían sido víctimas de represalias, de situaciones en una España no democrática, donde no había garantía de los derechos y donde había perdido la vida mucha gente". "Desde Málaga nos hemos anticipado a la propia legislación" en relación con "la asignatura pendiente de San Rafael", aseveró De la Torre, para quien espera servir de ejemplo para otras ciudades y territorios "para resolver estas cuestiones y pasemos página, que no es pasar al olvido, que es tenerlo bien presente".
"Esta placa recuerda lo que se ha hecho en respuesta a lo que se hizo, a lo que hizo tan mal la España de aquellos años, la España desgarrada, enfrentada, hoy felizmente reconciliada y en concordia", concluyó el alcalde malagueño sobre dicho homenaje que porta el cartel que, ahora, indica al cementerio de San Rafael como lugar de la memoria histórica. La primavera finalmente llegó al epicentro del dolor.