divendres, 12 de maig de 2017

La maleta mexicana que guardó el fotoperiodismo de la Guerra Civil.

http://www.eldiario.es/andalucia/lacajanegra/mexicana-guardo-fotoperiodismo-Guerra-Civil_0_631687273.html



La Bienal de Fotografía de Córdoba expone los negativos descubiertos en 2007 de fotografías hechas por Robert Capa, Gerda Taro y Chim en los años de la contienda
Catorce exposiciones, conferencias, talleres y proyecciones componen el programa de la XV edición de la bienal dedicada a ‘Imágenes en conflicto’
Exposición de 'La Maleta Mexicana' en la Bienal de Fotografía de Córdoba.
Exposición de 'La Maleta Mexicana' en la Bienal de Fotografía de Córdoba.
Hace justo una década, en 2007, tuvo lugar en un apartamento de Ciudad de México uno de los últimos descubrimientos sobre la Guerra Civil española: durante décadas, un antiguo diplomático mexicano guardó una maleta que contenía 4.500 negativos de fotografías realizadas por Robert Capa, Gerda Taro y David Seymour (Chim) durante los años de la contienda bélica en España. Ahora, ‘ La maleta mexicana’ se abre en Córdoba como plato fuerte de la XV Bienal de Fotografía que la ciudad acoge hasta el 21 de mayo.
La sala Vimcorsa acoge esta exposición que por primera vez se pudo ver en Nueva York en 2010 y que, en España, solo se había visto anteriormente en Barcelona. Los 4.500 negativos cuentan 4.500 historias que se vivieron en distintos puntos de España durante la Guerra Civil y que los fotoperiodistas Capa, Taro –que murió en la batalla de Brunete en 1937- y Chim retrataron para la posterioridad.
Los rollos de negativos habían sido abandonados por Robert Capa en París en octubre de 1939, cuando el fotógrafo tuvo que huir ante el avance del ejército nazi y el peligro que sufría por su doble condición de judío y simpatizante del comunismo. Capa entregó entonces los negativos a su ayudante Imre Weiss (Chiki), pasaron luego a otras manos y se les perdió el rastro. Finalmente, los 126 rollos de negativos se hallaron décadas después en casa del general mexicano Francisco Javier Aguilar González, fallecido en 1975, quien había sido embajador de México en Francia en los años 1941 y 1942. El material fue documentado en 2007 y pertenece al International Center of Photography, fundación creada en Nueva York por el hermano del fotógrafo, Cornell Capa.
Estos negativos abarcan toda la Guerra Civil española 1936-1939 de la mano de los tres fotógrafos, que en 126 rollos de película tomaron imágenes de episodios clave de la contienda en el frente de Aragón, la batalla de Brunete o los campos de concentración de los vencidos y de la vida que en esos años se palpaba en cada zona del territorio español. Escenas en pueblos y ciudades, que cuentan la vida durante la guerra con sus gentes y con personajes que se reconocen en esas imágenes como Dolores Ibárruri ‘La Pasionaria’ o el poeta Federico García Lorca.
La exposición también incluye material audiovisual, como una película rodada por Henri Cartier Bresson en la que hay planos filmados por el propio Robert Capa, además de ejemplares de todas las revistas europeas y norteamericanas en las que comenzaron a publicarse las fotografías de los tres fotoperiodistas, que tuvieron el mismo final: morir ejerciendo su profesión en distintas guerras.

Catorce exposiciones de ‘Imágenes en conflicto’

Junto a La Maleta Mexicana, la XV Bienal de Fotografía de Córdoba ha programado hasta el 21 de mayo otras trece muestras de ‘Imágenes en conflicto’, el leitmotiv de esta edición. Media docena de ellas componen la sección oficial del certamen, donde además de las imágenes de Capa, Taro y Chim se pueden visitar en distintas salas institucionales o privadas de la ciudad exposiciones individuales como   Nicaragua, de Susan Meiselas, en el Centro de Arte Rafael Botí; o  Imágenes del mundo y epitafios de guerra en la colección Michael Zapke, en la Sala Galatea. Asimismo,  Historia gráfica de la Guerra Civil en Córdoba. Colección Juan Manuel Fernández Delgado, se puede ver en el Teatro Cómico Principal de Córdoba;  Wa Habibi, de Carole Alfarah, en Casa Árabe; y  Fronteras, de Rafael Alcaide, con exposición en el Bulevar de Gran Capitán e intervención en autobuses urbanos.
Otras ocho exposiciones forman parte de la Sección Paralela, resultado de una selección de una convocatoria abierta a la que se presentaron 113 proyectos, algunos de ellos llegados desde otros países. En esta sección se exponen  Lo humano & lo divino, de Carlos Duarte, en la Escuela de Arte Mateo Inurria;  Ausencias, de Manuel Jesús Pineda, en la Galería Ignacio Barceló, de AFOCO;  Sputtering, de Jorge Isla, en la Sala CajaSur de Gran Capitán;  Miradas de una ciudad, de Jesús Chacón, en el Oratorio San Felipe Neri; o  12 horas en el Louvre, de Katy Gómez Catalina, en la Sala Góngora Arte. También forman parte de esta sección  Obras agónicas y otras patologías. Memento Mori, de Ausín Sáinz, en la Fundación Antonio Gala;  365 días‘, de María María Acha-Kutscher, en las Galerías Cardenal Salazar, de la Facultad de Filosofía y Letras; y ‘Refugio’, de Alana Chnana, en el Edificio Gran Capitán, del Ayuntamiento.
Asimismo, el programa de actividades complementarias de la XV Bienal de Fotografía de Córdoba incluye tres talleres, un ciclo de conferencias y otro de mesas redondas, revisiones de portfolio con tres autores, un ciclo de cine y el II Rallye Fotográfico.