dimarts, 2 de maig de 2017

Maiatza 2017 Mayo: Las “mamas belgas”.

https://errepublikaplaza.wordpress.com/2017/05/01/maiatza-2017-mayo-las-mamas-belgas/



Del CALENDARIO 2017 de la ASOCIACION DE AMIGOS DE LAS BRIGADAS INTERNACIONALES (AABI) dedicado a las  MUJERES EN EL SERVICIO SANITARIO DE LAS BRIGADAS INTERNACIONALES.  El grupo de mujeres del  calendario  apoyaron la defensa de la República frente al golpe y la agresión del fascismo en Europa, un ejemplo de generosidad, sacrificio y solidaridad y merecen un homenaje y recuerdo para que su memoria siga viva junto a quienes lucharon a su lado.
Un ejemplo de solidaridad. Enfermeras judias en la Guerra de España. Como hemos dicho muchas veces, la historia con mayúscula, se cruza y entrecruza y las memorias terminan siendo comunes.  Tras el golpe de estado  del 18 de julio de 1936 miles de personas de todo el mundo apoyaron a la legalidad republicana española.
Las “mamás belgas”.  Se  llamó así a un grupo de 27 voluntarias que partieron de Amberes (Bélgica) para luchar en España contra el fascismo prestando servicios sanitarios en el hospital Militar Internacional de Ontinyent (Valencia).
Este hospital fue instalado en el Colegio de los Franciscanos por iniciativa del Partido Obrero Belga, del Fondo para la Solidaridad Internacional y la Internacional Sindical Obrera. Fue un entro médico putero con casi 1000 camas y donde se utilizaron técnicas muy avanzadas. Funcionó desde mayo de 1937 a febrero de 1939. Uno de sus últimos servicios fue la asistencia a los heridos del bombardeo de Xátiva del 12 de febrero  de1939.
Tuvo un numeroso personal, médicas y enfermeras, procedente de Bélgica, Checoslovaquia, Hungría, Holanda y suiza. Pero el nombre de “mamás belgas” se le dio a un grupo de voluntarias, en su mayoría inmigrantes de países del Este de Europa, sobre todo polacas. Eran, en su mayoría de origen judío y comunistas. Al llegar a Ontinyent se formaron en la escuela de enfermería del propio hospital, que las preparó como enfermeras auxiliares. Destacan Feigla Luftig (“Vera Akkerman”, mujer de Emiel Akkerman, muerto en acción en Madrid el 14 de noviembre de 1936) y sus hermanas Golda y Rachel. Vera Akkerman, la lider de grupo, tras la Guerra de España formó parte de la resistencia contra los nazis encuadrada en la llamada Orquesta Roja, una organización comunista. Muchos de sus miembros pagaron con su vida oponerse al regimen nazi y algunas mujeres de dicha organización fueron tras ser ejecutadas utilizadas por médicos nazis para experimentos médicos sobre la influencia del estres en la función ovárica, caso de Libertas Schulze-Boysen.
Al terminar la guerra, muchas de ellas lucharon en la resistencia anti nazi y algunas murieron en campos de concentración sobre todo en Auschwitz.
Estos son los nombres de las Mamás Belgas que trabajaron en el hospital de Ontinyent:
Sarah Altman.
Syna Leja Berger (Vera o Lea Akkerman).
Sara Blitzer.
Paja Frieda Buchalter. Murió en Auschwitz.
Uka Donotszenko.
Lily Friedman.
Gitlaa Gelibter.
Rajza Goldfinger.
Genia Gross.
Feigla Luftig.
Golda Luftig.
Rachel Luftig. Internada en el campo nazi de Ravensbrück.
Marusia Mersel.
Stunea Osnos. Internada en el campo nazi de Ravensbrück.
Rachel Ovlianetsky. Internada en el campo nazi de Ravensbrück.
Rachel Wacsman.
Olga Hartmat.
Henia Hass. Internada en el campo nazi de Ravensbrück.
Gitla Gustawa Kinzclewska. Deportada al campo nazi de Auschwitz.
Adele Korn.
Anna Korn.
Rose Leibovic.
Bertha Lewkowitz.
de la obra de Francisco Guerra: La Medicina en el exilio republicano. Universidad de Alcalá, 2003.