dimarts, 22 de gener de 2013

La guerrilla antifranquista de Andalucía Oriental fue la más activa y duradera, según estudio


http://www.unidadcivicaporlarepublica.es/index.php/nuestra-memoria/la-guerrilla-antifranquista/6447-la-guerrilla-antifranquista-de-andalucia-oriental-fue-la-mas-activa-y-duradera-segun-estudio-


PDFImprimirE-mail
Escrito por Alfredo Valenzuela   
Martes, 22 de Enero de 2013 05:32
La guerrilla antifranquista en Andalucía Oriental fue la más activa y, junto con la de Levante-Aragón, hasta 1952, la más duradera de España, según las conclusiones del historiador Jorge Marco, profesor de la Complutense, recogidas en su estudio "Guerrilleros y vecinos en armas".
Publicado por el sello granadino Comares, el estudio se ha basado en trece archivos diferentes y, sobre todo, en los sumarios de los consejos de guerra que, según ha explicado el historiador, ofrecen información detallada de la actividad guerrillera.
Para cada acción guerrillera o para detención de guerrillero se abría un consejo de guerra, con testimonios vecinales e informes policiales y parroquiales, de alcaldes y hasta de la propia Dirección General de Seguridad, además de interrogatorios y confesiones, lo que ha permitido a Jorge Marco establecer un censo de guerrilleros andaluces con nombres apellidos y apodos.

"De todas las guerrillas antifascistas, la española fue la primera y la última, ya que surgió en 1939 y duró hasta 1952, y la griega concluyó en 1949", ha señalado Marco, quien ha explicado esta larga existencia con la dura represión franquista.

"Cuando en 1947 la dictadura constata que las democracias no van a intervenir contra España, endurece la represión y la guerrilla cae en la mayoría de las regiones menos en Levante-Aragón y Andalucía Oriental, donde se crea el 6º Batallón, que luego sería la Agrupación Guerrillera de Málaga y luego se llamaría Agrupación Guerrillera de Granada", según Marco.

Por el recrudecimiento de la represión "se fueron al monte familiares de guerrilleros, ante el temor de ser detenidos, y colaboradores, ante el miedo a represalias", lo que en 1947 coincidió con la llegada de cuadros dirigentes del Partido Comunista, en su mayoría procedentes de Francia.

Desde 1947, en las sierras de Málaga y Granada, los guerrilleros no se limitan ya a escaramuzas con la Guardia Civil, sino que intentan secuestros y atracos, y asaltos a fábricas de harina, y la agrupación guerrillera andaluza llega a contar con casi 300 efectivos en un mismo momento, y entre 600 y 700 a lo largo de trece años, entre 1939 y 1952.

El 47 por ciento de estos guerrilleros murieron en combate, y la pena de muerte, según Marco, se aplicó a los dirigentes mientras que se reservaron largas penas a los cuadros medios o bajos y a los guerrilleros que llegaron a colaborar con la Guardia Civil en partidas anti-guerrilleras quedaron finalmente exculpados o redujeron sus condenas, lo que hizo que desertaran el 30 por ciento de ellos.

No fue el caso de "Roberto", apodo de José Muñoz Lozano, toledano de nacimiento aunque criado en Madrid y último jefe de la guerrilla de Andalucía Oriental, quien en la Guerra Civil llegó a comandante para luego conocer los campos de concentración de Francia y Alemania, evadirse, integrarse en el maquis francés y llegar a instructor de guerrilleros.

"Roberto" pasó a España en 1947, al País Vasco y a Andalucía, y fue apresado en Madrid, en 1952 cuando, convencido de la inutilidad de su lucha, trataba de obtener documentación para que los guerrilleros del sur de España abandonaran el país vía África.

Pese a que se le prometió cadena perpetua si entregaba a sus compañeros, una vez que lo hizo, fue fusilado en Granada en 1952, según Marco, quien ha afirmado que la guerrilla no hubiera llegado hasta ese año sin apoyo popular.

El historiador ha explicado que esos apoyos comenzaron a extinguirse ante la estrategia de la Guardia Civil de disfrazar a sus agentes de guerrilleros y recorrer cortijos y núcleos de montaña, de manera que detenía de inmediato a cualquier pastor o labriego que les prestara ayuda, lo que situó "entre dos fuegos" a los escasos apoyos del maquis.


La imagen superior es una fotografía cedida por la editorial Comares de un grupo de guerrilleros de la Agrupación Guerrillera de Granada , en la sierra, en una imagen probablemente tomada en 1948 e incluida en el estudio "Guerrilleros y vecinos en armas" 
--------------------
Fuente: El ideal


Documento relacionado.
Breve historia de la guerrilla antifranquista en Andalucía de José Miguel Giménez Yeste
Durante la guerra civil española y sobre todo en la posguerra, se produce un conflicto armado en muchas zonas de España cuyos principales ideales son la lucha contra la dictadura franquista y la defensa del antiguo orden político establecido; la República.
Este conflicto se localiza mayormente en zonas rurales mediante la forma de guerra de guerrillas en la cual la figura clave serán los maquis. Excombatientes de la guerra civil, políticos, huidos o desertores conforman este grupo de resistencia armada que tuvo en Andalucía uno de los focos de mayor actividad y que supuso para el régimen franquista un serio problema debido a las numerosas bajas, en especial las producidas dentro del cuerpo de la Guardia Civil.
INTRODUCCIÓN. El término maquis hace referencia a un tipo de paisaje de arbustos como son los matorrales (maquia). Es en estos espacios (sobre todo en el levante español) donde se refugian muchos guerrilleros antifranquistas de ahí que su denominación se relacione con este tipo de paisaje. Aunque el fenómeno guerrillero pueda parecer un tipo de lucha armada con pocos años de vida (en la actualidad, la guerrilla colombiana), se trata de una estrategia militar de principios del siglo XIX utilizada por los españoles para la defensa de su territorio durante la ocupación napoleónica.


José Miguel Giménez Yeste es  licenciado en Historia por la Universidad de Córdoba