dijous, 31 de gener de 2013

Sentado sobre los muertos.


Fusilamientos en una fosa común en Fuentebella (Navarra) Septiembre de 1936



     Sentado sobre los muertos
     que se han callado en dos meses,
     beso zapatos vacíos
     y empuño rabiosamente
     la mano del corazón
     y el alma que lo mantiene.

     Que mi voz suba a los montes
     y baje a la tierra y truene,
     eso pide mi garganta
     desde ahora y desde siempre.