dimecres, 20 de novembre de 2013

Encuentran a cinco represaliados en una fosa común de Camas


http://www.elplural.com/2013/11/19/encuentran-a-cinco-represaliados-en-una-fosa-comun-de-camas/


El pasado mes de mayo comenzó este proyecto para encontrar la fosa común con los restos de los nueve mineros asesinados en una emboscada
0
     0 votos
El director general de Memoria Democrática, Luis Naranjo, junto al arqueólogo del proyecto, Andrés Fernández; la delegada de Cultura del Ayuntamiento de Camas, Eva Pérez, y Esteban Garrido, miembro de la asociación local ‘Memoria, Libertad y Cultura Democrática’, han anunciado este martes que se han encontrado los cuerpos de cinco personas represaliadas en el antiguo cementerio de la localidad y que pertenecen a otras víctimas del golpe militar, pero no se trata de los mineros fusilados en La Pañoleta en 1936.
Un proyecto para encontrar a mineros asesinados en una emboscada
En un comunicado, desde el Ayuntamiento de Camas se informa que los trabajos en la zona se prorrogarán durante quince días más, después de que en mayo se iniciara este proyecto para encontrar en el antiguo cementerio de Camas la fosa común con los restos de los nueve mineros asesinados en una emboscada en el barrio camero de La Pañoleta en 1936.
Una ardua tarea de investigación
Así, detalla que el equipo de especialistas que actualmente trabaja en el antiguo cementerio de Camas ha tenido que realizar una ardua tarea de investigación antes de proceder a la actuación sobre el terreno. Según ha explicado el arqueólogo Andrés Fernández, fue necesario realizar un “exhaustivo análisis cartográfico y acudir a fuentes orales y documentales” para intentar localizar el lugar concreto donde podía ubicarse la fosa común con los cuerpos de los mineros.
Personas que fueron fusiladas durante la represión franquista
Tras dos intentos infructuosos a la entrada del cementerio y en uno de los laterales, algunas pesquisas les llevó a actuar en la parte posterior del antiguo campo santo donde se encontraron varios “cuerpos inconexos, sin ataúd y con fracturas en los huesos”. Junto a estos, aparecieron diferentes objetos, entre los que se encontraba un proyectil. Teniendo en cuenta el periodo histórico en el que se produjeron estos acontecimientos y después de descartar su relación con los nueve mineros fusilados en La Pañoleta en el mes de julio de 1936, entienden que los restos pueden pertenecer a otro grupo de personas que también fueron fusiladas días más tarde, o al resto de represaliados de Camas y de otros municipios enterrados en fosas comunes durante la represión franquista.
Un proyecto conjunto entre el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía
La delegada de Cultura del Ayuntamiento de Camas ha asegurado que “los trabajos van a continuar hasta que se llegue al final”. Por este motivo, ha indicado que éstos se “han prorrogado durante quince días más” a fin de encontrar “lo máximo posible”. De la misma manera, también ha detallado que se trata de un proyecto conjunto entre el Ayuntamiento de Camas y la Junta de Andalucía, donde la administración autonómica a través de la Dirección General de Memoria Histórica ha concedido dos subvenciones de 6.000 euros cada una, mientras que el consistorio camero ha aportado un total de 16.000 euros mediante la sesión de personal y medios técnicos.

Un “modelo perfecto de colaboración institucional”

Para Luis Naranjo este proyecto representa un “modelo perfecto de colaboración institucional” mediante el cual se pueden realizar procesos de exhumación. En este sentido, ha criticado la próxima reforma de la Administración Local al considerarla un “obstáculo” para las políticas que se llevan a cabo con los ayuntamientos, entre las que se encuentran aquellas que intentan “recuperar la memoria de las personas asesinadas durante el golpe”.
Camas es un “símbolo de la etapa más brutal del genocidio franquista”
Asimismo, ha considerado al municipio de Camas como un “símbolo de la etapa más brutal del genocidio franquista”, donde se produjeron “crímenes de lesa humanidad que no pueden prescribir”. Naranjo ha expresado también que el Estado debe ser el “garante de las exhumaciones cuando pasen algunos años y los familiares de estas víctimas ya no estén”.