dissabte, 19 de juliol de 2014

A la búsqueda de la identidad enterrada


http://www.eldiadecordoba.es/article/provincia/1816488/la/busqueda/la/identidad/enterrada.html


La Junta de Andalucía y Aremehisa trabajan en el cementerio del Carmen para hallar los cuerpos de posibles víctimas de la dictadura franquista
N. SANTOS , ADAMUZ | ACTUALIZADO 16.07.2014 - 05:01
zoom
Barea, Espino y Naranjo, durante la presentación.
Unas 600 fosas. Este es el número estimado que los expertos barajan sobre los posibles lugares en los que descansan los restos de las víctimas del franquismo en la provincia de Córdoba. En estos momentos, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aguilar de la Frontera Aremehisa está trabajando en el cementerio del Carmen, en Adamuz, tras recibir la petición de varios familiares de este municipio para localizar a las posibles víctimas de la dictadura franquista y de la Guerra Civil que pudiese haber en su interior. 

Para presentar las actuaciones en el camposanto se reunieron ayer el director general de Memoria Histórica de la Junta, Luis Naranjo, el responsable de Aremehisa, Rafael Espino y la arqueóloga encargada de los trabajos, Virginia Barea. Naranjo explicó que los trabajos comenzaron en 2012 y han contado con un presupuesto de unos 6.000 euros por parte de la Junta. El director de Memoria Histórica del Gobierno andaluz recordó que muchos de los cadáveres que aún se encuentran en las cunetas no fueron asesinados tras un juicio , sino por una "aplicación brutal" de la Ley de Fugas que supone una "violación masiva de los derechos humanos". Por su parte, Rafael Espino comentó que los familiares de víctimas del franquismo contactaron con su asociación y a partir de ahí pusieron en marcha los mecanismos para solicitar los permisos necesarios y comenzar con el estudio, además de recabar información a través de testimonios, como el del sepulturero, para completar los huecos que los documentos no llenaban. 

Así, tras meses de trabajo, los encargados de estas actuaciones descubrieron varias fosas individuales, no comunes -como era normal en los asesinatos franquistas- donde hallaron tres cuerpos y parte de otro. Según desgranó Barea, algunas de las víctimas fueron encontradas con indicios de muerte por disparo (violenta) dados los orificios que tenían en los cráneos o la rotura de costillas. En un plazo de tres o cuatro meses procederán a la exhumación de los cadáveres para analizarlos individualmente y darles la identidad que les quitaron.

Cap comentari: