dijous, 21 d’abril de 2016

Lopera recrea la legendaria batalla donde cayeron cientos de brigadistas


http://www.andalucesdiario.es/ciudadanxs/lopera-recrea-la-legendaria-batalla-donde-cayeron-cientos-de-brigadistas/


MARÍA SERRANO / 19 Abr 2016
Figurantes recrean el hospital de campaña de la batalla de Lopera.Figurantes recrean el hospital de campaña de la batalla de Lopera.

El pueblo jienense de Lopera ha revivido el pasado fin de semana la legendaria batalla librada en su término municipal en el verano de 1936. En el 80 aniversario de aquella carnicería, el Ayuntamiento, la Diputación y varias asociaciones memorialistas han querido recrear fielmente aquellos días convulsos con vestimentas, trajes y enseres de la época. El realismo en escena ha permitido incluso ver chaquetas agujereadas porlas balas de los requetés que mataron a cientos de brigadistas internacionales que se encontraban al pie del cañón frente a la trinchera para luchar a favor de la República. Entre ellos, el bisnieto de Charles Darwin, John Cornford.
La cuidada recreación ha permitido a los numerosos visitantes conocer de cerca lo ocurrido aquellos días. No ha faltado la representación real de una escena de combate entre el bando golpista y los milicianos republicanos, junto al Arroyo Salado. Desde la trinchera de las Esperillas se organizaron visitas guiadas para conocer in situ cómo se desarrolló la batalla de Lopera, junto al nido de ametralladoras en la antigua Nacional IV Madrid-Cádiz.
Un tanque utilizado en la recreación.
Un tanque utilizado en la recreación.
La recreación de artilugios y transporte de la época como un puesto de suministro de víveres colectivizados por los anarquistas, un pequeño camión BA-6 con su dotación, el puesto de mando republicano a nivel de brigada con una zona de transmisiones, el de socorro médico carlista conocido como el “bakalito moruno” y un emplazamiento de bando nacional para ametralladoras completaban la cuidada representación llevada a cabo con mucho esfuerzo por asociaciones desde Asturias, Valencia, Barcelona o Andalucía, como Frente Andaluz de Recreación Histórica, Frente del Nalón o Battle Honours.
El esmero en la configuración de este museo viviente ha sido tal que se ha recreado también el hospital de campaña que se ubicaba junto al castillo durante los meses que duró la batalla. Cada uno de los objetos cedidos por los vecinos, ha sido tratado con sumo cuidado para realizar esta tarea de recuperar la memoria de aquellos días. Como broche final, en la plaza del pueblo se llevó a cabo un tradicional baile de la época para mostrar también algunas de las costumbres de la España de los años 30.
Isabel Uceda, alcaldesa de Lopera, trasladaba a Andalucesdiario.es el interés municipal de “aprovechar este hecho bélico para consolidar una efeméride que sirva a la vez como homenaje histórico, acto cultural y evento turístico”. Además ha recordado que “muchos vecinos mayores aún recuerdan con angustia aquel episodio y saben lo importante que es saber qué ocurrió para que este tipo de hechos no vuelva a ocurrir”. Sin hacer turismo de la memoria pero divulgando un pasado reciente, el museo del 80 aniversario se han llevado a cabo durante el pasado fin de semana ininterrumpidamente.

SIN RASTRO DE LAS FOSA DE LOS BRIGADISTAS
El historiador jienense Antonio Marín narra cómo se desarrolló la batalla de Lopera, declarada oficialmente Lugar de la Memoria de Andalucía.“Fue una auténtica sangría. El ejército republicano traía escasa artillería y preparación. Los nacionales acabaron con ellos en pocos días”.
Los requetés se preparan para la batalla.
Los requêtes se preparan para la batalla.
Centenares de brigadistas internacionales murieron en la Navidad del 1936. Ingleses, franceses y alemanes llegaron voluntarios hasta la tierra jienense para luchar contra el fascismo. Entre aquellas milicias, se encontraban intelectuales ingleses de la talla de John Cornford, bisnieto del célebre naturalista Charles Darwin y poeta revolucionario en la Inglaterra dcdl primer tercio del siglo XX. Junto a la zona conocida como barranco del Setal, en el pueblo de Lopera, se encuentra enterrado junto a cientos de brigadista en alguna olvidada fosa, sin haberse encontrado ningún resto, a pesar de las catas realizadas por el gobierno local y las asociaciones memorialistas

Cap comentari: