dijous, 9 de març de 2017

Bebés robados: de la represión franquista al negocio.

http://www.ceaqua.org/bebes-robados-de-la-represion-franquista-al-negocio/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+Ceaqua+%28CeAQUA%29



Bebés robados: de la represión franquista al negocio
Este mes nuestro encuentro de los Sábados Negros estará dedicado a los Bebés robados: De la represión franquista al negocio.
Contaremos con la presencia de Pilar Navarro (Asociación “Todos los niños robados son también mis niños”, madre en busca de su hijo), Irene Meca Mateo, (Colectivo “Camino a la Justicia”, hija en busca de familia biológica), María José Esteso Poves, (periodista, miembro del Colectivo Editor de Diagonal) y Soledad Luque (Asociación “Todos los niños robados son también mis niños”).

“En abril de 2009, Diagonal publicó el primero de una serie de reportajes sobre el robo de bebés ocurrido en maternidades a partir de los años ’60. Entonces fuimos el medio que dio voz a las víctimas, madres e hijos que habían sufrido el robo de bebés del el Franquismo hasta iniciada la democracia. Mostramos a través de la investigación cómo estos hechos no se habían producido de forma aislada en una clínica privada, sino que formaban parte de una misma actuación repetida en muchos puntos del Estado español. Hoy, transcurridos ya tres años desde aquellas primeras investigaciones, el robo de niños ocupa las portadas de todos los medios de comunicación tanto del Estado español como del extranjero.
Ya se puede hablar de dos fases en el robo de bebés. Una primera etapa, desde los ’40 a los ’60, fruto de la represión política del Franquismo, documentada por historiadores e incluso por libros autobiográficos de mujeres que sufrieron o vieron cómo eran arrebatados los niños a madres presas por sus ideas políticas. Esos bebés eran entregados a padres afines al régimen franquista o a instituciones que los iban a educar en el nacional-catolicismo y contaban con el aval de la s ideas de segregación del psiquiatra Antonio Vallejo-Nájera.

Y una segunda etapa que está saliendo a la luz ahora que abarca desde los ’60 a los ’90 y en la que el móvil fue económico, pero también político, porque médicos, monjas, curas, abogados, notarios, etc., actuaron sabiéndose impunes y desde sus cargos de responsabilidad. Muchos de los implicado están vinculados, además, con la primera etapa del robo de bebés y dan continuidad a la misma.

Según revelamos en 2009, aquellos crímenes de lesa humanidad continuaron. Nuestros reportajes, que al inicio podía dar la sensación de hacer eferencia a hechos aislados, marginales, han demostrado que el robo de bebés siguió hasta entrados los años ’90 y que los sufrieron cientos de madres. En la actualidad se habla de más de 300.000 afectados.”
(Texto tomado del prólogo del libro “Niños robados, de la represión franquista la negocio” de María José Esteso Poves)

Y como siempre con música, videos y todas las cosas que siempre acompañan a nuestros invitados.
bebes
FacebookTwitterGoogle+Email