dijous, 9 de març de 2017

Defensores de Millán Astray denunciarán a la Universidad de Salamanca

http://www.elconfidencialautonomico.com/castilla_y_leon/Defensores-Millan-Astray-Universidad-Salamanca_0_2888111171.html



También han escrito a la de Oviedo por un ataque del rector
0


Aseguran que en la famosa polémica del 12 de octubre de 1936 no fue el fundador de la Legión, sino el rector Unamuno el responsable de la exaltación del alzamiento de Franco
  •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
Los veteranos de la Legión que se movilizaron contra la posible retirada de la calle General Millán Astray en Madrid se dirigen ahora contra la Universidad de Salamanca. Han conseguido pruebas que desmontan la versión de la polémica del “¡Muera la inteligencia!” y ahora quieren que el rectorado pida perdón, conforme a la Ley de Memoria Histórica.
José Millán Astray y Miguel de Unamuno, a la salida del acto en la Universidad de Salamanca en 1936.José Millán Astray y Miguel de Unamuno, a la salida del acto en la Universidad de Salamanca en 1936.
Uno de los argumentos utilizados por el ayuntamiento de Madrid y su Comisionado para la Memoria Histórica para plantear cambiar el nombre de la calle General Millán Astray es el episodio que habría protagonizado el 12 de octubre de 1936: la discusión con Miguel de Unamuno en la Universidad de Salamanca en la que José Millán Astray habría gritado el ya famoso “¡Muera la inteligencia!”.
Los miembros de la plataforma en defensa de Millán Astray, muchos de ellos antiguos caballeros legionarios, se implicaron en tratar de desmontar lo que consideran una versión sesgada de ese día. Recientemente encontraron una crónica de El Adelanto de Salamanca, acompañada de una fotografía, que demostraría que Millán Astray y Unamuno mantuvieron un tono cordial en el acto y se despidieron sonrientes.

Que se aplique la Ley de Memoria Histórica

El Confidencial Autonómico ha podido saber que tras este descubrimiento, la Plataforma Patriótica Millán Astray se dirigió al rector de la Universidad de Salamanca y a la Junta de Castilla y León. ¿Su petición? Que se aplique la Ley de Memoria Histórica, y sea la universidad la que pida perdón por ese acto.
Argumentan que actualmente se está tratando de “lavar” la responsabilidad de la Universidad de Salamanca en apoyo al bando franquista atacando la figura de Millán Astray. Por eso, si se sigue usando ese episodio para retirar calles al fundador de la Legión, consideran que más responsables fueron Miguel de Unamuno y la Universidad de Salamanca, que acogieron un acto de “exaltación del Alzamiento Nacional” como fue el de ese 12 de octubre de 1936.
De ahí que hayan presentado escritos a la Universidad de Salamanca para que cumpla la Ley de Memoria Histórica, y a la Junta de Castilla y León, que podría (conforme a esa ley) cortar la financiación pública a la Universidad de Salamanca como institución que no cumpliera esa norma.
De esta forma, la universidad tendría que entonar el “mea culpa” por haber acogido ese acto de exaltación del golpe de Estado del 18 de julio de 1936, incluso se tendría que repudiar a Miguel de Unamuno.
A la de Salamanca se suma la de Oviedo: la Plataforma Patriótica Millán Astray también se ha dirigido por carta al rector de esta universidad asturiana. Lo han hecho después de que el rector, Santiago García Granda, recordara en un acto reciente la supuesta frase de Millán Astray: “Bien pronunciase esa frase Millán Astray, bien fuera transmutada posteriormente por Serrano Suñer, hay dos aciertos en ella: que ninguno de los dos era inteligente y que, adecuadamente, situaban la inteligencia en la Universidad. En el “templo de la inteligencia” como le profirió Unamuno que presidía como Rector aquel mismo acto: «Este es el templo de la inteligencia, y yo soy su sumo sacerdote. Estáis profanando su sagrado recinto. Venceréis, porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis»”.
“Que dejen ya de meterse con Millán Astray”, reclama este colectivo de antiguos legionarios, que tras ver la calle de su fundador amenazada por la interpretación que hace el ayuntamiento de Madrid (y otras administraciones) de la Ley de Memoria Histórica, han decidido recurrir a esa misma ley para contraatacar.