dissabte, 1 de març de 2014

Un saco de boxeo con la cabeza de Franco no atenta contra el honor del dictador. LA FUNDACIÓN FRANCISCO FRANCO RECLAMA 12.000 EUROS.


http://www.lasexta.com/noticias/cultura/saco-boxeo-cabeza-franco-atenta-honor-dictador_2014022800301.html

Para que algo atentara contra el honor de este traidor a España primero él habría de tenerlo.




Si meter a Franco en la nevera no fue delito, hacer un saco de boxeo con su cabeza tampoco lo es. La Fiscalía ha pedido el archivo de la última demanda que la Fundación Francisco Franco ha presentado contra el autor de estas obras de arte.

Un saco de boxeo con la cabeza de Franco no atenta contra el honor del dictadorver el video
Video: laSexta.com
laSexta.com  |  Madrid
A la Fundación Francisco Franco no le gusta que al dictador le hayan convertido en un saco de boxeo. Se llama Punching Franco y es obra del autor Eugenio Merino: "Me pareció una buena terapia tener un punching para poder pegarle y que se desahoguen las víctimas del franquismo".
Esta escultura es la culpable de que el artista haya tenido que acudir a un juicio en Madrid por daños al honor. Eugenio opina que "debería hacer pensar a la gente que llevan a juicio a personas que jercen su derecho a la libertad de expresión".
La fundación Francisco Franco, que vela por salvaguardar el legado del dictador, le reclama 12.000 euros al artista. "Resulta ofensivo para cualquiera, basta decirle que ponga su cara o de cualquiera de sus familiares"dice Jaime Alonso, vicepresidente 'Fundación Francisco Franco'. Él a su vez, reclama entre 300 y 4.000 por que hay mala fe en la demanda.
Susana Plaza, abogada de Eugenia Merino, dice que "sólo encontramos la justificación en esa manía persecutoria de esta fundación con Eugenio". De hecho, el precedente existe. Es la segunda vez que Eugenio Merino se ve las caras con los defensores de Franco. El año pasado ya le demandaron por considerar que esta escultura resultaba una "intromisión ilegítima en el honor". La demanda fue desestimada. Algo que podría ocurrir esta vez, porque la fiscalía ha dicho que aquí no ve daño al honor.