dimecres, 30 de març de 2016

Paca Sauquillo dirigirá Memoria Histórica en Madrid sin tirar monumentos


http://www.eldiario.es/politica/Paca-Sauquillo-Memoria-Historica-Madrid_0_499750783.html





Paca Sauquillo dirigirá Memoria Histórica en Madrid sin tirar monumentos
Paca Sauquillo dirigirá Memoria Histórica en Madrid sin tirar monumentos
La abogada y militante del PSOE Francisca Sauquillo asume su designación como responsable de la comisión que decidirá cómo aplicar la Ley de Memoria Histórica en Madrid sin ánimo de "revanchas" y con un criterio claro: no tirar monumentos, sino complementarlos o explicarlos, para no actuar como "talibanes".
Compañera de promoción de la alcaldesa Manuela Carmena, la exdiputada, exsenadora y exeurodiputada hasta 2004, creó en Madrid en 1971 uno de los primeros despachos laboralistas, donde su hermano fue asesinado en 1977 en la conocida como 'matanza de Atocha'.
En ese despacho trabajaba por aquel entonces Carmena, que ahora le ha pasado la "patata caliente" de la memoria histórica a su antigua compañera, como reconoce la propia Sauquillo (Madrid, 1943) en una entrevista con Efe en la que Paca aún recuerda aquella promoción de la Complutense con "mucha gente conocida" del 1961-62.
Sauquillo reconoce que asume un "asunto caliente", pero apuesta por "hacer por consenso" para que esa patata caliente "queme lo menos posible y esté buena".
En él se mezclan posibles errores cometidos en los últimos meses por la concejala Celia Mayer -cuyas competencias asume en parte-, pero también las diferencias entre historia -objetiva- y memoria -subjetiva-, o la aplicación de una ley que a su juicio "no es mala" pero se aplicó "mal", lo que generó "tensiones" en su aplicación.
Lo que hará en su nueva responsabilidad es tratar de "cerrar un capítulo" e intentar recuperar la memoria, la justicia y la verdad de lo que pasó con "consenso", "máximo respeto a todas las partes" y cumplimiento de la ley y sus procedimientos.
También recuperar a los "olvidados" y a aquellos a los que se ha querido olvidar, así como a las personas "que fueron invisibles" en la historia de la ciudad, como las mujeres.
La comisión tendrá función asesora, sus componentes no tendrán sueldo y su actividad no debería prolongarse más allá del año o el año y medio.
Sauquillo entiende que habrá que quitar "algunas calles" y "algunos símbolos". Pero en otros casos "a lo mejor lo que hay que hacer es poner", añade, para explicar una figura que ha existido, o ubicar a su lado a otra que debe ser recuperada.
"La historia es más compleja y los países que lo han hecho bien no han tirado, han puesto historias y tal, tirar nada. Hay que cambiar algunas cosas", argumenta.
A la abogada, que responde en el mismo despacho donde trabajó en el caso de los últimos ejecutados de España, le han planteado la tarea con el objetivo de lograr el consenso de todos los partidos.
Por ello ya ha contactado con Esperanza Aguirre (PP) y con Begoña Villacís (Ciudadanos) para que propongan, al igual que Ahora Madrid y el PSOE, los nombres de los expertos que compondrán la comisión.
Sauquillo pide aprovechar el informe que hará para renombrar calles vinculadas con el franquismo y decidir el futuro de vestigios y monumentos para actuar en sentido más amplio, recuperando la historia de la ciudad -como la llegada de exilados políticos que se asentaron en chabolas- en un nuevo museo y fomentando el turismo.
En su trabajo tendrá en cuenta la ley de memoria histórica, pero también la ordenanza que regula el cambio de denominaciones de las calles de 2013, la postura de las administraciones, de asociaciones de recuperación de la memoria, de vecinos y comerciantes.
¿Qué se debe retirar? Todas aquellas cosas "agresivas" y "violentas" que la gente no pueda aceptar por haber sufrido esa "violencia", "agresividad" y "sublevación".
Lo que nunca sería el caso de calles como la de Salvador Dalí, un pintor "reconocido mundialmente", o un escritor o un cirujano, sea cual sea su ideología.
Sauquillo no duda de la "buena voluntad" que tuvo la concejala Celia Mayer -responsable de la polémica retirada de vestigios de febrero que luego hubo que recolocar y provocó la creación del comisionado.
"Hay cosas de las que han hecho hasta ahora la persona que se encargaba de ellos, la concejal, que creo que estaban bien. Otra cosa es que, cuando cometes errores, se magnifiquen los errores, pero creo que había buena voluntad, parto de esa premisa", insiste.
"A lo mejor se han cometido errores que efectivamente no tienen sentido, porque no se trata de quitar por quitar: es erróneo, no todo el mundo que sea de derechas, aunque sean muy muy de derechas, tienes por qué quitarles. A lo mejor es un buen escritor y esa persona no cometió violencia de muerte. Otras personas son las que hicieron que esa violencia se cometiera, eso ya cambia", apostilla.
Sauquillo no quiere dar nombres, porque apela a consensos y acuerdos para evitar las "revanchas".
Y se declara optimista: "Me daría por contenta con que el 90 % de los madrileños digan que se ha hecho bien. Siempre habrá un porcentaje pequeñito que dirá que no haga lo que se haga".