dissabte, 5 de novembre de 2016

Armengol: "Son los huesos de la justicia, la libertad y la democracia".

http://www.elmundo.es/baleares/2016/11/05/581dd5e246163ff06a8b4656.html



Algunos de los restos hallados en la fosa.



Armengol ha destacado la labor de equipo de exhumación que está "devolviendo los cuerpos para que los familiares los puedan llorar"


La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha visitado hoy los trabajos de exhumación de restos de represaliados de la Guerra Civil y el franquismo en la fosa del cementerio de Porreres donde se han encontrado ya restos que ha descrito como "los huesos de la justicia" y de la libertad.
"La memoria es muy importante tenerla siempre presente y poder cerrar heridas y reparar a las víctimas aunque sabemos que nunca les podremos devolver a los familiares todo lo que sufrieron", ha dicho Armengol, en declaraciones facilitadas por el Govern.
Los trabajos de exhumación de la fosa común de Porreres, situada en el interior del cementerio municipal, comenzaron el miércoles pasado por parte de un equipo dirigido por antropólogo forense Francisco Etxeberria, especialista en exhumaciones de la Guerra Civil.
Los estudios previos indican que en la fosa de Porreres puede haber enterradas víctimas de 30 localidades distintas de Mallorca, y se estima que se pueden encontrar restos de entre 100 y 120 desaparecidas, lo que la convertiría en la fosa de mayor tamaño exhumada en Baleares.
Armengol ha destacado la labor "magnífica" que realizan Etxeberria y su equipo "devolviendo los cuerpos para que los familiares los puedan llorar".
"Son los huesos de la justicia, la libertad, la democracia y de toda aquella gente que nos hizo sentir orgullosos en el pasado y que queremos devolverles desde las instituciones el papel que tuvieron aunque fuera con su propia muerte", ha afirmado.
Armengol ha agradecido en particular a la asociación Memoria de Mallorca "su lucha desde hace muchos años, una lucha incansable ante todas las instituciones, y su respeto y protección a las familiares de todas las víctimas y de acogida constante a todos ellos".
La presidenta ha destacado la importancia de que el Parlament aprobara la Ley de Fosas, para poder recuperar y devolver la dignidad a las víctimas de la guerra Civil y del franquismo. "Personas asesinadas y brutalmente enterradas como vemos estos días en la fosa de Porreres, por defender unas ideas y valores democráticos y por defender las libertades de las que ahora disfrutamos", ha afirmado.
Además de la presidenta balear, también han participado en la visita la alcaldesa de Porreres, Francisca Mora; el presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat, y otras autoridades.
Entre quienes han visitado la fosa se encontraba el alcalde de Calvià, Alfonso Rodríguez, cuyo consistorio acompañará a los familiares de los "calvianers" asesinados por el franquismo cuyos restos se encuentren en Porreres, se hará cargo de las pruebas de ADN para comprobar las coincidencias con los restos hallados y colaborará con el traslado de los restos confirmados a Calvià.
El Ayuntamiento de Calvià tiene previsto en 2017-2018 exhumar la fosa común del cementerio de la localidad, ha informado el consistorio en un comunicado.
Hay una veintena de voluntarios que se están formando con el equipo de arqueólogos y médicos forenses dirigidos por el doctor Etxeberría en Porreres y serán los que se encargarán de las exhumaciones en el resto de municipios de la isla, también en Calvià.
La de Porreres es la primera exhumación tras la aprobación por unanimidad el pasado 13 de julio en el Parlament de la Ley para la recuperación de personas desaparecidas durante la Guerra Civil y el franquismo.
La fosa de Porreres está identificada en el Mapa de Fosas de la represión franquista elaborado por la Asociación Memoria de Mallorca.
La entidad Asociación Memoria de Mallorca ejecuta el proyecto "Plan de exhumaciones de fosas de desaparecidos 2016", gracias a la financiación del Govern mediante una subvención directa de 95.000 euros aprobada en Consell de Govern en septiembre.
El objetivo es llevar a cabo la investigación derivada de la existencia de fosas con restos humanos correspondientes a víctimas de guerra y de represalias políticas en el periodo 1936-1939 y también de 1940 en adelante, mediante la investigación, exhumación e identificación de desaparecidos.