dissabte, 5 de novembre de 2016

Dos casos más de presuntos ‘niños robados’ en Banyoles apuntan a un mismo abogado

http://www.lavanguardia.com/local/girona/20161105/411581808501/ninos-robados-banyoles-mismo-abogado.html



  • La asociación SOS Bebés Robados pide que se investigue a los que tramitaron estas adopciones irregulares para destapar el negocio
Dos casos más de presuntos ‘niños robados’ en Banyoles apuntan a un mismo abogado
Joan Coll muestra parte de la documentación que ha reunido en siete años de búsqueda (Maria Angels Casademont)
El de Joan Coll no es el único caso de presunto ’niño robado’ en Banyoles. Otra adopción irregular ha llegado a SOS Bebés Robados, la asociación que canaliza este tipo de delitos en el estado español. “Hace dos o tres años nos llamaron otras dos hermanas supuestamente adoptadas porque habían encontrado documentación que no cuadraba y sus adopciones procedían del mismo abogado que tramitó la de Joan”, alerta Ricardo López, delegado de la entidad en Girona. “Estas chicas ni siquiera saben si son hermanas entre ellas”, señala.
La asociación sospecha que pueda tratarse de la “célula” de este tipo de procedimientos irregulares en la zona y pide que se investiguen todos los expedientes que gestionó este abogado. “Si el juez reconoce que hay documentación falsificada, ¿por qué no se investiga al abogado que la ha falsificado?”. “Fiscalía tendría que ordenar una investigación a toda la documentación oficial que podría estar amañada. ¡Saldrían muchos más casos en la misma zona! Pero siempre estamos en lo mismo: se parará en este caso en vez de revisar todas la adopciones que tramitó ese señor”, denuncia López.

La directiva de SOS Bebés Robados se ha reunido en varias ocasiones con la fiscalía de menores para tratar el tema, pero aseguran que se encuentran “con una pared”. “No quieren ir más allá, se limitan a decir que cada uno tiene que denunciar lo suyo; pero de esta forma nunca se va a saber lo que pasó realmente”, lamenta. “Les interesa tapar el bulto porque sino la bola se haría mucho más grande”, insiste. El responsable de la asociación en Girona también considera clave que fiscalía revise las identidades del Registro Civil de los más de 2.500 denunciantes en todo el estado para comprobar posibles duplicados, como ocurrió en el caso de Joan.
Según López, recurrir a la vía penal es muy poco esperanzador: “Todos los casos de presuntas adopciones irregulares que se cometieron en los años 50, 60 y 70 se acaban archivando aunque hayan pruebas evidentes de falsificación documental”. De hecho, “hace seis años no podías ni siquiera poner la denuncia porque te decían directamente que los delitos ya habían prescrito”, recuerda. “Fue a partir de una demanda colectiva ante la Fiscalía General del Estado que interpusimos 261 afectados en todo el estado español, en abril de 2011, cuando conseguimos dar un paso adelante y que nos admitiesen las denuncias de bebés robados durante aquellos años”.
La lucha judicial que ahora ha emprendido el vecino de Banyoles por vía civil abre un camino de esperanza para los afectados que quieren recuperar su identidad biológica. Si el juez considera que en su adopción hubieron irregularidades, podría revocarla y anular, así, la partida de nacimiento “de una persona que no ha nacido nunca”. De momento la fiscalía se ha posicionado a su favor y sus padres adoptivos aceptan que borre sus apellidos, pero no quiere hacerse cargo de las cuestas del procedimiento.
Sin embargo, el caso de Joan es excepcional por la cantidad de documentación que ha podido reunir y que prueba dichas irregularidades. Lleva más de siete años buscando. El hecho de que su presunta “compraventa” se produjera cuando él tenía seis años, ya con memoria y consciencia, le ha permitido reconstruir muchas partes de su pasado. Según López, muchos casos son archivados por falta de pruebas. En la mayoría se trata de madres a quienes les dijeron que su bebé había nacido muerto.
En la demarcación de Girona se tiene constancia de 27 casos de presuntos “robos” de niños. Algunos de ellos se reunirán este domingo junto a otros afectados de Catalunya en la plaza Sant Jaume de Barcelona, como hacen cada primer domingo de mes, para exigir una investigación a nivel nacional.