dimecres, 3 de febrer de 2016

El PP pide la inhabilitación de Carmena por "prevaricar" en la retirada de vestigios franquistas.


http://www.elmundo.es/madrid/2016/02/03/56b11bc9ca474114488b4615.html



Celia Meyer, concejala de Cultura del Ayuntamiento de Madrid: 'Tenemos la obligación de cumplir con la Ley de Memoria Histórica' ATLAS
Presentará una denuncia tras la eliminación "intencionada" de monumentos ajenos a la dictadura "a sabiendas de su injusticia"
La eliminación de los primeros vestigios franquistas de las calles de la capital ha abierto un nuevo frente de batalla entre el Gobierno de Ahora Madrid y el PP. El equipo de Manuela Carmena enmarca la retirada desde el pasado viernes de un monolito, una lápida y una placa con supuestas referencias «a la violencia durante la dictadura» en el cumplimiento de la ley, mientras que el principal partido de la oposición presentará este miércoles una denuncia contra el Ayuntamiento por un presunto delito de prevaricación y pedirá la inhabilitación de la alcaldesa para cargo público.
El origen de esta nueva polémica se remonta al Pleno municipal del pasado 22 de diciembre. Todos los grupos que componen la Corporación local, con la excepción del popular de Esperanza Aguirre, votaron a favor de elaborar un plan integral sobre memoria histórica a iniciativa del PSOE, que incluiría la revisión del callejero de la ciudad para borrar las alusiones a la Guerra Civil y al régimen autoritario que emanó de ella.
Aunque el plazo que se fijó para iniciar este proceso de selección consensuada con la Universidad Complutense fue de cuatro meses, la delegada de Cultura y Deportes, Celia Mayer, ya desgranó entonces una lista de las primeras 30 vías públicas que serían rebautizadas a partir del segundo trimestre de este año, una competencia que precisamente recae en su área. También señaló una serie de vestigios franquistas a eliminar, a los que no puso fecha de caducidad, y que han empezado a ser retirados ahora por los operarios del Ayuntamiento de Madrid.
En concreto, según adelantaron ayer El País y La Razón, ya han sido eliminados el monolito en honor del Alférez Provisional, junto al museo del Prado; la lápida deJosé García Vara, fundador de la Central Obrera Nacional Sindicalista, en la calle Arrieta, cerca de Ópera; y la inscripción en memoria de ocho frailes carmelitas fusilados en los primeros días de la Guerra Civil, en el cementerio parroquial de Carabanchel Bajo.
Sin embargo, respecto a este último supuesto vestigio franquista, el Ayuntamiento de Madrid ha decidido rectificar y anoche anunció que restituirá la placa dedicada a los religiosos asesinados, previsiblemente a lo largo del día de hoy. Tal y como explicó una portavoz, los servicios jurídicos municipales han determinado que se ha cometido «un error derivado de las listas franquistas» elaboradas a partir de un documento de 2001 realizado por la propia Área de Urbanismo del Consistorio de la capital.

Denuncia en los juzgados de Plaza Castilla

Y, entre tanto, el PP presentará esta mañana una denuncia en los juzgados de Plaza Castilla contra la alcaldesa de Madrid y su delegada de Cultura. Las acusa de prevaricar por quitar «de forma intencionada y a sabiendas de su injusticia» varios monumentos ajenos a la dictadura y a la Guerra Civil «que no vulneran la Ley de Memoria Histórica».
Por ello, el partido de Aguirre va a pedir la inhabilitación de Carmena y Mayer para el ejercicio de cargo público por un periodo de entre nueve y 15 años en aplicación del artículo 404 del Código Penal. Asimismo, solicita la restitución de los monumentos que han sido quitados cometiendo «una serie de tropelías históricas», como la retirada de la placa de los frailes carmelitas que «hace exclusiva alusión a un hecho objetivo sin incluir elemento de exaltación alguno de la sublevación de la contienda o de la represión de la dictadura».
«Es obvio que estas resoluciones administrativas son groseramente ilegales y, por tanto, merecedoras de un reproche legal», argumenta el PP en la denuncia que va a presentar su portavoz adjunto en el Ayuntamiento de Madrid, Íñigo Henríquez de Luna. Asimismo, los populares consideran un «desprecio consciente de la normativa en materia de Patrimonio Histórico» la retirada de la placa de José García Vara, «situada en un edificio de la calle Arrieta, perteneciente al conjunto histórico de la Villa de Madrid, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), al igual que la zona en la que estaba el monolito del Alférez Provisional.

Apertura de un expediente en la Dirección de Patrimonio

En este sentido, la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid anunció ayer que ha abierto diligencias para averiguar si procede expedientar al Ayuntamiento de Madrid por la retirada de vestigios franquistas y cuyos resultados se remitirán a la Fiscalía si se observan indicios de delito, informa Efe.
La delegada de Cultura aseguró ayer que todos los monumentos y placas retirados «son de titularidad municipal», por lo que «no necesitan ningún tipo de autorización reglamentaria para proceder a su retirada». Además, Celia Mayer acusó al PP de manejar este tema con «interés político» para tapar las investigaciones sobre corrupción que salpican a su partido.
De aquí al mes de abril está previsto que se elimine la lápida a los Caídos de Chamartín de La Rosa (plaza de Duque de Pastrana), el monumento a los mártires de la Sacramental de San Isidro (paseo Ermita del Santo), la placa a los Hermanos Falcó y Álvarez de Toledo (Barajas) y dos lápidas en recuerdo del diputado de Renovación Española José Calvo Sotelo (en plaza de Castilla y la calle Velázquez).