dijous, 17 de març de 2016

Investigadores de la Universidad de Burgos sacan a la luz en un libro más de 300 fotografías de la comarca burgalesa de las Merindades tomadas por el soldado Guglielmo Sandri durante la Guerra Civil.


http://www.abc.es/espana/castilla-leon/abci-merindades-tras-camara-teniente-italiano-201603171144_noticia.html


Las Merindades, tras la cámara de un teniente italiano



Soldados y mujeres convivían pacíficamente en Lastras de las Eras - FOTOS CEDIDAS POR EL ARCHIVO DE BOLZANO
Guglielmo Sandri fue un teniente italiano que participó en la Guerra Civil española. Amante de la fotografía, realizó más de 4.000 imágenes que estuvieron a punto de acabar en la basura. Cosas del destino, afortunadamente fueron a parar al Archivo Provincial de Bolzano (Italia) y han sido recuperadas por el grupo de investigación de Comunicación Audiovisual y Patrimonio de la Universidad de Burgos (UBU). Seguir los pasos de Guglielmo Sandri a través de sus fotografías es sumergirse en aquella España de 1937 y, en concreto, en la comarca burgalesa de Las Merindades en la que se ha centrado el equipo de investigación de la UBU coordinado por Miguel Moreno.
Soldados desfilando en el municipio de Incinillas
Soldados desfilando en el municipio de Incinillas
Las imágenes del teniente italiano muestran a miembros de su ejército pero, también, los lugares por los que pasaron y las gentes con las que compartieron, por ejemplo, unos macarrones o unas onzas de chocolate. Los investigadores han analizado y rastreado las fotografías hasta conseguir localizar más de 300 tomadas en distintos municipios del norte de la provincia de Burgos desde el balneario de Corconte a Miranda de Ebro pasando por el Valle de Manzanedo, Villarcayo, Medina de Pomar o el Valle de Losa.
El equipo que ha trabajado en el libro
El equipo que ha trabajado en el libro- R. ORDÓÑEZ
Pasada la guerra vuelve a Italia, continúa su carrera militar y fallece en 1979. Tras morir su mujer poco después y sin descendencia, el casero tira todas sus pertenencias a la basura pero alguien descubre las miles de fotografías que acabarán en el Archivo Provincial de Bolzano. Allí las encuentra Carlota Martínez quien sigue los pasos del teniente italiano y embarca al grupo de investigación de Comunicación Audiovisual y Patrimonio de la UBU en la aventura analizar y localizar las imágenes que se encontraban «en papel, desordenadas y sin anotaciones», señala Miguel Moreno. Un trabajo que se ha plasmado en el libro «Guglielmo Sandri en Las Merindades. La Guerra Civil tras la cámara del teniente italiano» que ha editado la Diputación de Burgos. En el libro se muestran las imágenes originales de Sandri junto con otras tomadas en la actualidad desde el mismo punto por Miguel Moreno.

Los recuerdos

El coordinador del libro señala que Sandri realizaba fotografías militares, de puentes y zonas de paso, pero también de los lugares y las gentes a quienes, en la medida de lo posible, han ido a buscar los miembros del equipo de investigación. De este modo podemos saber, como explica el doctor José María Chomón, que la presencia italiana en el pequeño municipio de Villalaín se recuerda como una «buena convivencia». Así se lo han relatado cuatro vecinos que rondan los noventa años y que señalan que lo «más llamativo» de los italianos era que disponían de abundante comida y de «ciertos lujos» como botas de cuero en un entorno en el que lo que abundaban eran las alpargatas.
La historiadora Carlota Martínez encontró las fotografías en el Archivo de Bolzano
La investigación ha permitido también que algunos de los protagonistas vean por primera vez estas imágenes como Felisa Quintana, quien fue retratada en 1937 sosteniendo una bandera con el símbolo del Sagrado Corazón. Es una de las numerosas mujeres que aparecen en las fotografías de Sandri cuyo estudio ha realizado Fátima Gil Gascón para mostrar la «cotidianidad femenina» durante la Guerra Civil. Hay retratos de una enfermera de la Cruz Roja, mujeres rezando o voluntarias de las denominadas «cocinas de hermandad», además de muchas fotografías «casuales» de las jóvenes con soldados italianos, unas relaciones que «no solían ser bien vistas por los mozos de la zona».
Jóvenes retratadas en Villaño
Jóvenes retratadas en Villaño
Pero no podemos olvidar que la presencia de Guglielmo Sandri se enmarca en la Guerra Civil. Aunque, como relata la doctora Ainara Miguel, viviera una «guerra tranquila», el teniente italiano recoge imágenes de sus compañeros desfilando, preparando el rancho e incluso tocando el acordeón. Hay pocas imágenes de acción, aunque sí algunos heridos y muertos. Son instantáneas de una contienda que inauguró los reportajes de guerra tal y como los conocemos en la actualidad.
Algunos de sus protagonistas han visto por primera vez estas instantáneas
En todo caso, otro de los investigadores, César Fidalgo, destaca que «apenas una mínima parte del total muestra el lado más crudo de la guerra». En su opinión, Guglielmo Sandri no deja de ser un «turista accidental» aficionado a la fotografía que, como explica también la doctora Marta Martínez Arnáiz, nos permite reconocer la comarca de Las Merindades y comprobar como muchos pueblos han conservado «la solidez y belleza» de su arquitectura popular y los recuerdos de una Guerra Civil que trajo, entre otras muchas cosas, a aquellos soldados italianos.