dimecres, 14 de desembre de 2016

La Justicia niega la prescripción en un caso de bebés robados en Madrid

http://cadenaser.com/ser/2016/12/13/tribunales/1481663040_782760.html



NIÑOS ROBADOS


La Audiencia Provincial de Madrid rechaza un recurso en el que el doctor Eduardo Vela reclamaba el archivo de la investigación por caducidad del delito: explican, por primera vez, que el robo de un niño incluye una falsificación en su estado civil que se mantiene toda su vida





El robo de un bebé no prescribe a los ojos de la Justicia, al menos si hay una partida de nacimiento falsificada de por medio. La Audiencia Provincial de Madrid ha rechazado los argumentos de un médico imputado por el supuesto robo de una bebé en 1969 en la capital, solicitando que la causa se archive por prescripción de los hechos: los jueces explican que el médico Eduardo Vela pudo cometer delitos de falsificación durante el proceso de adopción supuestamente fraudulenta, y que es “un delito permanente”.
Se trata del caso de Inés Madrigal, instruido en el juzgado número 46 de Plaza de Castilla y que se encuentra a las puertas de juicio: el pasado mes de abril, la magistrada dictó auto de procedimiento abreviado contra el doctor Vela. Un procesamiento que todavía está a la espera de confirmación por parte de esta misma Audiencia Provincial.
En su auto, los magistrados de la sección segunda rechazan los argumentos que esgrimió el médico imputado hace más de un año pidiendo el archivo de la causa: la falsificación – en este caso del certificado médico de nacimiento – es un delito que “con independencia del momento en que se consuma, se realiza durante todo el tiempo en que la conducta delictiva se mantiene”, por lo que no se pueden aplicar los plazos habituales de prescripción.
La documentación falsificada permanece falsificada y la identidad biológica de Inés Madrigal, por tanto, supuestamente falseada: “No hay que olvidar que el citado certificado médico fue el que sirvió de antecedente para la inscripción que se practicó en el Registro Civil, obrando en base al citado certificado datos falsos con respecto de la denunciante”, dice la resolución.
Una resolución contra la que no cabe recurso y que introduce un criterio novedoso – a nivel judicial, ya hace unos años la Fiscalía dio orden de investigar todos los casos – en las investigaciones de robo de bebés, generalmente condenadas al archivo por falta de pruebas. El letrado de la denunciante, Guillermo Peña, en cualquier caso, pide evitar “triunfalismos”, por entender que este caso – a las puertas de juicio tras el procesamiento del doctor Vela – es único a nivel de pruebas. Una investigación en la que se ha podido recabar el testimonio del médico supuestamente implicado, en la que se han encontrado los documentos supuestamente falsificados y en la que incluso la propia madre adoptiva ha confesado las circunstancias de la adopción.