dilluns, 25 de febrer de 2013

‘Realidad’, mucho más que una revista del exilio español

http://www.elcorreogallego.es/tendencias/ecg/realidad-mucho-revista-exilio-espanol/idEdicion-2013-02-24/idNoticia-792787/


EFE. GRANADA  | 24.02.2013 
A- A+

Granada. La revista Realidad, fundada en 1947 por el escritor Francisco Ayala, fue una de las mejores publicaciones del exilio republicano, pero no quedó "atrapada entre sus redes" sino que se lanzó a "pensar el mundo", en plena crisis tras la II Guerra Mundial, y a buscar una respuesta a sus problemas.
Así lo expresó ayer el filósofo y escritor Francisco José Martín en la segunda y última jornada del simposio internacional que ha debatido en Granada sobre la trascendencia intelectual deRealidad, impulsada por dos españoles exiliados, Ayala y el pedagogo Lorenzo Luzuriaga, y dirigida por el filósofo argentino Francisco Romero.
Si la revista Realidad fue un verdadero "taller de ideas", el simposio también lo ha sido. Expertos españoles y argentinos han analizado diferentes aspectos de esta publicación bimestral que duró hasta 1949 y en la que colaboraron Jorge Luis Borges, Cortázar, T.S. Eliot, Sartre, Martin Heidegger, Bertrand Rusell, Juan Ramón Jiménez, Pedro Salinas o José María Ferrater Mora, entre otros muchos.

DESDE EL FINAL DE LA GUERRA
. En 1939, Francisco Ayala (Granada, 1906- Madrid, 2009) comenzó su largo exilio en Buenos Aires y desde el principio quiso incorporarse a "la nueva realidad vital y cultural que se le ofrecía". Como él mismo cuenta en Recuerdos y olvidos, no se hacía "ilusiones ninguna acerca del futuro" y sabía que había "salido de España para muchísimo tiempo". Rehizo su vida y en los diez años que estuvo en Argentina –como luego haría en Puerto Rico y Nueva York– desarrolló una amplia actividad intelectual, y Realidad fue uno de sus proyectos más importantes. Su subtítulo, Revista de ideas, demuestra "el marcado carácter intelectual" de la misma, como puso de manifiesto ayer Francisco José Martín.
La filosofía fue uno de "los pilares" que sustentó esta revista, la cual "perseguía el esclarecimiento de la realidad contemporánea" y, aunque Ayala fue sobre todo narrador, ensayista, articulista y sociólogo, Martín reivindicó ayer la faceta de filósofo del autor de El jardín de las delicias, porque "muchos de sus escritos deben ser inscritos dentro del desarrollo filosófico del siglo XX". "La suya es una filosofía práctica, política, pero una filosofía política que no piensa desde principios generales y abstractos, sino desde la experiencia", señaló Martín, que colocó a Ayala en la misma línea de Norberto Bobbio.
ANA MENDOZA