diumenge, 24 de febrer de 2013

Sacerdotes al servicio de la II República: El presbítero Juan García Morales.





Hugo Moreno López nació en Almería en 1883 en el seno de una familia muy humilde. Tras un paso brillante por el Seminario y Diócesis de Almería, donde ganó con el diario Bonifacio. Hombre de sentido común el premió al mejor semanario católico popular de España. En este medio, así como otros artículos suyos aparecidos en El Eco Social, afloró pronto una fuerte conciencia de defensa de las clases más desfavorecidas. En 1917, y con el beneplácito del obispado, se trasladó a Madrid, donde inició una próspera carrera cultural y literaria en medios muy próximos al modernismo, en los que divulgó con todas sus fuerzas las biografías de los grandes predicadores del Siglo de Oro. En 1927 se produjo un punto de ruptura vital en su trayectoria personal, pues el obispado de Madrid le negó las licencias ministeriales para poder residir en la capital. Este hecho le llevó a presentarse, a partir de 1931, como un sacerdote sumamente crítico (adoptando el pseudónimo de JUAN GARCÍA MORALES) con la jerarquía eclesiástica y con las derechas, a las que culpaba de los males del país.

Continuar leyendo: