divendres, 11 de setembre de 2015

Francisco Rodriguez Ledesma / victima de la represión franquista (1978).



VELANDO A FRANCISCO RODRÍGUEZ LEDESMA

El Cerro del águila de Sevilla. RECUPERA SU MEMORIA HISTÓRICA
Paco vivió en la antigua calle Comandante Castejón, 17, hoy Diamantino García Acosta, junto a sus padres y siete hermanos. De profesión albañil, fue herido por disparos de la policía el 8 de julio de 1977, muriendo el 4 de enero del 78, tras cinco operaciones y un prolongado ingreso en el hospital Virgen del Rocío.

Paco era afiliado al sindicato de CC. OO. Coincidió en las cercanías de su casa con una concentración de trabajadores de Hytasa y vecinos que pretendían evitar el cierre de la fábrica. De uno de los vehículos policiales, salió un agente  y a pocos metros le disparó por la espalda a Francisco.´

El asesinato de Paco es similar a otros 100 crímenes cometidos durante la “Transición” de la dictadura de Franco a la democracia. Débil democracia, donde los aparatos franquistas no fueron depurados y todos sus crímenes desde el 36quedaron impunes. las víctimas no fueron dignamente enterradas ni honradas, ni sus patrimonios robados han sido devueltos.

El Colectivo cultural Aire Libre, la asociación Unidad cívica andaluza por la república,  RMHSA de CGT.A, Asociación Nuestra Memoria, Partido Obrero Socialista Internacionalista, I.U. Sevilla ciudad, PCA Sevilla local, Participa Sevilla, Círculo  Cerrro-Amate Podemos, la peña flamenca “La Debla”, la Coordinadora de entidades memorialistas de la Gavidia, CC. OO. de Sevilla, Asamblea 15M Cerro-Amate, Centro de educación de adultos Manuel Reyes,  etc. hacemos un llamamiento para honrar la memoria de Francisco Rodríguez Ledesma. Saludamos el acierto de la comisión de festejos de la Velá del Cerro del Águila, denominándolo, por unanimidad “cerreño del año 2015”. Esperemos que el lugar donde ocurrieron tan graves sucesos, sea señalado lugar de memoria, por la Junta de Andalucía  y se autorice la instalación de una placa para el recuerdo y la justicia que nuestro vecino merece. Petición esta que trasladamos al Sr. Espada, actual alcalde de Sevilla, al que invitamos al cierre del acto convocado el sábado 26 a las 12 horas.
          
ACTOS CONVOCADOS

Jueves 24 de septiembre. 22:00 horas. Inauguración de la velá. Entrada por Avda. de Hytasa, donde se le nombrará cerreño y se le entregará, a sus familiares, un recuerdo de tal distinción.

Sábado 26 de septiembre. 12:00 horas, en Avda. de Hytasa, esquina Diamantino García Acosta. En el acto intervendrán personas para hacer justicia a Paco.

NOSOTROS NO OLVIDAMOS


ANTECEDENTES:
Herido grave en Sevilla por disparos de un policía
Mientras la policía disolvía una manifestación de trabajadores
El Pais.es/ José Aguilar Sevilla 10 JUL 1977
Un hombre resultó gravemente herido de bala en la noche del viernes por los disparos efectuados por un policía cuando las brigadas antidisturbios procedían a disolver una concentración pacífica de trabajadores de Hytasa, y vecinos de El Cerro del Águila, en señal de protesta por el expediente de regulación de empleo presentado por dicha empresa y que podría afectar a 113 obreros, cuyos contratos de trabajo serían suspendidos durante seis meses (véase EL PAIS del 21 de junio).
Se trata de Francisco Rodríguez Ledesma, de 56 años, obrero de la construcción. Los incidentes tuvieron lugar entre las diez y las diez y cuarto de la noche hora en la que, desde hace más de que, desde hace más de quince días, se vienen concentrando a las puertas de la factoría un gran número de vecinos del barrio para expresar su apoyo a la plantilla de Hytasa, Antonio Antúnez, alcalde de El Cerro del Águila, ha señalado a EL PAIS que, contrariamente a lo ocurrido en días anteriores, en esta ocasión la fuerza pública no dio tiempo a los manifestantes para disolverse, disparando pelotas de goma y bombas de humo. En medio de la confusión, un hombre alto, con gafas, de 45 a cincuenta años y vestido con una camisa cubana de color claro, bajó de un Seat 1500 blanco o amarillo - las luces del barrio, de neón, han dificultado la aclaración de este extremo- y apoyándose en el brazo izquierdo efectuó cinco disparos contra los concentrados, uno de los cuales alcanzó por detrás a Francisco Rodríguez. El citado Seat 1500, ocupado por tres personas, se situó a continuación junto a los autocares de la Policía Armada, mientras ésta prosiguió dispersando a los manifestantes. Hasta las dos de la madrugada permaneció la fuerza pública en el lugar de los incidentes. Entretanto, el herido fue trasladado en un automóvil particular a la residencia sanitaria García Morato, donde fue intervenido quirúrgicamente durante más de tres horas. La bala, del calibre nueve, le penetró por la espalda, alojándose en el abdomen y provocándole estallido del bazo, perforación del colon y hemorragia en el polo superior del riñón izquierdo. El pronóstico es muy grave, aunque a mediodía de ayer había experimentado una franca mejoría, dentro de la gravedad.
El Gobierno Civil de Sevilla difundió anoche una nota en relación con los hechos, según la cual, un grupo de cien personas, tras ser dispersados los manifestantes, identificó a un coche policial, «dirigiéndose contra el mismo y arrojándole piedras con propósitos claramente agresivos, viéndose obligados los ocupantes a salir del coche y efectuar unos disparos al aire». La misma nota señala que cuatro personas fueron detenidas y que se ha abierto un informe para esclarecer los hechos. Las diligencias que se están instruyendo serán remitidas a la autoridad judicial.
Durante la mañana de ayer, todos los turnos de la fábrica han ido concentrándose en su interior, para más tarde acudir toda la plantilla en silencio y reunirse en asamblea en la misma esquina donde cayó herido Francisco Rodríguez. Varios miles de personas, vigilados por la fuerza pública, expresaron pacíficamente su protesta por los hechos. Un dirigente de Comisiones Obreras de Hytasa hizo uso de la palabra, señalando que «nunca somos los trabajadores los que empezamos la violencia».
Por su parte, diputados del PSOE se han entrevistado a mediodía de ayer con el gobernador civil. Se sabe, finalmente, que miembros de Comisiones Obreras se personarán en el correspondiente sumario como acusadores privados.
Sevilla: el herido lo fue por disparos de la policía

Informaciones.    11/07/1977.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 7. 
Un Policía fue el autor de los disparos, que hirieron de gravedad el pasada sábado al trabajador don
Francisco Rodríguez Ledesma en el transcurso de una manifestación de obreros de Hytasa, según indica un comunicado hecho público por los parlamentarios sevillanos del P.S.O.E. y que según el mismo el hecho ha sido ratificado por el gobernador civil de la capital andaluza.
Por su parte en una nota oficial, el Gobierno Civil expresa que «un grupo´ de unas cien personas Identificó a un coche policial dirigiéndose contra el mismo arrojándole piedras con propósitos claramente agresivos, viéndose obligados los ocupantes a salir del coche y efectuar unos disparos al aire. Posteriormente —continúa el comunicado— se tuvo conocimiento de que en la Casa de Socorro de Nervión había ingresado un hombre herido de bala y que resultó ser don Francisco Rodríguez Ledesma, quien más tarde fue trasladado al centro de traumatología de la Seguridad Social con pronóstico grave».
Tras una entrevista mantenida por los citados parlamentarios con el gobernador civil para Interesarse por los hechos, se confirmó que el autor de los disparos fue un agente del orden público y, según han manifestado los parlamentarios sevillanos a través de un comunicado, «se comprometen a llevar hasta el final las investigaciones y a Informar a la opinión pública de los resultados, teniendo en estudio la posibilidad de constituirse en acusación privada».
Por otro lado, la U.C.D. ha facilitado otra nota por la que se solidariza, con la víctima de los hechos acaecidos el viernes pasado, y condena 3a utilización de la violencia, que «en nada puede ayudar —dice la nota— a solucionar un grave conflicto laboral», y manifiesta, una vez, mas, que todas las discrepancias sociales y políticas deben arreglarse por medios pacíficos.
En similares términos han redactado un comunicado loa parlamentarlos sevillanos de la U.C.D., y que fue hecho público en el Palacio de Congresos y Exposiciones, donde se encontraban asistí e n d o a la reunión parlamentaria de su, partido, expresando su solidaridad humana con «la víctima Inocente de un hecho siempre rechazable», y que, enérgicamente, condenan.
También las centrales sindicales se han hecho eco de los acontecimientos ocurridos en Sevilla, y mediante un escrito que suscriben U.G.T., C.N.T., U.S.O., CC. OO., C.S.U.T. y grupos de militantes independientes, han exteriorizado su protesta contra el expediente de regulación de empleo de la empresa Hytasa, cuyos trabajadores se concentraron ante la factoría momentos antes de producirse los hechos que finalizaron con un herido de gravedad.
Los trabajadores de la empresa, tras los tristes sucesos, han permanecido concentrados en señal de protesta, protagonizando el sábado una silenciosa marcha hasta donde e! día antes cayera su compañero herido, sin que, en esta ocasión, la fuerza pública, que vigilaba el transcurrir do la marcha, tuviera que intervenir.

http://1.bp.blogspot.com/-Hmtcpju1puE/UsRivyDv_-I/AAAAAAAAHvM/1IzT_ld3W_s/s1600/arton3393-26a12.jpgMil sevillanos, en el entierro de Rodríguez Ledesma

Albañil muerto a tiros en una manifestación
El Pais.es / José Aguilar Sevilla 6 ENE 1978
Francisco Rodríguez Ledesma, trabajador de la construcción y vecino de El Cerro del Águila (precisamente de la calle Comandante Castejón), fue herido el 8 de Julio de 1977, frente a las puertas de Hytasa, por esos "tiros al aire" tan propios de la policía político-social. Seis meses después, el 5 de Enero de 1978, falleció en la Residencia García Morato tras seis intervenciones quirúrgicas.
Alrededor de mil trabajadores asistieron ayer en el cementerio de San Fernando al entierro del obrero de la construcción Francisco Rodríguez Ledesma, miembro de CCOO, que falleció el miércoles en la Residencia Sanitaria García Morato, donde se encontraba internado desde que el 8 de julio de 1977 resultó gravemente herido por disparos de la policía. El 8 de julio, Francisco Rodríguez, de 56 años, se dirigía a su domicilio, en la calle Comandante Castejón, mientras era violentamente disuelta por las fuerzas antidisturbios una concentración pacífica de trabajadores y vecinos de El Cerro del Águila, que protestaban por el expediente de regulación de empleo presentado por la empresa textil Hytasa.
Según testigos presenciales, el señor Rodríguez resultó herido por uno de los cinco disparos efectuados por un individuo de unos 45 años, con gafas, que bajó de un coche de la policía. El disparo le penetró por la espalda y le provocó estallido del bazo y perforación del colon, de pronóstico gravísimo. Desde entonces ha sido sometido a seis intervenciones quirúrgicas, pero el día 30 sufrió un agravamiento considerable, con infección abdominal y fracaso renal agudo. A las nueve de la noche del pasado miércoles dejó de existir.
La nota oficial del Gobierno Civil -a cuyo frente se encontraba entonces José Ruiz de Gordoa, gobernador de Navarra durante los sucesos de Montejurra- señalaba que la policía había tenido que efectuar «disparos al aire» para repeler la agresión de que era objeto por un grupo de manifestantes. La publicación de esta nota provocó una auténtica indignación popular y durante los días siguientes, asambleas obreras, centrales sindicales y partidos políticos pidieron la destitución del gobernador y el esclarecimiento de los hechos.
Finalmente, el señor Ruiz de Gordoa prometió abrir una investigación y castigar a los culpables, Hasta el momento presente -el propio gobernador civil fue cesado semanas después- no se han hecho públicos los eventuales resaltados de esta investigación, aunque EL PAÍS ha podido saber que en, agosto se realizó una reconstrucción de los hechos en la que varios testigos reconocieron a un, determinado funcionario policial como autor de los disparos.
_____________________________________________________________________________
Piden que el sitio en que el albañil
Francisco Rodríguez fue alcanzado por los
tiros de un policía sea “lugar de memoria

El grupo de memoria histórica de CGT Andalucía reivindica a las víctimas por “disparos al aire” trágicamente frecuentes en la transición

Elplural/ A. MOYA | 13/01/2014

Ocurrió el 8 de julio de 1977. Francisco Rodríguez Ledesma, albañil, vecino de Sevilla y miembro de CCOO resultó herido por “disparos al aire” obra al parecer de un policía de la brigada político social. Francisco falleció seis meses después en un hospital. Fue en plena transición época en que esa modalidad de supuestos y fortuitos tiros perdidos  causó heridos y fallecidos. Hoy el grupo de trabajo Recuperando la memoria de la historia social de Andalucía  de CGT (RMHSA), reivindican que  la esquina donde fue alcanzado se considere “lugar de memoria”.

RMHSA propone como «lugar de memoria» la esquina de la avenida de Hytasa con Diamantino García, justo en el sitio en que pasó todo. En concreto, solicitan a la Dirección General de la Memoria Democrática y del Comité de Expertos de la Junta, la inscripción en el Catálogo de Lugares de la Memoria Histórica de Andalucía y su adecuada señalización de la esquina de la Avenida de Hytasa y Diamantino García (Anterior Comandante Castejón).

Iba a su casa
Francisco Rodríguez Ledesma, tenía 56 años era trabajador de la construcción y vivía en  la calle Comandante Castejón de El Cerro del Águila. El 8 de julio de 1977, según relato de la prensa de la época, se dirigía a su domicilio, mientras era violentamente disuelta por las fuerzas antidisturbios una concentración pacífica de trabajadores y vecinos de El Cerro del Águila.

El que disparó bajó de un coche policial
Los ciudadanos protestaban por el expediente de regulación de empleo presentado por la empresa textil Hytasa. Francisco Rodríguez resultó herido en la puerta de la factoría Hytasa por uno de los cinco disparos efectuados por un individuo de unos 45 años, con gafas, que bajó de un coche de la policía según narraron entonces testigos presenciales.

Seis meses de agonía
El disparo le penetró por la espalda y le provocó estallido del bazo y perforación del colon, de pronóstico gravísimo. Tuvo que ser sometido a seis intervenciones quirúrgicas y el 5 de enero de 1978 a las nueve de la noche falleció en la Residencia García Morato tras sufrir un agravamiento considerable, con infección abdominal y fracaso renal agudo.

“Para repeler la agresión”
Según la nota oficial del Gobierno Civil  cuyo titular era José Ruiz de Gordoa que también fue Gobernador de Navarra durante los sucesos de Montejurra en mayo de 1976, la policía había tenido que efectuar «disparos al aire» para repeler la agresión de que era objeto por un grupo de manifestantes.

Oleada de protestas
Estas palabras provocaron oleadas de protesta indignada y  asambleas obreras, centrales sindicales y partidos políticos pidieron el cese del gobernador y el esclarecimiento de los hechos. A las puertas de la factoría a obreros y vecinos se sumaron parlamentarios sevillanos y representantes de las centrales sindicales. Entre ellos,  Alfonso Guerra, diputado por el PSOE, quien prometió el apoyo de su partido a los trabajadores de Hytasa, o Fernando Soto, diputado por el PCE.

Gobernador destituido y policía identificado
Ruiz de Gordoa fue destituido semanas después. Según informaba el diario El País, se realizó una reconstrucción de los hechos y fue aquí cuando diferentes personas reconocieron a un determinado funcionario policial como autor de los disparos.

Lugar de memoria
Para RMHSA de CGT.A “el lugar que se propone reúne todas las condiciones necesarias para su inscripción y señalización por ser un espacio que permanece en la memoria de toda una generación de sevillanos, ya fueran vecinos de las barriadas del entorno (Cerro del Águila, Su Eminencia, Híspalis, Los Pajaritos, etc.) así como de todos aquellos que trabajaban en una industria como era Hytasa que pasaba por momentos delicados.”

Víctimas del modelo del franquismo
Cecilio Gordillo, de la RMHSA, apunta que hace dos años el grupo fracasó en el intento de organizar un homenaje en memoria de este albañil y reflexionaba sobre el problema de fechas para decidir quiénes son o no víctimas del franquismo. “Aunque sí podríamos decir que el golpe tiene una fecha concreta (18/07/1936), no así el nacimiento del modelo creado (franquismo) y mucho menos su muerte”, afirmaba.

Fechas de extinción
Para muchos es el 20/11/1975 (muerte de Franco), para unos pocos es el 15/06/1977 (primeras elecciones generales), para otros, individuos e instituciones, es sin duda el 15/10/1977 (Ley de Amnistía). Y no es hasta el año 2007 cuando se establece, oficialmente, la definitiva del 28/12/1978 (publicación en BOE de la Constitución).

Responsables vivos, silencios cómplices
Dice Gordillo: “Es verdad que ha fallecido la mayoría de los responsables de tanto asesinato cometido durante la guerra y posguerra, pero la situación cambia cuando se establece la fecha final de diciembre de 1978: los responsables de los asesinatos cometidos durante esos últimos años aún viven. Sin embargo, son muertes que permanecen con raras excepciones a pesar de su cercanía en el tiempo en el más absoluto de los silencios. Silencios cómplices, y sálvese el que pueda.”

¿Francisco víctima de la transición?
“¿Es Francisco Rodríguez Ledesma una víctima del franquismo o de la modélica transición?, ¿aceptaría la justicia argentina como víctima del franquismo a Francisco cuando ella ya ha establecido la fecha del 15/10/1977 como de finalización del régimen?”,  se preguntaba el responsable del grupo de RMHSA.

Afectado colateral
Y concluía: “Mi homenaje a la memoria de Francisco Rodríguez Ledesma, víctima “colateral” para la construcción de la democracia reinante, aunque esta lo haya “reconocido” con el más absoluto de los silencios”.
http://www.elplural.com/2014/01/13/piden-que-el-sitio-en-que-el-albanil-francisco-rodriguez-fue-alcanzado-por-los-tiros-de-un-policia-sea-lugar-de-memoria/