diumenge, 23 d’abril de 2017

MEMORIA / RETORNO. F Pimentel.



MEMORIA / RETORNO

(Publicado en Ronda Semanal el Sábado 22.04.2017)

José Rosillo y Ana Esquina eran unos jóvenes rondeños que andaban sobre los veintitantos años y ya tenían dos hijos cuando Franco y Queipo extendieron el terror matando a los hombres y violando a las mujeres. 

Desde el 18 de Julio hasta el 15 de Septiembre del 1936 los hombres y mujeres de Ronda y Serranía resistieron heroicamente pero la desigualdad de medios impidió que los que tenían la razón de su parte pudieran contener a las negras tropas del fascismo nazi-franquista.

José y Ana, al igual que tantos cientos de familias, cogieron a sus hijos Francisco y Salvador y los cuatro huyeron de la muerte. Aunque hay que decir que eran cinco porque Ana iba embarazada de José que inició la huía en el vientre de su madre. Tuvieron la suerte de que los evacuaran en un camión que salió por la carretera de El Burgo hasta Málaga.

Allí hicieron lo mismo que todos los miles de refugiados que llegaron a Málaga: José se dispuso a defender la capital y Ana a poner a salvo a los niños cogiendo la carretera hacia Almería. Se dividieron y nunca más se volverían a ver. José y otros familiares fueron asesinados por fusilamiento y Ana sobrevivió cogiendo lo que podía de las huertas de Murcia para dar de comer a sus hijos llegando hasta Orihuela donde nació José en Junio del 1937.

Y del pueblo de Miguel Hernández siguieron huyendo hasta llegar a Francia donde no acabaron sus penalidades hasta la liberación de Europa. Hicieron allí su vida pero siempre mantenían Ronda en el corazón, especialmente Salvador que ha muerto con 82 años y pidió que sus cenizas fueran traídas a su/nuestra ciudad.

Este es el periplo de la dura vida que los criminales/ladrones les han hecho hacer a las familias trabajadoras, mientras ellos se repartían el botín, nos trataban como esclavos, y se concedían todos los honores unos a otros, mientras nos imponían la paz de los cementerios, de las cunetas, de las fosas comunes y el exilio.

Europa de liberó del fascismo, pero España pasó por culpa de Franco del vasallaje a los nazis al vasallaje a los yanquis y así los franquistas en vez de haber desaparecido en 1945 pudieron fustigarnos hasta 1977 y más allá.

Ahora, después de 40 años de aniquilamiento físico y otros 40 de destrucción económica, todavía pretenden lavarse la cara y las manos y aparentar haber sido y ser más demócratas que aquellos a los que mataron y obligaron a huir.

Andan por ahí, de sitio en sitio, de despacho en despacho, pidiendo firmas para nombrar hijos predilectos o adoptivos de Ronda a quienes de alguna forma intervinieron y ayudaron a Franco a dar el golpe militar del 17/18 de Julio trasladándolo de Canarias a Ceuta en un avión inglés y han vivido plácidamente de la mano de la dictadura amparados por los más altos conspiradores y gerifaltes del fascismo nazi-franquista.

Y mientras tanto nuestra gente sigue en las cunetas o en las fosas como José Rosillo o vuelve del exilio en una ánfora como su hijo Salvador Rosillo por lo que nuestro corazón sufre y nuestra mente no deja de exigir verdad, justicia y reparación.

Francisco Pimentel 
Facebook: Memoria Histórica de Ronda 

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10208727656856148&set=pcb.1673033012724116&type=3&theater