dijous, 21 de maig de 2015

Franco, obispo de Segovia, quiere eliminar los símbolos franquistas de las iglesias


http://www.infovaticana.com/2015/05/21/franco-quiere-eliminar-los-simbolos-franquistas-de-las-iglesias/


cesar-franco--644x362
El obispo de Segovia, César Augusto Franco, pide ayuda al abogado Eduardo Ranz, que ha denunciado ya a 23 prelados, para elaborar un mapa de ‘vestigios franquistas’.
La obsesión con eliminar todo símbolo del franquismo continúa, y, esta vez, parece que a la caza de brujas se ha unido un obispo. César Augusto Franco, obispo de Segovia, ha pedido ayuda al abogado Eduardo Ranz para elaborar un mapa de vestigios sobre la simbología franquista presente en los recintos y edificios de las iglesias de su diócesis. En una carta al letrado, el obispo afirmaba: “Nos gustaría contar con la información que obre en su poder, por si conoce algún vestigio de la Guerra Civil y la Dictadura en inmuebles propiedad del Obispado de Segovia que incumplan la Ley”.
El objetivo de la elaboración de este mapa es poder eliminar cualquier símbolo que evoque la época histórica de la dictadura de Franco. La intención es que sean destruidos escudos, insignias, placas y otros objetos y menciones conmemorativas que “sean de exaltación personal o colectiva a la sublevación militar de la guerra civil y de la represión de la dictadura”, alega el abogado Eduardo Ranz, al tiempo que sostiene que se trata de “una cuestión de respeto a las víctimas del franquismo y de mantener la dignidad de nuestro país”.
Eduardo Ranz ha emprendido una cruzada contra el franquismo y ha elegido presentar sus denuncias en defensa de la Ley de Memoria Histórica en fechas significativas relacionadas con la República española.“Es una forma de reivindicar el simbolismo moral de signo republicano”, ha explicado Ranz. De esta forma, el letrado presentó el 16 de febrero de 2015, en la fecha en que ganó las elecciones en 1936 el Frente Popular, una demanda a 40 ayuntamientos por un delito de desobediencia al no haber retirado todos los símbolos franquistas de sus municipios.
El 14 de abril, aniversario de la proclamación de la II República, Ranz presentó otra denuncia contra 15 obispos españoles, ahora el número se ha elevado a 23, por un delito penal contra la independencia del Estado por no retirar los símbolos franquistas. Si los obispos no responden a las alegaciones eclesiásticas remitidas a las sedes episcopales, Ranz exigirá a la Santa Sede que se traslade a los prelados en una carta que enviará a la nunciatura el 18 de julio, fecha en la que se produjo el alzamiento de Francisco Franco.
De los 23 prelados denunciados, César Franco es el único que se ha puesto en contacto con este abogado para pedirle ayuda y retirar los símbolos franquistas de las iglesias. Eso sí, el obispado de Segovia ha afirmado que no se retirarán aquellos símbolos que sean de “estricto recuerdo privado, sin exaltación de los enfrentados o concurran razones artísticas, arquitectónicas o artístico religiosas protegidas”.
Ranz ha valorado las reacciones de los obispos como bastante negativas, excepto el caso de Segovia que ha considerado “muy positivo”. Afirma que está en contacto con el obispo de Segovia y que ya le ha informado acerca de 5 lugares pertenecientes a la Iglesia en los que hay que retiras placas en las que se puedan leer frases como “Caídos por Dios y por España”.
“Que se retiren los cuerpos de Franco, Queipo de Llano y Primo de Rivera”
En las denuncias se pide que se retiren de la Basílica de El Valle de los Caídos los cuerpos del Fundador de la Falange Española, José Antonio Primo de Rivera y del General Francisco Franco. Asimismo, exigen la retirada del cuerpo de Queipo de Llano de la basílica de La Macarena, en Sevilla. “En las iglesias sólo está permitido el enterramiento de cardenales”, alega Ranz.
Ranz también ha exigido al arzobispo de Zaragoza, monseñor Vicente Jiménez Zamora, la retirada de un Rosario de Cristal con el escudo anticonstitucional. El juzgado de instrucción de Zaragoza es el único que ha remitido la denuncia contra el obispo a los juzgados de Madrid para que la querella siga su curso.
La mayor parte de los juzgados, sin embargo, han archivado los casos. Así ha ocurrido con el Juzgado de Instrucción nº 3 de Guadalajara, respecto de su obispo Atilano Rodríguez Martínez; el Juzgado de Instrucción nº 4 de Cáceres, respecto del prelado Francisco Cerro Chaves; Juzgado de Instrucción nº 1 de Ciudad Rodrigo, hacia su obispo Raúl Berzosa Martínez; o el Juzgado de Instrucción nº 3 de Córdoba, dirigida a su obispo Demetrio Fernández González.
DISPUESTO A RETIRAR VESTIGIOS DE LA GUERRA CIVIL QUE INCUMPLAN LA CUESTIONADA LEY

El obispo Franco participa en la caza de brujas de la Memoria Histórica

Lola González
Pide la colaboración del abogado ultraizquierdista Eduardo Ranz, que ha denunciado ya a 23 prelados, para elaborar un mapa de 'vestigios franquistas'.
La obsesión con eliminar todo símbolo del franquismo continúa, y, esta vez, parece que a la caza de brujas se ha unido un obispo. César Augusto Franco, obispo de Segovia, ha pedido ayuda al abogado Eduardo Ranz para elaborar un mapa de vestigios sobre la simbología franquista presente en los recintos y edificios de las iglesias de su diócesis. En una carta al letrado, el obispo afirmaba: "Nos gustaría contar con la información que obre en su poder, por si conoce algún vestigio de la Guerra Civil y la dictadura en inmuebles propiedad del Obispado de Segovia que incumplan la Ley".
El objetivo de la elaboración de este mapa es poder eliminar cualquier símbolo que evoque la época histórica de la dictadura de Franco. Afectaría, por tanto, a escudos, insignias, placas y otros objetos y menciones conmemorativas que "sean de exaltación personal o colectiva a la sublevación militar de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura", alega el abogado Eduardo Ranz, al tiempo que sostiene que se trata de "una cuestión de respeto a las víctimas del franquismo y de mantener la dignidad de nuestro país".
Una cruzada
Eduardo Ranz ha emprendido una cruzada contra el franquismo y ha elegido presentar sus denuncias en defensa de la Ley de Memoria Histórica en fechas significativas relacionadas con la República española. "Es una forma de reivindicar el simbolismo moral de signo republicano", ha explicado Ranz. De esta forma, el letrado presentó el 16 de febrero de 2015, en la fecha en que ganó las elecciones en 1936 el Frente Popular, una demanda a 40 ayuntamientos por un delito de desobediencia al no haber retirado todos los símbolos franquistas de sus municipios. 
El 14 de abril, aniversario de la proclamación de la II República, Ranz presentó otra denuncia contra 15 obispos españoles, ahora el número se ha elevado a 23, por un delito penal contra la independencia del Estado por no retirar los símbolos franquistas. Si los obispos no responden a las alegaciones eclesiásticas remitidas a las sedes episcopales, Ranz exigirá a la Santa Sede que se traslade la orden a los prelados en una carta que enviará a la nunciatura el 18 de julio, fecha en la que se produjo el alzamiento de Francisco Franco.
De los 23 prelados denunciados, César Franco es el único que se ha puesto en contacto con este abogado para pedirle ayuda y retirar los símbolos franquistas de las iglesias. Eso sí, el obispado de Segovia ha afirmado que no se retirarán aquellos símbolos que sean de "estricto recuerdo privado, sin exaltación de los enfrentados o concurran razones artísticas, arquitectónicas o artístico religiosas protegidas". 
Ranz ha valorado las reacciones de los obispos como bastante negativas, excepto el caso de Segovia que ha considerado "muy positivo". Afirma que está en contacto con el obispo de Segovia y que ya le ha informado sobre lugares pertenecientes a la Iglesia en los que hay que retirar placas en las que se puedan leer frases como "Caídos por Dios y por España".
"Que se retiren los cuerpos de Franco, Queipo de Llano y Primo de Rivera"
En las denuncias se pide que se retiren de la Basílica de El Valle de los Caídos los cuerpos del fundador de la Falange Española, José Antonio Primo de Rivera y del general Francisco Franco. Asimismo, exigen la retirada del cuerpo de Queipo de Llano de la basílica de La Macarena, en Sevilla. "En las iglesias sólo está permitido el enterramiento de cardenales", alega Ranz.
Ranz también ha exigido al arzobispo de Zaragoza, monseñor Vicente Jiménez Zamora, la retirada de un Rosario de Cristal con el escudo preconstitucional. El juzgado de instrucción de Zaragoza es el único que ha remitido la denuncia contra el obispo a los juzgados de Madrid para que la querella siga su curso. La mayor parte de los juzgados, sin embargo, han archivado los casos. Así ha ocurrido con el Juzgado de Instrucción nº 3 de Guadalajara, respecto de su obispo Atilano Rodríguez Martínez; el Juzgado de Instrucción nº 4 de Cáceres, respecto del prelado Francisco Cerro Chaves; Juzgado de Instrucción nº 1 de Ciudad Rodrigo, hacia su obispo Raúl Berzosa Martínez; o el Juzgado de Instrucción nº 3 de Córdoba, dirigida a su obispo Demetrio Fernández González.