divendres, 22 de maig de 2015

La presentación del libro "Winnipeg, testimonios de un exilio" en Santiago de Chile, recordó el viaje de 2.000 exiliados en 1939.


http://www.euskalkultura.com/espanol/noticias/la-presentacion-del-libro-winnipeg-testimonios-de-un-exilio-en-santiago-de-chile-recordo-el-viaje-de-2000-exiliados-en-1939


21/05/2015
Presentación del libro "Winnipeg, testimonios de un exilio" en el teatro Lope de Vega, en Santiago de Chile
Presentación del libro "Winnipeg, testimonios de un exilio" en el teatro Lope de Vega, en Santiago de Chile
El libro "Winnipeg, testimonios de un exilio" fue presentado recientemente en el teatro Lope de Vega de Santiago de Chile, en un acto organizado por la Colectividad Vasca de Chile. El autor del libro, Julio Gálvez Barraza, y su editor, Jaime Ferrer Mir, ofrecieron una emotiva e interesante charla sobre el viaje del navío que llevó hasta Chile a 2.000 exiliados de la guerra civil española, algunos de ellos vascos, en 1939.
Santiago, Chile. Con gran asistencia de público se presentó recientemente en Santiago de Chile el libro "Winnipeg, testimonios de un exilio", obra del escritor e investigador Julio Gálvez Barraza, especialista en exilio repúblicano en Chile.  El libro analiza la llegada de los refugiados republicanos, entre ellos algunos vascos, al puerto de Valparaíso en 1939, a través de documentación histórica, cartas, archivos y principalmente testimonios de sobrevivientes llegados en el Winnipeg.
El acto fue organizado por la Colectividad Vasca de Chile y tuvo lugar en el teatro Lope de Vega del Estadio Español de las Condes, en Santiago. En la presentación Julio Gálvez Barraza y el editor Jaime Ferrer Mir ofrecieron una interesante charla sobre el viaje del navío mercante a Chile, con más de 2.000 inmigrantes. Tras una larga travesía, el barco llegó al puerto de Valparaíso el 3 de septiembre de 1939.
La presentación contó, además, con la participación de cuatro personas que realizaron este viaje, y que dieron su emocionado testimonio de la experiencia. Después, un grupo de dantzaris ofreció una exhibición de bailes vascos sobre el escenario.