dissabte, 9 de juliol de 2016

Ian Gibson: “Franco y José Antonio siguen bajo la cruz cristiana más alta del mundo”.


http://www.andalucesdiario.es/ciudadanxs/ian-gibson-franco-y-jose-antonio-siguen-bajo-la-cruz-cristiana-mas-alta-del-mundo/



MARÍA SERRANO / 8 Jul 2016
El hispanista Ian Gibson.El hispanista Ian Gibson.

El hispanista irlandés repasa las incógnitas pendientes en torno a la figura de Lorca: la verdadera causa de su muerte, la localización de su fosa, parcelas de su vida totalmente desconocidas… A punto de cumplirse ochenta años del trágico fusilamiento del poeta, Ian Gibson reivindica la increíble falta de memoria y reconocimiento a las víctimas del franquismo recordando que “Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera siguen donde siempre estuvieron, bajo la cruz cristiana más alta del mundo”.

¿Qué diría que queda por investigar de la vida y obra de Lorca 80 años después de su muerte?
Quedan, por ejemplo, tres fuentes de información imprescindibles todavía no abiertas a la investigación: la correspondencia dirigida por el poeta desde Nueva York y Cuba, en 1929-1930, a su íntimo amigo Rafael Martínez Nadal, a quien no ocultaba, al contrario, su condición de homosexual; el diario solo conocido en parte, y seguramente muy revelador, del diplomático chileno Carlos Morla Lynch; y los papeles de Juan Ramírez de Lucas, con quien el poeta había iniciado una apasionada relación amorosa unos pocos meses antes de empezar la sublevación fascista de 1936. Luego, también estamos pendientes de que se pueda reiniciar la búsqueda de sus restos. En relación con los mismos, y con los últimos días y últimas horas de Lorca, quedan todavía no pocas incógnitas.

¿Qué supone, a nivel internacional, la figura de Federico?
Muchísimo. La apreciación que suscita su obra, y el interés por cada aspecto de su breve vida, no paran de crecer. Es considerado ya como un clásico moderno mundial. Si se quiere decir, es casi como patrimonio de la Humanidad.

¿Qué le llevó hace más de 50 años a aparcar su carrera universitaria para dedicarse a la investigación de Lorca en aquella España franquista?
“Nadie elige su amor”, dijo Antonio Machado. Ocurre o no ocurre. Yo empecé a conocer la poesía de Lorca a los dieciocho años cuando buscaba mi camino. Desde el primer momento supe que tenía para mí algo absolutamente necesario, vital. No pude sospechar entonces, claro, que iba a ser biógrafo suyo.

¿Se ha hecho realmente justicia con las víctimas del franquismo cuando se van a cumplir ocho décadas del inicio de la Guerra Civil?
En absoluto se ha hecho justicia con ellas. Y es vergonzoso y bochornoso. Un país que abandona a sus asesinados en cunetas – y son más de 100.000- no se puede considerar digno de respeto. Y España, como Estado, las tiene abandonadas. Las derechas de aquí desconocen la vergüenza, claro. Tienen el franquismo inyectado en las venas y nada ni nadie les va a hacer cambiar.

Un juicio muy severo.
Es que están siempre con el dardo envenenado preparado, con la calumnia de que buscar al abuelo es reabrir heridas, heridas que nunca se han cerrado. En cualquier país civilizado personas como Pablo Casado o Rafael Hernando, después de lo que han dicho, habrían tenido que dimitir. Pero aquí no. Ni piden disculpas. Y los suyos “pasan”, se ríen.

¿Cómo valoraría el tratamiento que está teniendo la memoria entre la clase política y en figuras como la del presidente del Gobierno Mariano Rajoy, que afirma que no hay víctimas del régimen en las cunetas?
Bueno, realmente ya he contestado la pregunta. El Gobierno de Zapatero hizo la Ley de la Memoria, cumpliendo su palabra, pero se dejó hasta el final de la legislatura y fue insuficiente. El PP no ha hecho absolutamente nada para aplicarla, al contrario. Mariano Rajoy hasta se ha jactado de gastar un euro en el “tema”. Y Franco y Primo de Rivera siguen donde siempre estuvieron, bajo la cruz cristiana más alta del mundo (si no me equivoco). A veces pienso que España es irremediable, que no tiene perdón de Dios.

¿Cómo se puede solucionar esta ‘incultura’ en ese sector de la ciudadanía?
Con “ese sector de la ciudadanía” como lo llama usted –yo quitaría la palabra “ciudadanía”- no hay nada que hacer, absolutamente nada. La única esperanza es que la izquierda, si vuelve al poder, ponga en marcha un “plan de saneamiento” para que el Estado cumpla con su deber en relación las víctimas del franquismo (los restos de las víctimas del otro bando sí fueron recuperadas por el régimen y debidamente honradas).

El grupo internacional de arqueólogos de la asociación Recuperando con Honor promueve una nueva búsqueda de la fosa de Lorca, ¿cree que van en la buena dirección?
Lo que espero es que puedan seguir buscando en el lugar que creen ser el indicado y que la Junta no ponga más pegas. No tengo la convicción de que Lorca y sus compañeros de infortunio estén allí, pero cuando veamos los resultados será el momento de opinar. Obviamente, si yo me he equivocado seré el primero en admitirlo. Solo me interesa saber la verdad del caso.

¿Qué falló, a su juicio, en la búsqueda de la fosa en Alfacar en el año 2009?
Falló, en primer lugar, el informe previo, debido al investigador Rafael Gil Bracero. No tuvo en cuenta, por ejemplo, y es casi increíble, la entrevista publicada en el diario granadino Ideal, en 2008, a Ernesto Antonio Molina Linares, vicepresidente segundo de la Diputación en 1986, entonces controlada por el PSOE, cuando se iba a inaugurar el Parque García Lorca de Alfacar. En la entrevista declaró que, cuando vallaban el parque, encontraron restos humanos en la linde del mismo al lado del famoso olivo siempre relacionado con el asesinato y entierro del poeta. Restos que, según él, fueron trasladados en un saco a otro rincón del enclave. Un traslado ilegal, claro, sin decirle nada al juez. Esto nunca ha sido investigado. Es una vergüenza. Por otro lado, aun sin tener en cuenta las declaraciones de Molina Linares, deberían de haber ampliado la búsqueda alrededor del olivo, incluso al otro lado de la linde del parque. Un georradar, si no está encima exactamente de restos humanos, no ve nada.

El historiador Caballero también señala que Lorca no lo mataron ni por rojo ni por ser homosexual, sino por un tema de rencillas familiares, ¿está de acuerdo con esta versión?
En absoluto. Discrepo radicalmente. Es cierto que hubo unas rencillas familiares por parte de la familia Roldán, terratenientes, como el padre del poeta, de Asquerosa (hoy Valderrubio) y, a diferencia de él, adheridos a la CEDA de Gil Robles. Pero hubo otros muchos motivos.

¿Cuál diría a su juicio que fueron las verdaderas razones que llevaron a su fusilamiento en la madrugada del 18 de agosto de 1936?
Hubo un conjunto de razones. En realidad, Lorca tenía todo en contra en aquellos momentos de odio desencadenado: su fama –que creaba envidia-, sus dones, sus ganancias, sus declaraciones antifascistas, su obra –’Yerma’, por ejemplo, fue duramente atacada por la derecha cavernaria-, su homosexualidad, su amistad con Fernando de los Ríos, el hecho de ser director de La Barraca –acusada de sembrar propaganda comunista-, el romance sobre la Guardia Civil, la acusación de ser masón, de ser espía de los rusos (¡con una emisora en la Huerta de San Vicente!), el rencor de los mencionados familiares, por más señas compinches, dentro de las filas de le CEDA, con el ex diputado Ramón Alonso, principal responsable de la denuncia… Como he dicho, lo tenía todo en contra.

  • “Franco y José Antonio siguen bajo la cruz cristiana más alta del mundo” “Franco y José Antonio siguen bajo la cruz cristiana más alta del mundo”
  • Ricardo de la Puente Bahamonde: el primo que Franco no dudó en ejecutar Ricardo de la Puente Bahamonde: el primo que Franco no dudó en ejecutar
  • ¿Quitarle la Medalla a Franco? Preferiría no hacerlo ¿Quitarle la Medalla a Franco? Preferiría no hacerlo