dissabte, 9 de juliol de 2016

Tarragona recupera otra remesa de papeles incautados por Franco.

http://www.diaridetarragona.com/tarragona/65888/tarragona-recupera-otra-remesa-de-papeles-incautados-por-franco


La Generalitat entrega nueva documentación relacionada con Tarragona, Valls y El Vendrell a partidos y sindicatos

 Publicado: 23:12 - 08/07/2016


Diversas entidades de Tarragona acaban de recuperar un pequeño trozo de su historia en forma de papeles. La Generalitat ha entregado a partidos, sindicatos e instituciones la documentación que les fue incautada por las tropas franquistas tras la Guerra Civil y que sirvió para la brutal represión que ejercieron los vencedores. Son los conocidos como ‘Papeles de Salamanca’.
También han recibido documentos los hijos, nietos o sobrinos de los particulares a los que también se les sustrajeron papeles o en los que se les aludía.
La entidad que fue acumulando toda aquella documentación –el Archivo Nacional de la Guerra Civil, de Salamanca, ahora rebautizado como ‘Centro Documental de la Memoria Histórica’– ya tuvo que retornarla a la Generalitat, que se ha encargado de ir localizando a las entidades y particulares a las que pertenecían los papeles e ir devolviéndoselos.


Integradas en Esquerra
En esta cuarta entrega –las anteriores tuvieron lugar el 20 de diciembre de 2012 y el 19 de febrero y 3 de diciembre de 2015–, ERC ha recuperado diversa documentación de entidades que se fueron incorporando al partido tras su fundación en 1931.
Josep Valls, director de la Fundació Josep Irla, entidad que se dedica a recuperar la memoria histórica del partido, lamenta que la que quedó en Salamanca sólo fue el diez por ciento de toda la documentación incautada ya que la inmensa mayoría era reconvertida en pasta de papel, escaso tras la contienda, si los encargados de la represión no la consideraban importante o si estaba duplicada.
Valls sostiene que la devolución de los papeles «es un acto de justicia histórica ya que los documentos fueron robados por derecho de conquista». «Antes teníamos que ir a Salamanca a consultarlos. Estamos satisfechos aunque hayan tardado 70 años en volver», dice Valls, que sigue: «Gracias a estos papeles podremos documentar biografías o episodios de nuestra historia».
La documentación incautada y recuperada se remonta incluso a finales del siglo XIX. Es el caso del reglamento y de la correspondencia del Centre Republicà Nacionalista del Vendrell de entre 1889 y 1939. De las convocatorias, actas de sesiones, relación de afiliados, estados de cuentas y documentación bibliográfica del Comitè Federal Republicà de Valls, de entre 1888 y 1901. También de los certificados de acuerdos, listado de miembros de la Junta Administrativa, registro de la cotización de socios, solicitudes de ingresos, carnets, correspondencia, facturas, recibos de gastos... del Centre Unió Republicana de Valls, de 1886 a 1939.
Los listados de miembros de las diversas entidades represaliadas estaban entre los documentos favoritos de los represores ya que, con ellos, podían probar la militancia de los encausados. Así por ejemplo, ERC también ha recibido el censo de afiliados y las actas de votación de la Unió Federal Nacionalista Republicana de Valls, de los años 1901 a 1910.
Otras entidades republicanas, como el Centre Federal de Tarragona, el Comité de Conciliación Republicana de Vilallonga del Camp y el Centre de Joventut Republicana de Vilaverd también ‘salen’ en los Papeles.
El PSUC ha rescatado más relaciones de afiliados. En este caso, los de la ‘Associació d’Amics de la Unión Soviética (AUS) de Catalunya’, de octubre de 1937 en Tarragona y la constitución de la sección tortosina de la misma entidad, en noviembre de 1937.
También de Tortosa procedía la carta que el comité local de ERC le envió en diciembre de 1932 al entonces conseller de Obras Públicas de la Generalitat, Joan Lluhí i Vallesca. Lluhí también fue conseller de Justicia y posteriormente ministro de Trabajo, Sanidad y Previsión Social.
Los sindicatos UGT y CNT han recibido sendos libros de actas. UGT, el que refleja las reuniones entre 1936 y 1937 de la junta directiva de la Unión de Cerealistas de Tarragona. La CNT, el de las reuniones de los órganos de gobierno de 1928 a 1936 de la Sociedad de Camareros, Cocineros y Similares de Valls.
La Fundació Pau Casals, con sede en El Vendrell, también podrá analizar ahora documentación de la Associació Obrera de Concerts (ver página 4).
La decena de instituciones con protagonismo documental la completa una entidad religiosa. Se trata del libro de actas de la comunidad del Colegio de las Hermanas de Nuestra Señora de la Consolación, de l’Ametlla de Mar. Se trata de uno de los colegios que funcionaban en diversas poblaciones del Baix Ebre, pertenecientes a la congregación fundada por santa Maria Rosa Molas en Tortosa en 1858.
Según el Arxiu Nacional de Catalunya, entidad que ha ido catalogando los documentos, la documentación fue incautada a la congregación religiosa por las autoridades republicanas al principio de la Guerra Civil. El libro ha sido restituido a la Congregación de Nuestra Señora de la Consolación, con sede en Madrid.
No todos los documentos pertenecen a instituciones. También los hay con nombres y apellidos particulares. Como la solicitud de ingreso en los ‘Amics dels Pioners’, algo así como los scouts, de Mercé Miró Farré, una joven que residía en la calle Pare Iglesias 7, de Tarragona. La cuota mensual era de 1 peseta.

Carta y libreta de notas
El Archivo de Salamanca también conservaba una carta dirigida al militante socialista reusense Marcial Badia que ahora guarda su hijo (ver página 4) o el testimonio documental de la militancia en el Centre Republicà d’Acció Catalana de otro reusense, Josep Miquel Pàmies.
La hija de Josep, Maria Teresa, residente en Reus, esquivó el tema de la recuperación del papel alusivo a su padre: «Mi padre nunca contó nada de lo que había pasado. Fue como una cortina que colocó. Nosotros no sabemos nada. Lo que hemos recibido es un recibo sin importancia. No quiero hablar más», dijo en un escueto monólogo con el Diari, antes de colgar el teléfono.
Los represores franquistas también se incautaron de la libreta de notas y tres fotografías que custodiaba el soldado Jaume Crivillé Agulló, natural de La Figuera. Las ha recuperado su sobrino nieto Pere Bartolomé Rosell, residente en La Figuera.
Entre las notas de ‘alto calado político’ que garabateó Crivillé hay lo que él mismo calificó de «cancion de Sama». Datadas el 26 de enero de 1938, narran su actividad militar. Parece ser el borrador de una carta.
Rezan las notas(en su grafía original): «En broma voy a deciros la mili que llevo y en seriedad. Perdería el destino que tengo. Yo vine aquí creiendo que era un divertimento. Y ahora estoy renegando la mili que llevo. Yo estoy aquí comiendo garbanzos con cebolla. Mucha instrucción».
¿Qué importancia tenían estas frases? Quién sabe. Pero para los ejecutores del dictador Franco cualquier cosa era válida para cumplir su ‘sagrada’ misión: acabar con la libertad.