dilluns, 26 de desembre de 2016

Cazarabet conversa con... Juan Antonio Ríos Carratalá, editor del libro “De cárcel en cárcel” (Renacimiento) de Diego San José

http://www.cazarabet.com/conversacon/fichas/fichas1/decarcelencarcel.htm


La Librería de El Sueño Igualitario

2211-large_default.jpg

Un libro hambriento, pero desgarrador, por su valentía, desde la pluma del periodista y escritor, Diego San José que nos llega gracias a Editorial Renacimiento.
El libro forma parte de la colección, Biblioteca de la Memoria.
La edición corre a cargo de Juan Antonio Ríos Carratalá.
Lo que nos dice la editorial de este libro:
El escritor y periodista Diego San José (1884-1962) es una destacada víctima del Juzgado Especial de Prensa (1939-1941). Condenado a muerte por haber colaborado en la prensa del Madrid sitiado por las tropas de Franco, su trayectoria de cárcel en cárcel durante la posguerra fue recogida en unas estremecedoras y lúcidas memorias que, por primera vez, aparecen editadas a la luz de la documentación conservada en el archivo familiar del autor y las investigaciones realizadas por Juan A. Ríos Carratalá en Nos vemos en Chicote. Imágenes del cinismo y el silencio en la cultura franquista (Renacimiento, 2015). El ponderado y detallado testimonio de Diego San José prueba la represión a la que fueron sometidos los periodistas que defendieron la legalidad republicana.
El autor, Diego San José:
Diego San José de la Torre (Madrid, 1884-Redondela, 1962) fue un incansable escritor y periodista que alcanzó altas cotas de popularidad en el Madrid anterior a la Guerra Civil. Al margen de sus obras teatrales y la prolífica colaboración en colecciones como La Novela Corta y El Cuento Semanal, su fama se cimentó en centenares de artículos publicados en Heraldo de Madrid, El Liberal, Abc, El Imparcial, El Globo, La Mañana y otros periódicos. Su fidelidad a la II República le llevó a la cárcel en 1939 y, tras su liberación, permaneció retirado junto a su familia en Redondela, donde terminó de escribir el presente testimonio sobre sus años de cárcel en cárcel.
Os acercamos a otras entrevistas que hemos mantenido desde otros libros que nos han llegado desde Renacimiento:
Controversia sobre España:
Correspondencia y textos inéditos. Manuel Tagüeña:
Del Frente Popular a la rebelión militar:
Del Orden Revolucionario al orden antifascista:
Edificar la cultura, construir la identidad:
España estremecida. Crónica en la revista Orbe:
Faltan moscas para tanta mierda:
Heraldo de Madrid. Tinta catalana para la II República:
Nos vemos en Chicote:
Soy del 5º Regimiento:
Winnipeg. Testimonios de un exilio:


Cazarabet conversa con Juan Antonio Ríos Carratalá:
14519081035974.jpg-Juan Antonio, ¿qué ha significado para ti acercarte a este escritor y periodista?
-Diego San José me ha permitido conocer de primera mano, gracias al valor del testimonio, una realidad que hasta entonces solo era para mí una circunstancia histórica: la terrible represión de la posguerra y, más en concreto, la sufrida por los periodistas que permanecieron fieles a la II República.
-¿Cómo le has visto desde la perspectiva de los años y la investigación de lo que nos dejó escrito?
-El testimonio de Diego San José mantiene su valor porque, al mismo tiempo que nos remite a unas circunstancias muy concretas, tiene una dimensión humana equiparable a la de otros muchos testimonios que nos recuerdan el horror de la represión sistemática, brutal y con pretensiones de genocidio.
-Diego San José se mantuvo leal a la II República resistiendo en el sitio de Madrid, lo que le deparó un largo y penoso periplo por las cárceles franquistas de toda España. Fue coherente, leal y valiente, podría dar clases a muchos de nuestros contemporáneos…
-En efecto, y no por ser un radical o un revolucionario, sino por el alto sentido ético de su trayectoria, que contrasta con la de otros republicanos que buscaron salidas o coartadas para evitar llegar hasta el final en su lucha a favor del régimen legalmente constituido.
-Y lo hizo de una manera moderada, sin grandes significaciones…
-Tan moderada como coherente desde muchos años antes, pues el republicanismo de Diego San José viene de lejos y no fue precisamente fruto de una moda coyuntural.
-Diego San José recogió estas desgarradoras experiencias de represión en un libro de memorias, De cárcel en cárcel. ¿Qué sensación te produjo y, de alguna manera, sigue produciéndote su lectura?
-Su lectura nos recuerda la dimensión humana, casi cotidiana, de un horror que podemos explicar de múltiples maneras desde una perspectiva histórica, pero que solo terminamos de comprender cuando vemos sus consecuencias en la trayectoria de una persona tan cercana en todos los sentidos como Diego San José.
-El periodista fue condenado a muerte, pero Millán Astray intercedió por él. ¿Cómo sucedió?
-Diego San José y Millán Astray eran amigos desde la juventud y el periodista estaba incluso redactando unas memorias del general cuando estalló la guerra. Al menos, esta circunstancia permitió que la sentencia de muerte no llegara a manos de Franco para su firma, a pesar de los esfuerzos que en este sentido realizaron quienes instruyeron la causa y le juzgaron, siempre encabezados por el juez Manuel Martínez Gargallo, el protagonista de Nos vemos en Chicote (Sevilla, Renacimiento, 2015).
image002.jpg-De vuelta a la libertad, si es que se puede hablar de la misma en tiempos de dictadura, Diego San José no puede escribir utilizando su nombre. ¿Cómo sobrellevó su pasión por la escritura?
-Esa pasión se convirtió en un acto estrictamente individual, desarrollado en la intimidad, aunque fuera constante hasta su muerte. No pudo publicar apenas, pero escribió con la misma voluntad de dejarnos sus testimonios y reflexiones sobre los más variados temas.
Volvamos a sus vivencias en las cárceles franquistas. ¿Cómo eran estos establecimientos?
-Unos centros caracterizados por la más absoluta falta de respeto a los derechos de los reclusos, cuya única esperanza era sobrevivir a las sentencias y, lo que a veces era más dificultoso, a las trágicas condiciones de vida en aquellos centros que proliferaron para acoger a una enorme masa penitenciaria.
-Cárceles que debemos distinguir de los campos o batallones de trabajo, de los disciplinarios…
-Y de los campos de concentración. El concepto lo tenemos asociado a la Alemania de Hitler, pero algunos de los españoles eran equiparables a los nazis. El problema es que apenas contamos con pruebas gráficas tan contundentes como las obtenidas en Alemania y es difícil que nuestra memoria, tan selectiva, acepte esta realidad como parte integrante de nuestro pasado.
-Diego San José fue un cronista del Siglo de Oro atrapado en una guerra. Resulta difícil imaginarle escribiendo acerca de uno de los mejores tiempos de la literatura castellana y padeciendo las consecuencias de una época tan convulsa.
-Ese interés por los clásicos y la historia es probable que le ayudara a sobrellevar con mejor ánimo esos tiempos convulsos. Su caso no fue el único y, si repasamos los de otros coetáneos, nos sorprendería comprobar los caminos de la resistencia que se basan en la curiosidad y la imaginación.
-Cuando sale de la cárcel utiliza el seudónimo Román de la Torre, pero publica muy poco. ¿Cómo vivió?
-Diego San José tuvo la suerte de contar con la solidaridad de su familia y la de muchos amigos. Gracias a estos contactos y al trabajo como administrativo facilitado por uno de sus amigos, el periodista pudo terminar con dignidad sus días en tierras gallegas, sin apenas poder volver al Madrid que tanto amó.



2211-large_default.jpg23827De cárcel en cárcel. Diego San José. Edición de Juan Antonio Ríos Carratalá
384 páginas      21 x 15 cms.
20,00 euros
Renacimiento



El escritor y periodista Diego San José (1884-1962) es una destacada víctima del Juzgado Especial de Prensa (1939-1941). Condenado a muerte por haber colaborado en la prensa del Madrid sitiado por las tropas de Franco, su trayectoria de cárcel en cárcel durante la posguerra fue recogida en unas estremecedoras y lúcidas memorias que, por primera vez, aparecen editadas a la luz de la documentación conservada en el archivo familiar del autor y las investigaciones realizadas por Juan A. Ríos Carratalá en Nos vemos en Chicote. Imágenes del cinismo y el silencio en la cultura franquista (Renacimiento, 2015). El ponderado y detallado testimonio de Diego San José prueba la represión a la que fueron sometidos los periodistas que defendieron la legalidad republicana.

Diego San José de la Torre (Madrid, 1884-Redondela, 1962) fue un incansable escritor y periodista que alcanzó altas cotas de popularidad en el Madrid anterior a la Guerra Civil. Al margen de sus obras teatrales y la prolífica colaboración en colecciones como La Novela Corta y El Cuento Semanal, su fama se cimentó en centenares de artículos publicados en Heraldo de Madrid, El Liberal, Abc, El Imparcial, El Globo, La Mañana y otros periódicos. Su fidelidad a la II República le llevó a la cárcel en 1939 y, tras su liberación, permaneció retirado junto a su familia en Redondela, donde terminó de escribir el presente testimonio sobre sus años de cárcel en cárcel.



_____________________________________________________________________
Cazarabet
c/ Santa Lucía, 53
44564 - Mas de las Matas (Teruel)
Tlfs. 978849970 - 686110069