dilluns, 16 de juny de 2014

OURENSE Sentido homenaje de Amoeiro a las víctimas del franquismo


http://www.lavozdegalicia.es/noticia/ourense/2014/06/16/sentido-homenaje-amoeiro-victimas-franquismo/0003_201406O16C3992.htm



El Concello dio la medalla de oro a los alcaldes de la corporación del 1931 al 1936 y creará un museo

Han pasado ya 78 años pero la emoción presidió el recuerdo y el homenaje a las víctimas de la represión franquista en Amoeiro y a la primera corporación democrática de este concello, celebrado ayer en el pazo-museo Otero Pedrayo, de Trasalba. Los alcaldes que presidieron la corporación municipal de la Segunda República entre 1931 y 1936, Castor Sánchez Martínez y Manuel Vázquez González, recibieron las medallas de oro póstumas, así como los familiares de las víctimas represaliadas. Nietos, sobrinos o bisnietos de doce miembros de aquella corporación recibieron también diplomas de miembros de honor del Concello de Amoeiro.
El grupo A Quenlla abrió el acto, en el que se congregaron decenas de personas en la casa de Otero Pedrayo, con sentidas canciones reivindicativas. El alcalde de Amoeiro, Rafael Rodríguez Vilariño, recordó que el homenaje de ayer es una continuidad del acto celebrado el año pasado en honor de José González Pérez y Manuel Fernández y también el inicio de una «longa tarefa de recuperación da nosa identidade» que incluirá la creación de un Museo da Memoria, que contendrá objetos donados por familiares de represaliados.
Aquella corporación, se dijo, trabajó para que el pueblo pudiese ganarse la vida en la construcción de la línea férrea y dotó a Amoeiro de carreteras, caminos y escuelas y abrazó el estatuto de autonomía de Galicia.


El Concello dio la medalla de oro a los alcaldes de la corporación del 1931 al 193

Noventa familias objeto de un «xenocidio político planificado»


Noventa familias objeto de un «xenocidio político planificado»

1 votos
Castor Sánchez fue alcalde de la corporación republicana de Amoeiro entre 1931 y 1934 y volvió en febrero del 1936 hasta que los falangistas ocuparon el consistorio cuando se produjo el levantamiento militar contra la Segunda República que desembocaría en la Guerra Civil. El 25 de agosto de 1936 moría asesinado en el cruce de Berán. Fue una de las víctimas del «xenocidio político planificado» que en Amoeiro, según se recordó ayer, se cobró diez asesinatos.
Otros acabaron en la cárcel, condenados a trabajos forzoso o tuvieron que esconderse o exiliarse. Enrique Pérez, Rafael Alonso, Antonio Pérez, Carolina Regueiras...uno a uno los familiares presentes fueron leyendo los nombres de las víctimas de la represión. Los allegados recibieron como recuerdo dos libros Castor Sánchez Martínez. A conquista da cidadanía, de Xulio Prada y Amoeiro 1936. A barbarie silenciada, escrito por Xosé Lois Carrión, Xosé Manuel Cid, Javier Quintas y Raúl Soutelo.
Este último profesor, investigador de la represión en Os Chaos de Amoeiro recomendó varios trabajos de historiadores que han profundizado en el estudio de la Guerra Civil y la posterior represión. El periodista y escritor Xosé Lois Carrión recordó que en Galicia hubo 7.000 familias represaliadas, 90 de ellas en Amoeiro, hasta 1950. Familias, catalogadas como rojas, que «perderon todo agás a dignidade». La maestra Carmen Rodríguez Nóvoa, viuda de Juan Antonio Dopazo, también se emocionó al recordar, a sus 91 años, el sufrimiento de su marido, vecino de Bóveda, cuya primera esposa -Carolina Regueiras- fue fusilada y él mismo condenado a 12 años de prisión.