dilluns, 8 de juny de 2015

Los ovetenses ya no tendrán que ver la cara de Franco cuando paseen por la plaza de España




Cuadro de texto: La Nueva España
La Nueva España
La Nueva España
Dicha comisión se constituyó tras la aprobación de la Ley de Memoria Histórica y propuso cambiar el nombre de doce calles de la ciudad así como ...


Los ovetenses ya no tendran que ver a Franco cuando paseen por la plaza de Espana - infoLibre


  • El Ayuntamiento de Oviedo retiró este lunes el medallón con la efigie del dictador, obra de Juan de Ávalos, el autor de las esculturas del Valle de los Caídos
  • La concejal electa de Somos y aspirante a la alcaldía, Ana Taboada, celebra "que se haya terminado con este anacronismo honrando a un dictador que conquistó el poder con el apoyo de Hitler y de Mussolini"


infolibreActualizada 08/06/2015 a las 16:11























Medallón del dictador Franco en la plaza de España de Oviedo.  E. P.
Medallón del dictador Franco en la plaza de España de Oviedo. E. P.
El Ayuntamiento de Oviedo eliminó este lunes uno de losprincipales símbolos franquistas que perduraban en la ciudad, el medallón de Franco en el denominado Monumento a la Paz de la plaza de España. Tras el dictamen de la  Comisión de la Memoria Histórica nombrada por el anterior alcalde de la ciudad,Gabino de Lorenzo, operarios municipales procedieron a la retirada de la escutura. La comisión propuso, en su momento, que esta medalla fuera sustituida por una placa que recordase a los muertos de ambos bandos.

PSOE e IU habían denunciado reiteradamente el incumplimiento de las recomendaciones realizadas por esta comisión, lo que llevó al número tres de la candidatura socialista en las pasadas elecciones municipales, Ricardo Fernández, a presentar un recurso contencioso-administrativo para pedir la retirada del medallón. Después de que los juzgados apercibieran al Ayuntamiento con una multa, este solicitó un dictamen a la Consejería de Cultura del Principado, que autorizó la retirada.

En Oviedo aún perduran otros símbolos franquistas, como la estatua del teniente coronel Teijeiro en la plaza de la Liberación y los monolitos que recuerdan la defensa de Oviedo en otra plaza.

Se da la circuntancia de que el medallón  era obra de Juan de Ávalos, autor de las esculturas monumentales del Valle de los Caídos, símbolo de la dictadura franquista. Durante los últimos años, el medallón fue objeto de diversos ataques e incluso fue sustraída de su pedestal en noviembre de 2003 por dos jóvenes que fueron posteriormente absueltos por los tribunales al considerar que su acción coincidía con el objetivo de la Ley de Memoria Histórica.

Somos Oviedo 
consideró este lunes que retirada del medallón es un síntoma del cambio que se respira en la ciudad. Así, la concejal electa de Somos y aspirante a la alcaldía, Ana Taboada, indicó que "aunque sea con más de tres décadas de retraso, es una buena noticia que se haya terminado con este anacronismo honrando a un dictador que conquistó el poder con el apoyo de Hitler y de Mussolini".

Taboada manifestó que "los poderes públicos no pueden ser equidistantes y poner por ejemplo en el mismo plano a una figura que encarnó los mejores valores democráticos y de progreso, como el rector de la Universidad de Oviedo García-Alas, y a los que lo fusilaron cruelmente, deben impulsar la memoria democrática de la ciudad", en referencia a la propuesta de colocar un nuevo medallón que recuerde a los caídos de ambos bandos. Así, destacó que Somos Oviedo no se muestra partidario de colocar un nuevo medallón en una escultura que originalmente no tenía ninguno.

Juventudes Socialistas de Oviedo, por su parte, celebró la retirara "por fin" el medallón "tras años de reclamaciones y con una sentencia que obligaba a ello". El secretario general de la organización juvenil, Alejandro Delgado, cree que "a pesar de que se ha tardado años, por fin podemos pasear por Oviedo sin tener que ver homenajes a un dictador como era el medallón de Franco".





http://www.asturias24.es/secciones/oviedo-1/noticias/oviedo-se-libra-del-ultimo-simbolo-de-franco/1433756122




Un recurso contencioso emprendido por dos particulares logra la retirada del medallón con la silueta del dictador que quedaba en el centro de la ciudad

ASTURIAS 24

@ASTURIAS24ES
LUNES 08 DE JUNIO DE 2015
Un medallón con la efigie del dictador encastrada en un obelisco coronado por una alegoría de la paz. Ese era el último monumento de Francisco Franco que Oviedo conservaba y que acaba de ser retirado gracias a una sentencia judicial. Esta mañana, martillo y cuña en mano, la silueta de Franco ha desaparecido de la plaza de España, en pleno centro administrativo de la ciudad. El recurso contencioso administrativo de dos particulares, emprendido en octubre de 2014 y recién fallado favorablemente, ha logrado lo que no hicieron durante décadas los sucesivos gobiernos del Ayuntamiento, que llegó a ser advertido de que sería multado con 1.200 euros si no comparecía en el juzgado. La pelota cayó, entonces, en el tejado de la Consejería de Cultura. La consejería dictaminó que el medallón no gozaba de ningún tipo de protección patrimonial y que debía ser retirado inmediatamente del obelisco, cuya piedra deberá sanearse para eliminar todas las marcas. Conocido dicho informe, el pasado 15 de mayo, el juzgado resolvió finalmente de forma favorableHoy se ha cumplidoLos denunciantes fueron Eduardo García, militante de Izquierda Unida, y el abogado Ricardo Fernández, miembro del PSOE y concejal electo en los últimos comicios. 
Palanca y martillo en mano, cuatro trabajadores han retirado el medallón. No ha sido una labor sencilla. Primero lo intentaron con esas palancas y martillos. Pero al estar anclado en varios puntos fue necesario que utilizaran una sierra para cortarlos. Sobre el obelisco queda el cercó de la placa, fraguado durante décadas.
Su origen no está en plena dictadura sino ocho días después de la muerte del dictador, el 28 de noviembre de 1975. Ese día un concejal del Ayuntamiento de Oviedo propuso levantar un monumento al Caudillo por suscripción popular. El proyecto, que también comporta la remodelación urbanística de la plaza de España, se desarrolló entre 1976 y 1977 y concluyó el 14 de septiembre de 1977. El gasto total, abultadísimo para la época, fue de 8 millones de pesetas, después de verse incrementado por sobrecostes y mordidas. La inauguración del monumento se celebró el 14 de septiembre de 1978, en medio de una gran polémica. El 8 de junio de 2015, su retirada ha sido más discreta. Apenas unos trabajadores contratados por el consistorio y unos periodistas como testigos.



  


Cap comentari: