dissabte, 8 d’agost de 2015

MEMORIA/ROSAS. Francisco Pimentel.


https://www.facebook.com/groups/368557283171702/permalink/1099741593386597/


La Voz de Ronda 08.08.2015
MEMORIA/ROSAS
Hoy he conocido a Paqui la carabinera. Es una bella mujer de unos 85 años que vive en San Roque pero hoy había venido de compras a Ronda con sus familiares. Por eso estaba en la tienda de cortinas de mi gran amigo Antonio Manuel y así de forma natural sin conocernos pegamos la hebra y pronto nos dimos cuenta que teníamos en común el sufrimiento que nos ha hecho padecer el fascismo toda la vida.
Su padre era del Cuerpo de Carabineros, que era un cuerpo armado cuya misión era la vigilancia de costas y fronteras y la represión del fraude fiscal y el contrabando. Fue creado en 1829 y tras la guerra civil en 1940 fue integrado en la Guardia Civil. Tenían presencia en las fronteras terrestres, provincias marítimas y en Madrid. El lema de los Carabineros era: moralidad, lealtad, valor y disciplina y su insignia era un sol que surge con todos sus rayos en el horizonte.
Durante la Guerra Civil, el Cuerpo de los Carabineros se alineó con el Gobierno de la República, siendo uno de los cuerpos donde menos apoyos tuvo el Golpe de Estado de julio de 1936, y que posteriormente se convirtió en la élite del Ejército Republicano. Hubo unidades del incipiente Ejército Popular cuyos efectivos llegaron a estar compuestos enteramente por carabineros. Las brigadas mixtas 3ª y 5ª de carabineros fueron de las más famosas y participaron en las principales batallas de la contienda, como la Defensa de Madrid, el Jarama, Brunete, Teruel. Por la defensa que habían hecho de la república la dictadura franquista hace desaparecer el cuerpo de carabineros y lo integra en la Guardia Civil.
Paqui me cuenta retazos de su vida, la desaparición de su padre y cómo a su madre y a ella las detienen y las encarcelan para que digan donde está. Años después tras la guerra regresa habiendo sufrido la represión del régimen, vivo pero privado de cualquier derecho porque como tantos otros se niega a ser integrado en la guardia civil.
Cuando Paqui me cuenta el encarcelamiento que sufrieron ella y su madre recordé a otras mujeres valientes que en esas mismas fechas estaban encarceladas en Ronda para ser asesinadas por fusilamiento como Amparo Bandera Vergara “la banderita” de 17 años y posteriormente el grupo de chicas jóvenes que conocemos como las trece rosas, torturadas y fusiladas el 5 de Agosto del 1939. Una de ellas Blanca Brisac escribió a su hijo de 11 años: “Voy a morir con la cabeza alta. Sólo por ser buena: tú mejor que nadie lo sabes, Quique mío. Recibes después de una infinidad de besos el beso eterno de tu madre”. Otra, Julia Conesa pidió a su familia: “Que mi nombre no se borre de la historia”. Y para ignominia del fascismo y gloria de las mujeres recordemos los nombres de las trece rosas: Carmen Barrero de 20 años, Luisa Rodríguez de 18 años, Victoria Muñoz de 18 años, Dionisia Manzanero de 20 años, Blanca Brisac de 29 años, Julia Conesa de 19 años, Ana López de 21 años, Adelina García de 19 años, Martina Barroso de 24 años, Pilar Bueno de 27 años, Elena Gil de 20 años, Virtudes González de 18 años y Joaquina López de 23 años.
No sé porqué Paqui recordó con poca simpatía “uno que se hacía llamar Isidoro y se hacía pasar por sevillano que no era ni sevillano ni siquiera era andaluz que era vasco del mismo sitio que Botín”…
Quien sí era andaluz de Casares era Blas Infante también vilmente asesinado y hecho desaparecer el 11 de Agosto del 1936 después que un grupo de falangistas lo sacaran de su casa en Coria del Río. Fue asesinado en el kilómetro 4 de la carretera de Sevilla a Carmona. Cuatro años más tarde Franco le condenó a muerte y a sus herederos a una multa económica “porque formó parte de una candidatura de tendencia revolucionaria en las elecciones de 1931 y en los años sucesivos hasta 1936 se significó como propagandista de un partido andalucista o regionalista andaluz.”
En Ronda, también en Agosto, hemos encontrado otro listado de asesinados-fusilados: 22 hombres y 1 mujer, aparte de los que aparecen muertos en cualquier lugar por peritonitis o por derrame cerebral o por otras extrañas causas que habrá que investigar para que podamos saber la verdad de lo sucedido y no las patrañas que los nazi-franquistas llevan 78 años difundiendo.
Paqui me da su dirección y me dice que cuando vaya a verla pregunte por “Paqui la carabinera" que es como la conoce todo el mundo desde toda la vida en recuerdo de su padre. Es la memoria de la lealtad a la república guardada por el pueblo.
Francisco Pimentel
asociacionmemoriahistoricaronda@yahoo.es

Cap comentari: