dimarts, 13 d’octubre de 2015

Homenaje a un extremeño ejecutado a garrote vil por la represión franquista.


http://www.hoy.es/prov-badajoz/201510/13/homenaje-extremeno-ejecutado-garrote-20151013135851.html


Francisco Granado Gata:: HOY
Francisco Granado Gata:: HOY
  • ARMHEX promueve los actos en memoria de Francisco Granado Gata, asesinado tras ser condenado injustamente en un Consejo de Guerra en 1963

El 18 de octubre a Francisco Granada Gata, cuando se cumplen ochenta años del nacimiento de este represaliado extremeño por parte de la dictadura franquista.
La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura (ARMHEX) ha organizado una serie de actos, en colaboración con el consistorio pacense, en homenaje a Granado Gata, asesinado tras ser condenado injustamente en un Consejo de Guerra franquista, en 1963, por un delito que no cometió, recuerda la asociación. El sábado 17 de octubre, a las 21:00 horas, se proyectará el documental 'Granado y Delgado, un crimen legal', dirigido por Lala Gom y Xavier Montany, en el Salón de Actos del Centro Cultural Los Solares de la localidad pacense. A las 12:00 horas del domingo, y en el jardín del Centro Cultural, tendrá lugar el acto cívico simbólico de homenaje con la inauguración de un monolito y busto conmemorativo, al que tienen confirmada su asistencia la viuda de Francisco Granado Gata, Pilar Vaquerizo, y sus hijos.
En su web, ARMHEX expresa la solidaridad con la familia, en su lucha ante las diversas instancias judiciales, en pos de mecanismos idóneos para hacer efectiva la nulidad de la "sentencia que injusta e ilegítimamente les condenó durante la dictadura".
Granado Gata marchó siendo muy joven a Francia, donde entró en contacto con la resistencia antifranquista, integrándose como militante en la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias. Junto con el también extremeño Joaquín Delgado Martínez, fueron detenidos por la policía franquista el 1 de agosto de 1963 y ejecutados, "con extraordinaria celeridad el 17 de agosto de 1963, en un juicio sin garantías, acusados de un atentado que no cometieron". La asociación asegura que el proceso judicial estuvo, como corresponde a un juicio político en una dictadura, plagado de irregularidades.
La sentencia consideraba probada la pertenencia de ambos a la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias, así como la realización de diversas misiones para la citada organización, y en concreto la colocación de dos artefactos explosivos, delito que como está de sobra ya acreditado, nunca cometieron.
Francisco Granado y Joaquín Delgado fueron sometidos a torturas y malos tratos en dependencias policiales durante al menos seis días, como ellos mismos manifestaron en sus declaraciones ante el tribunal que los condenó; "y en todo momento afirmaron su inocencia respecto de la colocación de los artefactos explosivos por la que fueron condenados; por lo que no existió ninguna prueba que justificara la condena por tales hechos y ésta se produjo exclusivamente por su ideología antifranquista y pertenencia al movimiento libertario".
Según ARMHEX, los verdaderos autores de la colocación de los artefactos explosivos fueron Sergio Hernández y Antonio Martín, quienes reconocieron ante notario, después ante la prensa y en declaraciones ante la Sala V del Tribunal Supremo.
La asociación recalca que en ningún lugar de la sentencia el Consejo de Guerra se expone las presuntas pruebas en que se basó para declarar que Granado y Delgado fueron los autores del delito.