dissabte, 26 de novembre de 2016

Documenta fotógrafo la participación de brigadistas en la Guerra Civil de España.

http://www.jornada.unam.mx/2016/11/22/cultura/a07n1cul



En un museo de la ciudad de Guanajuato presentaron el trabajo de Adrián Bodek

De nada han servido las muertes de miles de jóvenes en los conflictos bélicos, porque México, España, Alemania y EU siguen teniendo gobiernos que no ven por el pueblo: Virgilio Fernández
Foto
Adrián Bodek y Virgilio Fernández del Real, en el Museo Gene Byron de la capital de Guanajuato, donde presentaron el libro Brigadas Internacionales: memorias vivasFoto Carlos García
Carlos García
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 22 de noviembre de 2016, p. 7
Guanajuato, Gto.
En el Museo Gene Byron, el domingo fue presentado el libro Brigadas Internacionales: memorias vivas, del fotógrafo Adrián Bodek.
Contiene fotografías de los brigadistas e información de dónde y cuándo nacieron, nombre de la brigada en la que pelearon y qué los llevó a España, así como vivencias personales en la Guerra Civil.
En ese acto, Virgilio Fernández del Real, quien fue brigadista internacional en la Guerra Civil de España, dijo que de nada han servido las muertes de miles de jóvenes en las guerras, porque México, España, Alemania y Estados Unidos siguen teniendo gobiernos que no ven por el pueblo.
Asimismo, Bodek (CDMX, 26 de junio de 1953), nieto de un matrimonio judío que huyó de la Alemania nazi a España, cuando irrumpió la Guerra Civil, recordó que luego de hacer un libro con imágenes de personas que pelearon al lado de Emiliano Zapata, surgió la inquietud de trabajar el tema de los brigadistas internacionales.
Las Brigadas Internacionales no lucharon en España contra Francisco Franco, pelearon contra el fascismo de Benito Mussolini y contra el nazismo de Adolf Hitler; hoy nos falta otra brigada que nos defienda del Trump, señaló.
Tuvimos gente joven de todo el mundo, se llegaron a inscribir 35 mil y sólo quedamos cuatro. Siempre me hace llorar cuando recuerdo tantos jóvenes que perdieron la vida para tener después estos gobiernos, lamentó.
El mundo debe abrir los ojos, debe leer y pensar, pues son más las personas que no tienen dinero que los multimillonarios que mandan a escala internacional, indicó Fernández del Real.
En México el gobierno no lo puso el pueblo, lo puso el gran capital, con un pelele como Carlos Salinas de Gortari, que manejó toda la política desde antes que él estuvo (como presidente), expuso Virgilio Fernández.
Nada aprendemos de la guerra
Las fotografías de Virgilio Fernández y parte de su historia se incluyen en Memorias vivas, que recopila imágenes de 29 brigadistas que radicaban en México, Estados Unidos, Holanda, Checoslovaquia y Gran Bretaña.
El 26 de diciembre de 1918, en Larrache, Marruecos, nació Fernández y en 1936 se integró al batallón Dombrowsky, en la Guerra Civil de España.
Si hubiera ganado la guerra la República, a lo mejor no hubiera habido la Segunda Guerra Mundial; hubieran parado a Hitler antes de que terminara de prepararse, consideró.
Cuando Francisco Franco ganó la guerra, Virgilio Fernández huyó de España rumbo a Nueva York; de ahí viajó a La Habana y pasó al puerto de Veracruz. En México vivió en el Distrito Federal –hoy Ciudad de México–, en Monterrey y convirtió en hogar a la ciudad de Guanajuato.
Hay que terminar con la corrupción, con la impunidad; mientras no tengamos ayuntamientos donde no cobre ni el alcalde, mientras no existan políticos que trabajen para que el pueblo salga de la miseria, y esta inseguridad que hay en México, no podremos salir adelante, expresó Virgilio Fernández del Real en entrevista con La Jornada.
–¿Hemos aprendido como humanidad de la guerra?
–Desgraciadamente, no.