dimarts, 7 de febrer de 2017

MATANZA EN LA "CARRETERA DE LA MUERTE". Víctimas del franquismo piden al gobierno italiano una disculpa por su participación en la Guerra Civil




http://www.nuevatribuna.es/articulo/sociedad/victimas-franquismo-piden-gobierno-italiano-disculpa-participacion-guerra-civil/20170207175652136474.html?utm_medium=email&utm_source=Newsletter&utm_campaign=170207

La petición coincide con el 80º aniversario de la masacre de civiles republicanos que huían de Málaga a Almería.
La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), se ha dirigido al embajador de Italia en España, Stefano Sannino, para exigir a su país un gesto de condena de su participación en la guerra civil española y una disculpa pública hacia las víctimas directas de las balas y de las bombas italianas, así como una disculpa pública por haber contribuido, junto al ejército de la Alemania nazi y del fascismo español a establecer una violenta dictadura. 
El envío de la petición coincide con el 80 Aniversario de la salida de miles de hombres, mujeres y niños que huían de Málaga a Almería, intentando escapar de la violencia fascista. En la carretera de la costa, miles de desplazados civiles fueron asesinados en lo que hoy se conoce como "Carretera de la Muerte". 
El contenido de la carta es:
A la atención de:
D. STEFANO SANNINO
Embajador de Italia en España
Pasado mañana se cumple el 80 aniversario de la huida de miles de civiles que escaparon de la ciudad de Málaga huyendo de las tropas fascistas españolas e italianas; las que no dudaron en disparar y bombardear a miles de hombres, mujeres y niños desarmados que escapaban hacia la ciudad de Almería en  busca de refugio. Cerca de 5.000 de ellos fueron asesinados.
La participación del ejército fascista italiano en la guerra española de 1936, fue terrible en ese momento y en muchos otros: bombardeos de población civil, asesinatos y situaciones terribles, como el final de la guerra en el que la Brigada fascista Littorio acorraló a cerca de 15.000 personas en el Puerto de Alicante, en el que muchas se quitaron la vida y otros miles fueron apresadas para terminar en fosas comunes y campos de concentración.
La cordialidad con la que convivimos los diferentes países de la Unión Europea pasa por el reconocimiento de nuestras historias, por el respeto a nuestros pasados, por el fortalecimiento de nuestras democracias y el rechazo a toda forma política que niegue las libertades.
La participación del ejército fascista italiano ayudó a que se instaurase en España una dictadura de cuarenta años, que asesinó a miles de civiles y construyó un apartheid en el que un sector de la sociedad filofascista disfrutaba de todos derechos y prebendas, y quienes se enfrentaron al fascismo o no lo apoyaron fueron convertidos en una casta inferior, sin derechos, y en especial las mujeres y los homosexuales.
Desde ese punto de vista del respeto a los valores democráticos queremos solicitarle a su representación diplomática en España un firme gesto de rechazo hacia aquella terrorífica colaboración con el fascismo y el nazismo en suelo español, una disculpa pública ante las víctimas españolas de las bombas y balas italianas y ante toda la sociedad que se vio ensombrecida por cuarenta años de falta de libertades, abusos de poder y violaciones de derechos humanos.
Del mismo modo, debemos reconocer a los miembros de la Brigada Garibaldi, voluntarios de las Brigadas Internacionales, que perdieron o se jugaron la vida en suelo español para defender la permanencia del primer periodo democrático de nuestra historia.
Le invitamos a reflexionar acerca del modo de asumir públicamente la responsabilidad de una agresión tan grave a la ciudadanía española, y el ejercicio de una disculpa pública, que condene el apoyo a la sublevación militar franquista y reconozca el sufrimiento de las víctimas. Un gesto que, sin duda, fortalecerá los lazos de nuestras ciudadanías democráticas.
La ARMH espera una repuesta del embajador para poder colaborar en un acto en el que se escenifique una disculpa pública y el reconocimiento a las víctimas. El colectivo que lleva años reparando daños causados por la represión franquista, hará extensiva la invitación a la embajada de Alemania, a la que ya ha reclamado algo similar en otras ocasiones y ha respondido que prefiere no interferir en la política española, algo que no se le ha dicho a otros países como Polonia, que sufrieron la violencia del nazismo, y que es un falso argumento puesto que tienen un embajada en España para intervenir desde las reglas de la diplomacia en nuestra política.