dissabte, 6 de setembre de 2014

'La mujer del maquis'. Ana R Cañil.


Cañil, autora de "Si a los tres años no he vuelto".

'La mujer del maquis'. Ana R Cañil.
"En aquella España en la que triunfó el golpe de Estado militar, las mujeres quedaban reducidas a esposas sumisas, madres amantes y transmisoras de unos valores que durante medio siglo se instalaron en lo más profundo de sus hogares, en lo más recóndito de sus cerebros. Valores exaltados por la permanente prédica desde los altares, por el Servicio Social, la Sección Femenina o la doctrina en las escuelas, por las radionovelas, por el miedo a la crítica y a la denuncia, que terminaron por convertirse en el mejor sostén, el más silencioso y alienado de la dictadura. No tenían vida propia. Hasta antes de ayer. (…)
Desde los altares y las pizarras de las escuelas se dictaba qué estaba bien y qué estaba mal, cómo debían vestirse, peinarse, hablar, rezar... Se borraba con empeño todo rastro de las libertades alimentadas desde 1931, tras el triunfo de la República. Buscar trabajo estaba mal visto y significarse era una lacra de por vida. Daba igual que una se significara con un beso con el novio en la plaza, con una falda más corta o con una idea diferente a la grisura medioambiental. Por no hablar del pecado de quedarse preñada. Si alguien se saltaba las normas no escritas, se significaba en su barrio, en la ciudad de provincias, en el pueblo o la aldea, su vida se convertía en un infierno. El rebaño tan cuidadosamente tutelado por los nuevos valores ponía en marcha todos sus resortes para asfixiar a la osada. Y ni siquiera era necesaria la intervención de la pareja de la Guardia Civil, el cura, el maestro, el boticario, las fuerzas vivas del lugar, ocupadas en asuntos de hombres, más serios."
Leles,pareja de Paco Bedoya, y el pequeño Maelín, foto cedida por Ismael Gómez San Honorio a Pilar Portero para Soitu.es.