dijous, 13 d’agost de 2015

75 años de la captura por los nazis del Molt Honorable President de la Generalitat En Lluís Companys






Hoy hace 75 Años que cogieron prisionero a un Gran Hombre.Detención, extradición a España y fusilamiento en el Paredón del castillo de Montjuic, donde fue fusilado Companys, el 15 de octubre de 1940
La presencia de Companys en París había suscitado reticencias por parte de las autoridades francesas, que lo querían fuera de la capital .Companys decide quedarse en Francia para no perder el contacto con su hijo.que estaba en un Psiquiátrico por una Enfermedad Mental. Con la derrota francesa ante la Alemania nazi y la firma de la capitulación, el matrimonio Companys quedó en la zona ocupada. Nada más ocupado París por los alemanes (14 de junio), Tras la firma del armisticio, Ramón Serrano Súñer, ministro de la Gobernación, envió a Francia al secretario general de la Dirección General de Seguridad, con el objetivo de localizar a los dirigentes republicanos que aún estaban en Francia, conseguir su captura y entrega a España. Gracias a la documentación incautada, el 8 de agosto las autoridades de la zona de ocupación alemana recibieron una lista con 800 nombres para su detención y entrega a las autoridades franquistas. El 13 de agosto agentes alemanes de la Gestapo detuvieron a Companys en Bretaña y lo entregaron a las autoridades franquistas el 29 de agosto de 1940.
Monolito erigido en el paseo de Lluís Companys de Barcelona. Realizado en piedra de Montjuic, sobre él se encuentra un medallón con la figura de Companys. A su costado, una estatua de bronce de unos dos metros de alto representando a una niña, Conxita Julià, con un pañuelo en la mano. Conxita escribió poemas a Companys mientras se encontraba preso en el penal del Puerto de Santa María. A su regreso a Barcelona, le regaló uno de sus pañuelos.[105]La entrega al gobierno del general Franco la realizó el policía español Pedro Urraca Rendueles a través de la frontera de Irún.[106] Trasladado a la Dirección General de Seguridad en Madrid, permaneció allí hasta el 3 de octubre de 1940, siendo torturado.[5] Desde ahí fue enviado al castillo de Montjuic, que servía de prisión. Allí fue juzgado en consejo de guerra el 14 de octubre. Como había sido juzgado en rebeldía en aplicación retroactiva de la Ley de Responsabilidades Políticas por un tribunal especial de Barcelona, sólo fue juzgado y sentenciado por «Adhesión a la rebelión militar», en una única jornada por un tribunal militar sumarísimo sin garantías. Tras un juicio que duró unas pocas horas, fue sentenciado a morir fusilado. El dictador Franco dio el «enterado»,[5] por lo que el fusilamiento tuvo lugar al alba del día siguiente, 15 de octubre de 1940, en el foso de santa Eulalia del castillo de Montjuic. No quiso que se le pusiera una venda en los ojos y murió diciendo:[107] «Per Catalunya!» («¡Por Cataluña!»). VIVA LA REPÚBLICA.¡¡¡