diumenge, 9 d’agost de 2015

"BORKENAU, F., 'El reñidero español'. Ruedo Ibérico.



"A primeros de septiembre de 1936, un campesino extremeño planteó a unos periodistas extranjeros las siguientes preguntas: quién era el presidente de la República francesa y si era un buen republicano. El agudo observador que recogió la anécdota quedó impresionado de que, en una aldea remota, campesinos que quizá antes sólo tuvieran una vaga idea de la existencia de Francia hubieran llegado a la conclusión de que para ellos la actitud francesa era cuestión de vida o muerte. De hecho lo era: en una guerra en la que los suministros bélicos exteriores eran imprescindibles y en la que la República perdió pronto el control del mar, la de Francia era la única frontera con un país amigo y su cierre suponía un estrangulamiento."BORKENAU, F., 'El reñidero español'. Ruedo Ibérico.

Pues bien, Leon Blum, jefe del gobierno francés, cerró la frontera el 8 de agosto de 1936, como paso previo para establecer una política de no intervención. La consecuencia más inmediata fue que los defensores de Irún quedaron sin municiones. Sin embargo, la no intervención de los países europeos demostró ser la intervención más eficaz para asegurar el triunfo del fascismo y alentar el brutal genocidio del pueblo español republicano.
Cadáver de republicano a la entrada de Badajoz a primeros de agosto de 1936, asesinado en el ataque de la columna del coronel Yagüe. Fotografía del periodista francés René Brut.





1 comentari:

messenmaeker ha dit...

C'est dommage, Monsieur, que Vous n'aviez pas lu le livre entier! Ceci n'est pa une opinion, mais un fait!