dimarts, 17 de novembre de 2015

La evasión de Clara Pueyo Jornet.




Clara Pueyo Jornet, miembro de la directiva del PSUC en su puesto de Secretaria del Socorro Rojo Internacional escapa de la prisión de Les Corts de Barcelona por la puerta principal, el 26 de junio de 1943 en una operación denominada 'El gran vuelo', tras la cual se pierde su rastro. En aquel momento, el partido inmerso en confuso ambiente de sospecha y desconfianza organiza y autoriza el 19 de junio de 1943, la fuga de cuatro presos de la Modelo, Assa, Pardinilla, Donaire y Ángel Olaya y de Clara Pueyo de Les Corts, el día 26. La evasión desencadena un terrible escándalo, toda vez que es protagonizada por la máxima dirección del PSUC y con una orden de liberación con la firma falsificada del juez instructor, Jesualdo de la Iglesia.
Clara Pueyo había sido detenida junto a Isabel Imbert y Soledad Real en un piso de ésta última, el Oasis, taller de costura, en la Barceloneta el 22 de agosto de 1941. Tras sufrir torturas en la comisaría de Via Laietana, donde permaneció cerca de un mes, fue trasladada junto con sus compañeras a la prisión de Les Corts. Aquella redada empezó con los miembros de las JSUC y acabó en septiembre con la detención de los principales responsables del PSUC, formalmente bajo la autoridad del PCE del interior.La sospecha de traición en aquellas detenciones flotaba en el ambiente, y lo que es peor, persistiría durante décadas; todavía en los años ochenta, Soledad Real mantenía esa creencia pues aseguraba que Albert Assa, El Turco, era un confidente de la policía. María Salvo, del mismo expediente, aunque detenida en Madrid, y amiga y compañera tanto de Soledad como de Clara, afirmaba que para ella nunca estuvo 'muy clara' aquella fuga.
Albert Pueyo, el sobrino de Clara, mediante testimonio indirecto contando lo que su madre le había contado que le habían contado a ella, relata que en escasas ocasiones acompañó a su madre a visitar a Clara hasta que un día les informaron de que se había fugado. Nunca más volvieron a saber de ella.
La desaparición de Clara Pueyo lo fue también de la memoria colectiva de las reclusas. Su evasión, toda una burla a las autoridades, no se incorporó al patrimonio de relatos de las presas políticas, como ocurrió con la fuga de Ventas de 1944. Quién sabe si la misteriosa y total desaparición de Clara bien pudiera ocultar el peor de los desenlaces, su asesinato.
La información se ha obtenido de 'Las cárceles de mujeres de Barcelona y Madrid' de Fernando Hernández Holgado.
Carolina Astudillo ha dirigido el documental 'El gran vuelo' sobre la historia de Clara, estrenado recientemente en Madrid.
http://www.presodelescorts.org/…/LaevasióndeClara%20Pueyo.p…