diumenge, 23 d’octubre de 2016

La Alpujarra, resistencia y represión.

https://radiorecuperandomemoria.com/2016/10/22/la-alpujarra-resistencia-y-represion/




La Alpujarra es una zona montañosa donde numerosos pueblos descansan en Sierra Nevada, extendiéndose desde la provincia de Almería hasta la de Granada. Este lugar fue uno de los últimos reductos de resistencia ante los golpistas, y acoge el mayor número de personas enterradas en fosas comunes durante la Guerra Civil. Testigos o depositarios de aquellos hechos aún mantienen vivo el recuerdo.
agrupacion-guerrillera-de-granada-1948_0.jpgAgrupación Guerrillera de Granada (1948)
Guerra en Sierra Nevada
La resistencia de la Alpujarra estuvo conformada por paisanos y por brigadistas internacionales. La defensa de esta región se realizó en su mayor medida en forma de guerrillas, ya que la situación de estos pueblos ofrecían  una protección natural, pues la sierra hace que el acceso sea realmente difícil.
Los numerosos restos existentes de construcciones revelan el importante contingente humano que estuvo presente en la Sierra durante la Guerra. La mayor parte de esas construcciones se realizaban a base de ‘lajas’ recogidas en la zona aunque se pueden observar en algunos lugares, restos de ladrillos de arcilla así como placas de fibrocemento para la techumbre.
puesto de vigilancia en el Mulhacén.JPGPUESTO DE VIGILANCIA (MULHACÉN)
A final de marzo de 1939, tras el abandono de posiciones por los republicanos, los rebeldes ocupan progresivamente La Alpujarra, completando la invasión durante el mes de abril, tras la toma de Almería.
Paralelamente a la guerra de los frentes, se produce en las retaguardias la represión de los contrarios, producto de la violencia contenida en muchos años, las graves tensiones vividas y la irrupción de personajes violentos, radicalizados por el alzamiento militar. También se destaparon odios personales y se aprovechó la ocasión para saldar rencillas particulares.
fosas-comunes-alpujarraFosa común de la Alpujarra
Represión y guerrilla
Terminada la contienda se intentó organizar la resistencia al nuevo régimen. En La Alpujarra se movían agrupaciones guerrilleras, “bandoleros” según las autoridades, “alzados”, “huidos”o “los de la sierra” en la terminología popular, que se escondieron en las montañas. Aún se recuerdan las aventuras de perso­najes como el Mota, que andaba por La Alpujarra almeriense, el Bonilla, muerto en un cortijo de Bérchules, el Saltatrenes, de Berja; los Galindos, dos hermanos de Murtas; el Tangarino, de Lucainena; el Bizco, de Júbar; el Palanca, muerto por la Guardia Civil en Cherín y Rabin, asesinado en Laroles mientras dormía.
En la zona el régimen franquista desató una fuerte represión, prueba de ello es que en esta zona encontramos acoge el mayor número de personas enterradas en fosas comunes durante la Guerra Civil.
En el barranco del Carrizal, junto a la carretera de Órgiva a Lanjarón fueron asesinadas y enterradas con cal viva unas 5.000 personas. Vecinos de la zona, aseguran que sus abuelos contaban como se llevaban a la gente a otras zonas y las fusilaban. Estos actos se convirtieron en hechos cotidianos durante los primeros años del franquismo.
Autor: Fernando Aguilar Rigaud
Recuperando Memoria T2 – 3 #RMSocialismo Reproductor de audio
Ir a descargar
Por un 1€ puedes hacer que sigamos adelante. Pincha el enlace y apoya con #1EuroPorLaMemoriaTEAMING