divendres, 12 de febrer de 2016

El Ayuntamiento de Málaga y la Diputación impulsan la segunda fase del parque de San Rafael.

http://www.malaga.es/noticias/com1_md3_cd-25195/com1_prt-1/ayuntamiento-malaga-diputacion-impulsan



El proyecto saldrá a contratación por un importe de un millón de euros, financiado a través del Programa de Inversiones Financieramente Sostenibles de la institución provincial

El Ayuntamiento de Málaga, a través de la Gerencia Municipal de Urbanismo en coordinación con el área de Sostenibilidad Medioambiental y del distrito de Cruz de Humilladero, va a sacar a contratación en los próximos días la segunda fase del Parque de San Rafael, con un presupuesto de un millón de euros, que se financia a través del Programa de Inversiones Financieramente Sostenibles de la Diputación de Málaga.
Las actuaciones que se llevarán a cabo son continuación de las realizadas en la primera etapa y consistirán, entre otras, en la ejecución de las redes de servicios urbanos, construcción de las portadas del parque, para complementar el cerramiento de éste, infraestructuras, plantación del nuevo arbolado previsto, espacios de actividades para jóvenes, etc.
Los concejales del Ayuntamiento de Málaga de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares; Sostenibilidad Medioambiental, Raúl Jiménez, y Cruz de Humilladero, Teresa Porras; junto al diputado de Fomento e Infraestructuras de la Diputaciónde Málaga, Francisco Oblaré, han presentado la segunda fase del parque.
Los terrenos objeto de la actuación son fundamentalmente los del antiguo cementerio de San Rafael a los que se han incorporado algunos terrenos colindantes, obtenidos por expropiación o por cesiones provenientes de los desarrollos urbanísticos del entorno, alcanzando un total de superficie contemplada en el proyecto de 68.205,39 metros cuadrados.
En la ordenación general del parque se estableció un viario principal, completado con una serie de sendas de segundo nivel. Se contemplaron actuaciones de remodelación de la orografía del terreno, ya ejecutadas en la primera fase, habiéndose creado unas colinas artificiales, y rellenando la depresión que existía en la zona central.
Se ha previsto también la creación de dos estanques, uno de grandes dimensiones, del que se ha realizado ya la excavación en la primera fase,  y que funcionará además como depósito regulador de la red de riego, y otro, de dimensiones mucho menores, que sirve para configurar un espacio más clásico, aprovechando la existencia de un arbolado ya consolidado.
Para la consecución de este parque urbano es precisa la actuación sobre los actuales terrenos del mismo en varias fases sucesivas. Una vez realizados en la primera fase todos aquellos trabajos de demoliciones, movimientos de tierras y vallado, se continúa ahora en esta segunda fase realizándose las infraestructuras que permitan el posterior enriquecimiento del espacio.

Actuaciones previstas

Las actuaciones propuestas para esta segunda fase del proyecto son la ejecución de las redes de servicios urbanos, tales como la preparación de la red viaria, la pavimentación de la parte principal de esta red viaria, la construcción de las canalizaciones para la red de alumbrado y energía eléctrica del parque, la red principal de saneamiento y la red de riego.
Se realiza también en esta fase la construcción de las restantes portadas del parque, de hormigón blanco, semejantes a las ya realizadas, para complementar el cerramiento exterior del parque.  Se lleva a cabo también la construcción del gran estanque central, que sirve además de depósito regulador para el riego del parque. Se incluye asimismo en esta segunda fase la plantación del nuevo arbolado previsto, con su correspondiente red de riego.
Se incorpora además en el proyecto la definición de unas pistas para su utilización con patines o con bicicletas, la denominada “SkatePark y PumTrack”, cuya construcción se considera una mejora del proyecto general a ofertar por las empresas licitantes.
El presupuesto de licitación de las obras de esta segunda fase es de un millón de euros, financiados a través de subvención de la Diputación de Málaga. El plazo de ejecución de las obras se estima en seis meses.
Asimismo, se prevé una tercera fase del proyecto para la compleción de la red viaria con su pavimentación definitiva, la creación de un conjunto de infraestructuras deportivas en la zona noreste, la dotación de mobiliario urbano y la plantación de arbustos, de praderas de césped, etc., asegurando los servicios imprescindibles para el desarrollo del  parque.

Parque San Rafael

La primera fase del parque urbano situado sobre los terrenos del antiguo cementerio de San Rafael contempló trabajos que han supuesto una inversión aproximada de 630.000 euros. La actuación conllevó demoliciones, movimientos de tierras e infraestructuras para permitir el posterior enriquecimiento del espacio. Se llevó a cabo un nuevo cerramiento de todo el ámbito del futuro parque, con más de 1 kilómetro de perímetro; y se ha mantenido el muro y cancela de entrada atendiendo el Ayuntamiento la petición efectuada por los colectivos de Memoria Histórica.
Además, el parque de San Rafael ya cuenta desde octubre pasado con un espacio infantil con dos zonas de juegos diferenciadas y un área ajardinada, ámbitos en los que se ha invertido más de 500.000 euros. Este parque infantil se encuentra situado al noroeste del recinto de San Rafael que cuenta en total con una superficie de aproximadamente 70.000 metros cuadrados.
El Consistorio llevó a cabo un proceso participativo para el diseño del mismo y  fueron los escolares de los CEIP Simón Bolívar, Camino de San Rafael y Hernández Cánovas los que decidieron por votación el modelo de estas dos zonas: una de carácter forestal y otra con columpios y suelo de césped.
También se abrió al uso el parque canino ejecutado junto al recinto del parque de San Rafael en la zona sureste. Ocupa una extensión acotada, aprovechando un cerramiento ya existente, de 3.000 metros cuadrados. Se estructura en dos áreas, separadas con una malla galvanizada y plastificada: una para perros de pequeño tamaño con una superficie de unos 1.000 metros y otra para perros de gran tamaño con una superficie de 2.000 metros. Ha contado con un presupuesto de más de 63.000 euros.

Panteón de la Memoria Histórica

La creación del parque se enmarca en las actuaciones que se han venido desarrollando en el antiguo Cementerio de San Rafael. De hecho, cabe recordar la construcción del Panteón de la Memoria Histórica de Málaga, que se ha levantado en estos terrenos, dentro del convenio de colaboración firmado con la Asociación contra el Silencio y el Olvido y por la Recuperación de la Memoria Histórica de Málaga, por el que se acordó la construcción de este monumento en recuerdo a las víctimas de la Guerra Civil española y en desarrollo de la Ley 52/07 de Memoria Histórica.
Este proyecto, fue redactado por el departamento de Arquitectura de la Gerencia Municipal de Urbanismo y adjudicado por un importe de 181.500 euros (IVA incluido), cuya financiación se cubrió mediante aportaciones del Ayuntamiento de Málaga y  la Asociación para la Memoria Histórica, esta última con cantidades provenientes del Ministerio de la Presidencia y de la Junta de Andalucía.
Por otro lado, el Consistorio también realizó una obra para dar acceso y poner en valor este Panteón mediante la ejecución de una portada monumental de acceso al futuro parque y un camino pavimentado, con los bordes ajardinados, hasta una plaza circular de 27,5 metros de diámetro, en cuyo centro se ubica la pirámide conmemorativa. A esta actuación se destinó una inversión municipal de 165.000 euros.
En total, desde que comenzaran las primeras actuaciones en el Cementerio de San Rafael, el Ayuntamiento de Málaga ha aportado a través de los distintos convenios y actuaciones en el entorno un total de 525.000 euros, a los que se suman más de 630.000 euros de inversión municipal en la mencionada primera fase del parque y los más de 560.000 en la creación de los parques infantil y canino.
Por tanto, en total, el Consistorio malagueño lleva invertido hasta el momento en este emblemático espacio de la ciudad más 1.700.000 euros, a los que se sumará el millón de euros de la segunda fase con financiación de la Diputación de Málaga.