dijous, 11 de febrer de 2016

Una productora americana rodará el cambio de nombre de las calles franquistas en Cantalejo.



http://www.elnortedecastilla.es/segovia/201602/09/productora-americana-rodara-cambio-20160208214418.html



Una de las placas a sustituir en Cantalejo.




El cambio de la nomenclatura franquista de las calles de Cantalejo es casi un hecho. Una productora norteamericana se ha interesado por recoger el momento en que el Ayuntamiento briquero proceda a sustituir las placas de la antigua denominación de las calles del municipio por las nuevas con los nombres aprobados en el pleno de enero. La delegada en Madrid de la empresa de Estados Unidos contactó hace unos días con el alcalde de Cantalejo, Máximo San Macario, para preguntarle cuándo estaba previsto reemplazar la nomenclatura de las calles porque tenían interés en grabar un reportaje sobre la retirada de los símbolos y nombres de la dictadura de Franco. San Macario le indicó que no hay inconveniente para que graben el momento y que tenía la intención de realizar el cambio en cuanto llegaran al Ayuntamiento las placas de las calles.
Las placas llegaron ayer. San Macario comenta que la idea es «proceder al cambio en unos días, si es posible esta semana», y cuando tenga fijado el momento de colocarlas se lo comunicará a la productora americana y a los medios de comunicación de la provincia, ya que el acontecimiento ha despertado cierta expectación.
Los nombres que cambian son los de una plaza y seis calles de Cantalejo y otra de Aldeonsancho, según fue aprobado en el pleno de diciembre, «con la confrontación dialéctica prevista y el voto en contra del grupo del Partido Popular», señala el alcalde. Aunque en la sesión plenaria de finales de enero el grupo de la oposición trató de argumentar de nuevo su voto negativo, según el alcalde porque cuestionan la aplicación de la Ley de Memoria Histórica y que el cambio puede suponer trastornos para los vecinos, San Macario mantuvo el acuerdo del pleno.
«No quisimos entrar en discusión ni pretendemos ofender la memoria de nadie, y tampoco discutir los fundamentos de la norma, pero está claro que no hay que enaltecer el franquismo, como tampoco la segunda república o el terrorismo», apunta el regidor, quien subraya «los nombres de las calles vienen a significar un reconocimiento positivo de alguien , un acontecimiento histórico o la historia del municipio, y reconoce que «al principio hubo algo de resistencia» en una parte del vecindario, pero «con el tiempo lo han asumido», y una vez decidido el cambio «la gente no quiere esperar más, por lo que vamos a iniciar el procedimiento».
Retiradas
Las placas antiguas ya han sido retiradas. Indica San Macario que «decidimos quitarlas porque se había producido algún acto vandálico en Falange Española y General Franco, y ya las hemos retirado todas». De modo que con las nuevas ya en el Ayuntamiento es cosa de días que se produzca el cambio. La única modificación respecto al acuerdo inicial (ya se acordó en diciembre poner el nombre de calle Siertería en lugar de Sierte a la de 17 de Julio) es la que otorga a la calle General Mola la denominación de calle de Aranda de Duero, en vez de la de Piñotes que se pensó al principio.
En el proceso el Ayuntamiento briquero actúa de oficio para dar traslado de los cambios a la Gerencia Territorial del Catastro, la Delegación de la Agencia Tributaria, el Registro de la Propiedad de Sepúlveda, la Oficina de Correos, la Dirección Provincial y la Tesorería de la Seguridad Social y el servicio de Recaudación de la Diputación.