dimecres, 7 de gener de 2015

Las fosas de la memoria


http://www.noticiasdenavarra.com/2015/01/06/opinion/editorial/las-fosas-de-la-memoria

DITORIAL DE DIARIO DE NOTICIAS
La exhumación de tres víctimas del franquismo el pasado fin de semana recuerda que en Navarra puede haber alrededor de 61 puntos que albergarían restos de unos 230 represaliados que todavía no han sido recuperados
Martes, 6 de Enero de 2015 - Actualizado a las 06:05h
(7 votos)
 | 4 comentarios
  • Mail
  •  
  •  
  •  
Cuentan quienes asistieron este fin de semana en la localidad de Elía (Valle de Egüés) a los trabajos de localización y desentierro de tres víctimas del franquismo la emoción con la que siguieron el proceso de principio a fin. La sociedad Aranzadi, con Francisco Etxeberria al frente, procedió a abrir la fosa y ahora, con los estudios forenses, tratará de poner luz a uno de los numerosos puntos oscuros de la historia de esta tierra a la que los promotores y seguidores del levantamiento militar echaron tierra encima. La parte inmaterial de la memoria histórica, la de los sucesos narrados entre personas, cobró consistencia ante las fosas de los tres fugados del fuerte de Ezkaba. Unos decían que las tres personas bajaron del monte al pueblo a pedir pan y que algún vecino denunció su presencia a la Guardia Civil; o que una víctima era de una localidad cercana, otro asturiano y el tercero de origen desconocido. El boca a boca, la recopilación de testimonios, sigue siendo fundamental a la hora de intentar localizar el paradero de muchas de las víctimas, todavía hoy, 75 años después del final de la Guerra Civil, en paradero desconocido. Esta falta de información da idea del manto de silencio y de miedo extendido tras el final de la contienda bélica, así como la falta de humanidad y ansias de venganza de los vencedores. Porque más que fusilados, las tres víctimas de Elía fueron ejecutados en uno de los múltiples actos registrados en Navarra, donde, como se sabe, no hubo frente de guerra. El hallazgo de Elía parece que puede animar a otros ayuntamientos en la búsqueda de nuevas fosas, que en la Comunidad Foral se cuentan por decenas. Según datos de la asociación de familiares de fusilados de Navarra, en la comunidad puede haber 61 puntos que albergarían restos de víctimas del franquismo en un número próximo a los 230. Para continuar con esta labor resulta fundamental el compromiso del Gobierno foral, que por acuerdo del Parlamento debe asumir la financiación de estas investigaciones. Sin embargo, de las partidas presupuestarias previstas se ha ejecutado solo la mitad en cada ejercicio desde el año 2011, según ha recordado en más de una ocasión la citada asociación. Es la falta de recursos la que impone parones en una investigación que ya se demora demasiado. El drama es que no se sabe con exactitud cuántas son las personas que puede haber sepultadas porque en cada exhumación hay una sorpresa, como ocurrió en la sima del Raso, en Urbasa. Y que 75 años después este capítulo no esté resuelto habla no solo de la férrea dictadura sino también del escaso empeño que los gobiernos de la democracia han puesto en aclarar estos crímenes.